opinión

Sábado picante

Temas:

La Alcaldía de Panamá parece haber firmado un contrato con Santa Claus y con cirujanos plásticos urbanos. No hay alcalde que se resista a un desfile de Navidad, de construir villas navideñas, pesebres, encender luces y poner adornos. No tengo la menor duda de que Santa Claus hace una parada aquí para ver el espectáculo, que este año tendrá excéntricas amenidades: patinaje sobre hielo. Ya lo saben: desempolven sus botas y afilen bien la cuchilla para deslizarse suavemente sobre el hielo. No olviden sus abrigos y guantes, porque lo vamos a pasar de lo lindo este verano.

En un par de años, Santa podrá acompañarnos el 24 de diciembre en horas diurnas. Solo debe estacionar su trineo (esa parte aún no está resuelta) y darse un sabroso chapuzón en la nueva playa de la avenida Balboa. Y si tiene algo de tiempo, podrá sentarse con nosotros, en nuestros barrios para disfrutar de una buena película o de participar en juegos temáticos que harán polvo las actividades del Ministerio de Cultura o las del Canal. La ciudad se verá iluminada: luces de Navidad y luces de carros en desfiles buscando donde estacionar.

Y no hay que preocuparse por el financiamiento de estas bellas actividades. El espectáculo se pagará con las multas –recientemente aumentadas- que generarán los carros mal estacionados, porque no queda donde hacerlo. La autogestión es muy importante.

Hay que felicitar al alcalde por esta extraordinaria visión: además de pensar en las amenidades navideñas, no ha olvidado nuestros ardientes veranos. La playa que ha prometido será para nuestro solaz.

Yo creía que la playa era todo el proyecto, pero estaba muy equivocado. El alcalde informó que habrá restaurantes, bares, kioskos, áreas verdes, canchas deportivas. O sea, una sucursal de Veracruz, solo que la de la avenida Balboa tendrá su propio parque de diversiones, un museo –no se ha dicho de qué– un anfiteatro, un mirador y hasta un teleférico. Un sábado cualquiera, uno se podrá ir a echar una birria en las canchas, comer ceviche y pescado, ir a ver las piezas del museo, disfrutar de un concierto de reguetón en el anfiteatro y darse un paseo en el teleférico.

Los residentes de la avenida Balboa estarán contentos porque la actividad playera revitalizará esa zona. Así que tendremos una playa de 1.5 kilómetro, atestada de gente –no habrá ebrios porque el alcalde cuidará que no sea así– que será escoltada hasta sus autos y buses, ya que la costanera podría ponerse peligrosa para los visitantes de la playa.

No veo cuándo inauguren la playa. ¡Ah!, y sugiero hacer dos navidades al año para ver la ciudad iluminada y patinar sobre hielo. No más Black Friday o Weekend. La Navidad es pura vida. ¿Cómo pudimos vivir sin este alcalde?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código