San Francisco

Temas:

La avenida Nicanor de Obarrio, mejor conocida como calle 50, tiene cuatro carriles en un solo sentido. Fue uno de los puntos de las marchas de los civilistas en contra de la dictadura militar a finales de la década de 1980. LA PRENSA/Ana Rentería. La avenida Nicanor de Obarrio, mejor conocida como calle 50, tiene cuatro carriles en un solo sentido. Fue uno de los puntos de las marchas de los civilistas en contra de la dictadura militar a finales de la década de 1980. LA PRENSA/Ana Rentería.
La avenida Nicanor de Obarrio, mejor conocida como calle 50, tiene cuatro carriles en un solo sentido. Fue uno de los puntos de las marchas de los civilistas en contra de la dictadura militar a finales de la década de 1980. LA PRENSA/Ana Rentería.

El barrio de San Francisco pertenece al corregimiento del mismo nombre, fundado mediante el acuerdo MunicipalNº 22 del 9 de agosto de 1926, tres años después de que el presidente Belisario Porrasfundara la comunidad de San Francisco de la Caleta.

+ info

El nombre de San Francisco tiene su origen en un santo que encontraron unos pescadores en una playa del lugar conocida como playa Prieta. Ahora, queda poco de San Francisco. Es decir, su nombre prevalece, pero la esencia del barrio se ha perdido, con el significativo incremento de comercios y edificios.

LA ACTUALIDAD

En el sector conocido como San Francisco centro, hay unos 600 comercios, 672 casas, 110 edificios y una población de 10 mil 359 habitantes, según el censo de 2010.

La construcción de la Vía Israel en 1975 produjo cambios significativos en la morfología y tipología edilicia de la ciudad, según explica Samuel A. Gutiérrez en el libro Historia General de Panamá volumen III Tomo II “Historia de la Arquitectura y el Urbanismo en el siglo XX”.

Otro factor que produjo que varios de los primeros residentes se mudaran y se establecieran más comercios fue la venta del aeropuerto Marcos A. Gelabert, tras la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989 y la construcción del centro comercial Multiplaza Pacific.

Quienes no pudieron con el boom inmobiliariovendieron sus casas y se mudaron a los edificios que construyeron en la zona, o en busca de los pocas urbanizaciones residenciales en la ciudad que quedan.

Es común pasar por sus calles y ver con tristeza las casas de la década de 1960 que todavía quedan, en medio de enormes edificios o comercios de toda clase. Sus residentes disfrutan de una zona céntrica, con acceso a Calle 50 y Vía Israel, que lo conecta con la vía Cincuentenario y el corredor Sur.

Ahora se ha convertido en el sitio ideal de reproducción del Aedes Aegypti. Este año se han reportado dos muertes en el sectordebido a la cantidad de lotes abandonados, con piscinas y herbazales, lo que ha sumado una preocupación más a los vecinos de la zona.

José Lasso, supervisor nacional de control de vectores del Ministerio de Salud (LINK), explicó que San Francisco es una zona “en donde hay mucha vegetación, muchas áreas sombradas y las personas mantienen muchas plantas ornamentales con platillos que recogen agua, recipientes desechables”, lo que es el ambiente ideal para los criaderos.

El director de la Región Metropolitana de Salud, Jorge Hassán, informó de que estas estructuras, así como los lotes baldíos y hasta los floreros, colocan a la zona en un índice de infestación de 4.2% del vector que causa el dengue, según La Prensa del 04/02/2014.

RECUERDOS

Nada de Endara vive en San Francisco desde 1966. “Era tranquilo, la gente se conocía y era como estar en las afueras de la ciudad”. “Había buses y chivitas, era un barrio muy atractivo”, recuerda. Recuerda cuando la avenida Nicanor Obarrio -mejor conocida como Calle 50- consistía en una calle para ir y otra volver, y que el edificio Latorraca y el Señorial 50 fueron de los primeros en construirse aproximadamente en 1966 y 1970, respectivamente.

Endara afirma que poco a poco “San Francisco fue envejeciendo”. “Cuando yo llegué (al barrio) habían niños de la misma edad, pero mis hijas se fueron quedando sin amistades, la gente se ha quedado, los jóvenes se han ido hacia otras barriadas más lejanas, al menos los de las casas”.

Su esposo Héctor Endara recuerda cuando podían pasear junto a sus hijas en bicicleta e ir hasta el parque Omar sin peligro alguno y que durante la invasión estadounidense pasaron una semana prácticamente gateando en el piso.

“Desde el patio de la casa se podían ver los helicópteros merodear con los soldados y sus armas”, cuenta Héctor Endara. Los esposos Endara recuerdan los estruendos producidos por las detonaciones y las personas que caminaban alrededor de su casa.

César Santos, residente en la zona desde 1976 también atestigua esos momentos de la invasión estadounidense cuando los vecinos se unieron para cuidarse entre ellos.

EDIFICACIONES

La Guía de arquitectura y paisaje Panamádel arquitecto y profesor Eduardo Davis Tejeira destaca algunas construcciones en el sector, como el Hotel Sheraton Panamá construido entre 1979-1982 por el arquitecto Virgilio Sosa.

De acuerdo con la publicación, este hotel, que originalmente formaba parte de la cadena Marriott, es uno de los hitos de la arquitectura de los años 70 en el país. Su construcción está vinculada con la del Centro de Convenciones Atlapa al otro lado de la calle, que pertenece a San Francisco de la Caleta. “Ambos proyectos estimularon el desarrollo inmobiliario de San Francisco”, apunta el documento.

Otro edificio destacado por el profesor Davis Tejeira, es la sede de la agencia de automóviles Renault en Calle 50, construida entre 2003-2004 por Edward McGrath. Es un edificio de gran transparencia y un área de ingreso en forma de torre. El resultado presenta una sencillez poco usual en la arquitectura contemporánea panameña.

Y el edificio Zetta, construido en 2000-2001 y diseñado por Gustavo Arango, se distingue ya que el arquitecto “supeditó la escueta volumetría a un techo de grandes y aleros con tornapuntas”. De acuerdo con el profesor Davis Tejeira, esta estructura es el referente más obvio de la arquitectura original del barrio: “conjuntos de casas de madera de dos pisos que provenían de la Zona del Canal y se rehicieron allí en los años 20 y 30”.

En este proyecto, los recursos se concentraron en la fachada con una gran superficie de vidrio protegida por quiebrasoles.

SUS RESIDENTES

Michelle de Medina tiene 13 años de vivir en el barrio; le gusta “la versatilidad del área y lo céntrico”. La residente indica que es una zona que aún tiene áreas verdes; “aunque sería ideal que contáramos con más parques debido a la cantidad de niños que viven aquí”, afirma. 

Las áreas verdes también son disfrutadas por César Santos, quien agradece que todavía se puede escuchar el canto de los pájaros por las mañanas.

Otra característica del barrio -a criterio de Santos y Medina- es que es fácil movilizarse dentro y fuera, y que se puede caminar por algunas áreas.

Lorraine Wing vive desde hace dos años en el corazón de San Francisco, y explica que entre las ventajas de la zona está lo céntrico y las vías de acceso a diversas áreas de la ciudad. “Tienes cerca las escuela, súpermercados, salones de belleza, tiendas y restaurantes”, afirma. A Wing le gustaría que culminen las obras de la Vía Brasil y Calle 50 para que mejore el tráfico.

Igual que ella, Héctor Endara y José y Alejandra Quiotettis, que viven hace unos meses allí, concuerdan en que lo céntrico es lo que más les gusta de la zona.

DESVENTAJAS

Los residentes deben convivir con cantidad de construcciones, cambio de zonificación, ruido excesivo, tráfico y bocinas de los autos. Por ejemplo, Lorraine Wing confiesa que ha evaluado varias opciones de mudarse a otros lugares, pero al final decidió quedarse, otra vez porque preferían lo céntrico, a pesar de las desventajas. A Michelle de Medina le preocupa el relleno que pretenden construir en el corredor Sur por Atlapa.

“Cada vez nos alejan más del mar, sus beneficios y atractivos. Si hoy en día la Vía Israel y el corredor Sur son casi imposibles de transitar en horas pico, no quiero imaginar cómo será cuando se agregue todo lo que pretenden poner allí. Creo que las experiencias de inundaciones y embotellamientos de Punta Pacíficadebieran ser buen ejemplo para nuestros gobernantes”.

El director de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional, Carlos Ayuso, explicó que uno de los problemas que se registran en San Francisco y otras áreas de la ciudad es la proliferación de edificios, en lugares donde antes se había destinado el espacio para viviendas.

Para Héctor Endara, la molestia de donde ha vivido por más de 40 años es el incremento de bares que a su criterio están “disfrazados de hostales” y comercios.

Endara mencionó la batalla legal enfrentada con El Llantero construido en 2006, porque le hizo “perder la privacidad” y le molesta el ruido que ocasiona.

“El terreno del lado de Vía Israel sí tenía la zonificación. (El propietario) compró tres lotes (dos residenciales y uno comercial) y los unificó... Entiendo que es una práctica ilegal y no se hizo consulta ciudadana”, manifiesta Endara.

“En un inicio hubo un esfuerzo, se hicieron los trámites pero (el propietario) se salió con la suya”, sentencia .

El residente César Santos, quien también es gerente de la sucursal de El Llantero de San Francisco explica que el negocio opera bajo todas las normas y disposiciones legales y que se han tomado medidas para afectar lo menos posible a los vecinos, que “en su mayoría son clientes del local”, afirma. 

Por su parte, a César Santos, como vecino de la zona, le gustaría que hubiesen aceras más anchas y que las construcciones no se tomaran o deterioraran las pocas aceras que quedan.

Santos aplaude el sistema de recolección de basura en el área, ya que es diaria. Aun así, Santos asegura que no han llegado al nivel de embotellamiento que se vive en otros barrios, como Punta Paitilla.

En cuanto a las construcciones, Medina considera que hay demasiadas. “Se ha perdido la vista al mar, las áreas verdes, y hasta la brisa en verano. Cuando piensas que vas a dormir tranquilo porque acabó la bulla de la construcción de enfrente, comienzan a derrumbar algo al lado. Pareciera que nunca van a acabar”.

La vecina agrega que el barrio ha perdido el sentido de comunidad, ya que sus padres crecieron en San Francisco y recuerdan cuando se podía montar en bicicleta y jugar en la calle.

Alejandra de Quiodettis manifiesta que en su edificio se escuchan motos a toda velocidad en el corredor Sur, “como si fueran carreras”.

Otra situación que la incomoda es que en Vía Israel “hay muchos huecos y se inunda un poco”.

Se le enviaron cuatro correos electrónicos, cinco mensajes de Whatsapp, una llamada telefónica y un mensaje de voz a Carlos Pérez Herrera, representante del corregimiento de San Francisco pero no respondió la solicitud de entrevista de este medio.

FALTA DE UNIDAD

En el año 2013 hubo unas 39 consultas ciudadanasen San Francisco, según refleja el sitio web del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial.

Los residentes se quejan de los constantes cambios de zonificación, cuyo requisito es una consulta ciudadana, un instrumento a través del cual se somete a consideración de los ciudadanos por medio de preguntas directas cualquier tema que tenga un impacto relevante.

Y es que en muchas ocasiones los afectados directos no asisten a las consultas. Este medio estuvo presente el 26 de febrero de 2013 en el salón La Rotonda, en donde se solicitó hacer un cambio de uso de suelo en San Francisco de R3 (residencial de alta densidad) a mixta comercial y solo un vecino de San Francisco asistió. El cambio fue aprobado. Según Héctor Endara hay apatía por parte de los vecinos de la zona. “Igual parece que [las consultas ciudadanas] fueran una burla porque aunque una persona se oponga al cambio igual lo aprueban”, afirma Endara.

Este diario intentó obtener una versión del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y hasta el cierre de la edición no habían contestado.

En el barrio a pesar de contar con una gran cantidad de residentes, no hay una asociación de vecinos, aunque por mucho tiempo permanecieron unidos e intentaron luchas por sus derechos para evitar que se afectara su calidad de vida. Se le enviaron correos a la red de vecinosy fueron pocos los que mostraron interés en exponer sus testimonios.

LA ZONA

Dentro del barrio hay una estafeta de correos y la biblioteca José Ma. Pinilla, la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe y una estación de policía. También están los colegios privados: la Escuela Franco Panameña Louis Pasteur, Colegio Adventista Metropolitano, Instituto Italiano Enrico Fermi y la escuela oficial Dr. Belisario Porras.

Con información de Urania Molina

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código