ESTADOS UNIDOS

Sale Scaramucci tras una semana en el cargo

Scaramucci había sido señalado como responsable por el despido de Reince Priebus, hoy sustituido por John Kelly.

John Kelly se juramenta como nuevo secretario de la presidencia

Temas:

Una llamada telefónica con insultos al jefe de gabinete de Donald Trump le habría costado el puesto al recién nombrado jefe de Comunicaciones. Una llamada telefónica con insultos al jefe de gabinete de Donald Trump le habría costado el puesto al recién nombrado jefe de Comunicaciones.
Una llamada telefónica con insultos al jefe de gabinete de Donald Trump le habría costado el puesto al recién nombrado jefe de Comunicaciones. Archivo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó ayer que haya un ambiente de “caos” en la Casa Blanca. Pero poco después de ese anuncio se conoció la salida de escena del jefe de Comunicaciones del gobierno, Anthony Scaramucci, nombrado hace apenas 11 días en ese cargo.

“¡No hay caos en CB! [Casa Blanca]”, afirmó Trump en Twitter, al inicio de la jornada, para destacar la existencia de “mejores estadísticas económicas”, “desempleo más bajo en 17 años”, “aumento de salarios”, “frontera segura”.

Sin embargo, el mensaje presidencial de optimismo no sobrevivió a la realidad de la Casa Blanca, que había atravesado toda la semana pasada en medio de una espectacular controversia que tenía precisamente a Scaramucci como personaje central.

Scaramucci había sido señalado como responsable por el despido del jefe de gabinete, Reince Priebus, quien fue sustituido por el general John Kelly, secretario de Seguridad Interna.

Kelly prestó juramento este lunes como nuevo jefe de Gabinete y, según fuentes coincidentes, su primera iniciativa fue pedir a Trump el despido inmediato de Scaramucci de la Casa Blanca.

De acuerdo con una escueta nota de la oficina de prensa de la Casa Blanca, Scaramucci “sintió que lo mejor era darle al jefe de Estado John Kelly un nuevo comienzo y la posibilidad de montar su propio equipo. Le deseamos lo mejor”.

Al ser nombrado director de Comunicaciones de la Casa Blanca, Scaramucci aseguró que el presidente Trump lo había llamado para poner fin a las filtraciones a la prensa, pero su llegada a la Casa Blanca desató una feroz lucha intestina.

Su nombramiento provocó la renuncia inmediata del portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, pero Scaramucci puso la mira en Priebus, al que acusaba de haber bloqueado el acceso a Trump y de ser el responsable por las filtraciones a la prensa.

Ya en su primer pronunciamiento público, Scaramucci había dejado claro que se reportaba “directamente al presidente”.

La semana pasada, Scaramucci mostró su musculatura cuando Trump anunció el despido de Priebus.

Sin embargo, la divulgación de una explosiva llamada de Scaramucci a un periodista, repleta de vulgaridades e insultos del más bajo nivel dirigidos a Priebus y a otros funcionarios de la Casa Blanca, pareció sellar su suerte.

En esa llamada, Scaramucci adelantó que pretendía despedir a quien fuera necesario en la Casa Blanca y definió a Priebus como un “maldito esquizofrénico paranoide”.

El gobierno había tenido días de pesadilla la semana pasada, ya que no solo la lucha intestina se tornó pública de una forma brutal, sino que además se registró el hundimiento en el Senado de su controvertido proyecto de reforma del sistema de seguros médicos.

Antes de ser escogido jefe de Gabinete, Priebus se había desempeñado durante varios años como presidente del Comité Nacional del partido Republicano, de forma que su presencia en la Casa Blanca debía asegurar un aceitado canal de comunicación entre el gobierno y ese partido.

John Kelly se juramenta como nuevo secretario de la presidencia

Con la esperanza de dar la vuelta a un tumultuoso capítulo inicial de su administración, el presidente Donald Trump juramentó ayer a John Kelly como secretario de la presidencia. En una ceremonia en la Oficina Oval, Trump declaró que Kelly, quien previamente fue secretario de Seguridad Nacional, “hará un trabajo espectacular”. Trump espera que con Kelly haya disciplina militar en un gobierno con una agenda legislativa estancada, peleas internas y sometido a diversas investigaciones.

El general de marines retirado John Kelly es un comandante templado en la guerra que trae un pasado de disciplina militar y orden. La experiencia de Kelly como secretario de Seguridad Nacional y veterano de Irak –a lo que se suma la pérdida de un hijo, muerto en combate en Afganistán– sugieren que será un administrador leal al servicio del presidente

Donald Trump. “Ha sido un verdadero astro de mi gobierno”, tuiteó el presidente el viernes al anunciar su nombramiento junto con la destitución del secretario general Reince Priebus. Trump dijo que Kelly es un “gran líder” y un “gran estadounidense”. Como secretario de Seguridad Nacional, Kelly tuvo que aplicar algunas de las medidas más polémicas de Trump, tales como los decretos que suspendían el ingreso de refugiados y prohibían las visitas de ciudadanos de varios países musulmanes.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código