leyes. prácticas sexistas.

Sanciones por estar solas

Mujeres profesionales aseguran que el decreto alcaldicio viola la autonomía y libertad de las mujeres del distrito de Panamá.
En el distrito de Panamá, el Decreto No. 49 de febrero de 1972 sugiere que toda mujer que está sola en una cantina, pensión, hotel, burdel, u otros centros de diversión, es prostituta o desea serlo. Fotolia. En el distrito de Panamá, el Decreto No. 49 de febrero de 1972 sugiere que toda mujer que está sola en una cantina, pensión, hotel, burdel, u otros centros de diversión, es prostituta o desea serlo. Fotolia.
En el distrito de Panamá, el Decreto No. 49 de febrero de 1972 sugiere que toda mujer que está sola en una cantina, pensión, hotel, burdel, u otros centros de diversión, es prostituta o desea serlo. Fotolia.

Virginia, una joven de 27 años, casada y profesional, encontró una forma, poco común, para deshacerse del estrés que su trabajo le provoca.

Dos veces a la semana, por lo menos, con compañía o sola, acude a un jorón a beber cerveza.

Como en todos estos lugares los clientes son en su mayoría varones de diversas edades que miran con extrañeza a la muchacha que, en compañía de una amiga, se ríe, mientras cuenta algo divertido que pasó en su trabajo.

Virginia dice que nunca le ha pasado por la mente que algún varón se acerque a irrespetarla, porque está en ese lugar. Menos que su presencia, sin un acompañante masculino, dé pie a pensamientos equivocados.

Por suerte para Virginia, el jorón al que acude está en el distrito de La Chorrera, donde no hay normas contra las mujeres que permanecen solas en centros nocturnos, como pasa en la ciudad de Panamá.

En el distrito capital rige el Decreto No. 49 de febrero de 1972, promulgado para conservar la decencia pública.

La norma que está vigente, aunque no se aplica con frecuencia, sugiere que toda mujer que se halle sola en una cantina, pensión, hotel, burdel, u otros centros de diversión análogos es prostituta o desea serlo.

Las dos formas de librarse de este estigma son: que la mujer esté acompañada de un hombre que se haga responsable de ella, o tenga un carné que la identifique como trabajadora del lugar.

A Virgina, con siete años de matrimonio, le parece imposible que todavía haya pautas que atentan contra los derechos de las mujeres.

Otra dama que opina que el decreto va en contra de las féminas es Idalia Martínez, abogada de profesión.

Para Martínez, la norma viola tanto la dignidad como la libertad de la mujer de poder desplazarse a donde ella quiera.

La abogada califica la ley como restrictiva porque las mujeres no necesitan de ningún representante, menos que les ordene a donde pueden o no pueden ir.

Además, la fémina goza de completa libertad para decidir la actividad a la que se desea dedicar.

Por ello, abogó por la derogación de los artículos que violan la dignidad de la mujer, y por la revisión total de la norma.

Mientras, Rossina Pérez, abogada feminista, dice que el decreto hay que mirarlo cuidadosamente, pues por el hecho de que no se aplique, no significa que no esté vigente.

El problema que observa Pérez es que mientras no se derogue la norma, cualquier funcionario podría aplicarla a su criterio, simplemente porque existe.

Martínez coincide con esta apreciación cuando señala que cualquier “loco” puede echar mano de esta norma, y comenzar a aplicarla.

Es que mientras el decreto sigue vigente es igual a tener una espada de Damocles sobre la cabeza de las mujeres del distrito de Panamá que, como Virginia, salen solas a centros nocturnos.

*(Virginia, nombre ficticio).

Artículos controvertidos

El Decreto No. 49 del 4 de febrero de 1972 tiene dos artículos polémicos.

El primero y el sexto regulan el comportamiento de la mujer, y además lo sujetan al mandato del sexo masculino. Ambos artículos son sexistas, y vulneran y discriminan a la mujer, por ser mujer, indicaron abogadas consultadas.

El artículo No. 1 dicta medidas relacionadas con la decencia pública y la presencia de mujeres en cantinas, pensiones, hoteles, burdeles y otros centros similares de diversión.

Mientras, el artículo sexto prohíbe la entrada o la presencia de cualquier mujer en estos centros nocturnos, siempre que no se encuentre acompañada de un varón que la represente o posea un carné que la identifique como trabajadora del lugar.

El decreto fue modificado en 1987, pero siguieron vigentes las sanciones contra las damas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código