Operativo del retorno del ex hombre fuerte

Señuelo genera confusión y desconcierto

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203EmHWtq.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203EmHWtq.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203EmHWtq.jpg

Malestar y duras críticas causó en diversos sectores –nacionales e internacionales– el manejo dado por las autoridades al operativo de seguridad del ingreso del exdictador Manuel Antonio Noriega al centro penitenciario de mínima seguridad El Renacer.

Noriega llegó a Panamá a las 6:06 p.m., luego de una travesía de aproximadamente 17 horas con 40 minutos, que comenzó a la 1:27 a.m. (hora de París) de ayer, en la capital francesa, donde el militar cumplió un año y ocho meses de prisión por lavado de dinero del narcotráfico.

Tras una escala en Madrid, abordó el vuelo 6345 de Iberia, que despegó del aeropuerto de Barajas a la 1:57 a.m. (hora de Madrid) y aterrizó en el aeropuerto de Tocumen a las 6:07 p.m.

Una hora y 24 minutos después, a las 7:32 p.m., llegó a El Renacer una caravana escoltada por funcionarios motorizados del grupo Lince y de la Unidad de Operaciones Especiales de la Policía Nacional. Noriega iba en un automóvil policial con matrícula 727384.

Minutos antes, a las 7:02 p.m., las autoridades simularon la llegada del reo con un señuelo encapuchado. Este personaje había aterrizado poco antes en la Academia de la Policía Nacional (Acapol), en Gamboa, en un helicóptero del Servicio Nacional Aeronaval que despegó de Tocumen a las 6:38 p.m.

Siete minutos después de que el helicóptero despegara con destino a Acapol, Noriega salió del aeropuerto en un vehículo que lo transportó a la cárcel.

Al llegar a El Renacer fue conducido hasta la sala de guardia del centro, donde, según se informó, fue sometido a una revisión médica, se le tomaron fotografías e impresiones de sus huellas dactilares, y se le dio ingreso.

El procurador de la Nación, José Ayú Prado, que integró la comitiva que lo fue a buscar a Francia, lo entregó a la ministra de Gobierno, Roxana Méndez.

Debido a las insistentes protestas y después de que el presidente, Ricardo Martinelli, dijese en Twitter que había dado instrucciones para que mostrasen a Noriega, las autoridades del penal sacaron brevemente y a larga distancia al exdictador ante los medios.

Noriega apareció en la zona de recepción del penal, sentado en una silla de ruedas, vestido de rojo y, tras hablar con el director del Sistema Penitenciario, Ángel Calderón, y otras personas, fue reintroducido al recinto.

Calderón justificó la breve presencia y la larga distancia desde la que se vio a Noriega a las recomendaciones del médico por la lluvia que había caído poco antes.

Sin dar la cara

Aurelio Barría, miembro de la Cruzada Civilista, dijo sentirse “decepcionado e indignado por la seguridad excesiva que se le brindó a Noriega” y demandó que el Gobierno presente al pueblo panameño al exdictador esposado y arrestado.

“Exigimos ver a Noriega con esposas y un cartel en la cárcel El Renacer”, advirtió Barría.

La vicepresidenta del Partido Popular (PP), Teresita de Arias, señaló que todo fue un “show” poco serio. “Ha habido un pésimo manejo de las autoridades por tratar de ocultar la realidad y no ser transparentes en la información”, agregó.

De Arias indicó que el uso de un “señuelo” por parte de las autoridades se convirtió en un espectáculo mediático que deja “un mal sabor” en las personas que sufrieron los rigores de la dictadura.

Ramón Fonseca Mora, segundo vicepresidente del Partido Panameñista, opinó que al exgeneral se le trató como “estrella de rock” y no como a un reo común.

Fonseca Mora observó que aunque la ministra Méndez presentó fotografías tomadas por personal de la Policía, nadie le creyó.

“Todo genera suspicacia y dudas y eso es grave cuando un gobierno deja de ser creíble para un país”, afirmó Fonseca Mora.

El analista político Edwin Cabrera no cuestionó el uso de un señuelo, pero sí criticó que se ocultara a Noriega de los medios de comunicación cuando este finalmente llegó a El Renacer.

“Él [Noriega] tiene que salir esposado y entrando a la cárcel que es lo que la sociedad necesitaba para darle tranquilidad a este tema. Eso no ocurrió y es responsabilidad de quienes estuvieron a cargo de la seguridad de Noriega”, remarcó.

“¿Por qué lo ocultaron?, no se sabe. Esto ha sido una falta de respeto a la sociedad en general y a los medios de comunicación”, agregó.

Ante las críticas, el ministro de Seguridad, Jose Raúl Mulino, defendió el operativo indicando que su objetivo era garantizar la seguridad de Noriega. “Solo dos personas conocían la ruta. Yo solo la conocí minutos antes”, dijo al referirse al plan, que calificó como exitoso. “Si el señuelo gustó o no gustó, era una estrategia para transportarlo con seguridad. No sabíamos si había amenazas contra él o si él representaba una amenaza”.

Pasajeros hablan

Algunos pasajeros que llegaron a Panamá en el vuelo 6345 de Iberia contaron cómo fue viajar con Noriega.

“Vi a una persona con los ojos muy vivos, muy alegres, pero estaba como asustao, lo bajaron en silla de ruedas y sí estábamos un poco preocupados por su presencia en el vuelo”, relató el español Miguel Ángel Gastón.

Mientras que otro dijo: “lo vi sentado, pero nada, no lo vi muy bien, está muy mayor, lo sacaron en silla de ruedas”.

Un italiano narró que les avisaron que viajarían con Noriega poco antes de que el avión despegara del madrileño aeropuerto de Barajas.

En el mismo avión también viajó el exprocurador Gissuepe Bonissi. Aunque, se informó que nunca cruzó palabra con Noriega ni con el procurador Ayú Prado.

Poco antes de que el avión de Iberia aterrizara, al aeropuerto de Tocumen llegó el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino. Para esquivar a los medios, se rodeó de personal del aeropuerto. Usó una gorra con el logotipo de esa terminal aérea y un jacket negro. Llegó a la zona de embarque en un vehículo azul, del aeropuerto.

Pocos simpatizantes de Noriega acudieron a darle la bienvenida. Entre ellos, Marta Castillo, acompañada de un pequeño grupo de mujeres. “Conocí la parte buena de Noriega”, contó.

Castillo mencionó que por 15 años laboró en el G-5 de las Fuerzas de Defensa. “Yo estuve en lugares recónditos con el comandante. Y lo vi haciendo muchas obras sociales”, recordó. La mujer llevaba un suéter blanco con el logotipo del “frente femenino” del PRD, otrora brazo político de los cuarteles.

DECLARACIONES

La ministra Méndez informó que Noriega no recibiría visitas inmediatas, pues debía acogerse al reglamento interno del penal como cualquier otro reo. Este establece que las visitas son en horarios, los sábados y domingos.

Según Méndez, Noriega recibirá el mismo trato que los otros internos. “[Él] debe atenerse a las reglas”, dijo.

“El Gobierno le está dando la oportunidad al sistema de justicia para que se esclarezcan algunos de estos casos y efectivamente se cumpla la sentencia de delitos graves de los cuales se ha procesado al señor Noriega”, destacó.

Posteriormente confirmó el cambio de celda a una más grande, con baño, sala y mobiliario.

El secretario general del Ministerio de Gobierno, Abel Almengor, precisó que será a partir de hoy lunes cuando Noriega podrá entrevistarse con sus abogados.

Detalló que tras su llegada a El Renacer fue “filiado” y sometido a una revisión con escáneres, “como cualquier detenido”, aunque aclaró que no tendrá un número de preso ni de celda.

El director de la oficina de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, Eduardo López, dijo que revisó la celda donde estará Noriega –que tiene una silla y una cama– y esta cumple con las normas básicas para la estancia de un interno de su edad y condición médica. López aseguró que al militar se le respetan sus derechos humanos.

Un abogado de Noriega, Julio Berríos, contó que no ha podido ver a su cliente. Pidió permiso al director de seguridad del aeropuerto, Rogelio Lombardo, pero le fue negado sin explicación alguna. Se quejó porque no se le ha tomado en cuenta. Su intención, detalló, era verificar el estado de salud de su cliente y trazar, desde ayer mismo, la estrategia para su defensa. El procurador Ayú Prado, sin embargo, indicó que la defensa la ejerce “una abogada”.

Berríos insiste que la última vez que habló telefónicamente con el militar fue hace una semana. Explicó, además, que Noriega renunció al principio “de especialidad”, lo que permitiría que sea juzgado o procesado por un delito distinto por el cual se le extraditó. Francia autorizó entregar a Noriega para que cumpla una condena de 20 años de cárcel por el homicidio de Hugo Spadafora.

La viuda del teniente Jorge Bonilla, una de las víctimas de la masacre de Albrook (por el que Noriega fue condenado a 15 años de cárcel), dijo ayer en un mensaje que la reconciliación con los victimarios de ese y otros crímenes de la dictadura es incierta, porque nadie ha pedido perdón por ellos.

“Hasta este momento, ninguno de los asesinos ha mostrado señal de arrepentimiento. De esa masacre quedaron más de 32 huérfanos. No solo los torturaron y mataron, sino que con sevicia y saña arremetieron contra nuestras familias”, indicó.

(Con información de Isidro Rodríguez, Irene Hernádez, Gustavo Aparicio, José A. González, Eliana Morales, José Otero, Juan Manuel Díaz C., Elio Núñez y Rubén Polanco).

HORAS CLAVE DE LA LLEGADA

1:27 a.m.

La comitiva parte desde París, Francia.

7:30 a.m.

Noriega y sus custodios salen del aeropuerto de Barajas, en Madrid.

6:07 p.m.

El avión de Iberia 6345 aterriza en el aeropuerto internacional de Tocumen, en Panamá.

6:45 p.m.

Parte la caravana desde el aeropuerto de Tocumen hacia El Renacer.

7:32 p.m.

La caravana llega al Centro de Rehabilitación El Renacer.

9:30 p.m.

Roxana Méndez admite que hubo un señuelo del que fue responsable el Ministerio de Seguridad.

9:55 p.m.

Por la presión de los medios muestran a Noriega.

Noriega cae en el penal donde mandó a los conjurados

El Centro de Rehabilitación El Renacer, de mediana seguridad, está en Gamboa, en un terreno de 16 hectáreas.

Es la misma cárcel en las orillas del Canal en la que Noriega ordenó encarcelar a los oficiales que intentaron derrocarlo el 16 de marzo de 1988, en lo que se conoció como el “golpe de los compadres”, liderado por los coroneles Leonidas Macías, Aristides Valdonedo, Fernando Quesada, Luis Samudio, Jaime Benítez, Humberto Macea y Cristóbal Fundora.

El entonces capitán de las Fuerzas de Defensa, Milton Castillo, uno de los conjurados, contó ayer que una vez que Noriega retomó el poder, ordenó que la mayoría de los golpistas fueran llevados a El Renacer, donde estuvieron prisioneros hasta la invasión del 20 de diciembre de 1989.

Agregó que además de él, también fueron a esa prisión Samudio, Valdonedo, Quezada, Benítez, Fundora y Macea; el mayor José María Serrano, el capitán Edgardo Falcón, y el civil Eduardo Sánchez Peña. Macías fue enviado al cuartel de Santiago, en Veraguas, y el capitán Jerónimo Guerra, a la isla penal de Coiba.

Los golpistas del 16 de marzo, narró Castillo, fueron recluidos en el sitio conocido como el anexo, un área de total aislamiento donde estaban las celdas bautizadas por los propios reos como “la refrigeradora”, porque era fría y oscura, y “el mosquitero”, debido a la gran cantidad de insectos que había en su interior.

Según Castillo, el grupo tenía que dormir sobre un latón de aluminio, que se convertía en un horno durante el día y en frigorífico en las noches.

Recibían alimentos básicos, atención médica esporádica y visitas de familiares una vez al mes. No tenían derecho a llamadas telefónicas ni a ver televisión o escuchar radio; tampoco iban al patio a tomar sol.

Noriega nunca fue al penal mientras sus “compadres” estuvieron presos, recordó Castillo. Solo en septiembre de 1988 fue a Coiba.

De acuerdo con Castillo, pocos días después de frustrado el golpe de Estado, se les aplicó la Ley 20 de 1983 que regía las Fuerzas de Defensa y, según la cual, Noriega, como su comandante en jefe, podía ordenar el arresto hasta por un año por sublevación.

Después, el grupo fue puesto a órdenes de la Procuraduría de la Nación, que les abrió un expediente, pero antes de que el caso pasara al Órgano Judicial ocurrió la invasión y todos obtuvieron la libertad.

Castillo reconoció que tuvieron suerte de no ser ejecutados e incluso recordó que Valdonedo tuvo que tragarse el papel donde estaba escrita la proclama, porque “si se la descubrían, lo ejecutaban”.

Después del “golpe de los compadres”, Noriega dictó una orden no escrita a sus lugartenientes: “si se repite otro 16 de marzo, los familiares de los golpistas no tendrán que visitarlos en la cárcel, sino llevarles flores al cementerio”.

Y eso, precisamente, fue lo que ocurrió con los golpistas del 3 de octubre de 1989, liderados por Moisés Giroldi.

José Otero/Rafael Luna N.

Logística y operativos por la llegada del exdictador

Desde primera hora de la tarde, la seguridad en El Renacer fue reforzada con por lo menos 60 funcionarios del Grupo de Apoyo al Servicio (GAS) y de la Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional. Al mismo tiempo, más de 100 periodistas nacionales y extranjeros se concentraron bajo una carpa instalada dentro del penal, con miras a reseñar la llegada del militar.

En tanto, para registrar el paso de Noriega por las instalaciones de la terminal de carga del aeropuerto de Tocumen, los periodistas de los canales de televisión se treparon en grúas tipo canasta similares a las utilizadas por los bomberos. A su paso por ese lugar, personas no identificadas, a pie y en carro, gritaban “viva Noriega”, “viene mi general”... “abajo Martinelli”.

Poco antes de las 6:00 p.m. llegaron al hangar de la empresa DHL cinco buses que llevarían hasta la terminal comercial a los pasajeros del vuelo de Iberia en el que instantes después arribó el exdictador al país. Previamente, cuatro helicópteros del Senan aterrizaron en esa misma zona del aeropuerto.

Uno de los miembros de la comitiva que lo fue a buscar a Francia, que pidió la reserva de su nombre, reveló que durante toda la travesía atlántica Noriega estuvo en perfectas condiciones de salud y que al aterrizar tampoco se descompensó. Incluso, cuando el avión sobrevolaba el espacio aéreo de la ciudad capital, el médico que integró la comitiva se paró de su asiento en el avión y le hizo una revisión de rutina. Mientras, en los alrededores de El Renacer se inició un operativo para despejar las calles y dar acceso a la caravana que llevaba a Noriega.

Juan M. Díaz/Rubén Polanco

VOCES CALIFICADAS

La actuación de las autoridades de justicia es un mal augurio, burla y falta de transparencia. No entiendo cómo Noriega salió de Francia caminando y esposado, y aquí no”.

Carlos Abadía / Cruzada Civilista

Con este tipo de acciones se ha perdido toda la credibilidad y especialmente en la justicia. Se demuestra que no le tienen respeto a la población”.

Tomás Herrera / Cruzada Civilista

Esto es una burla. Es otra mentira más que al final va a quedar en suspicacia. Pero aparte se deja en evidencia la falta de coordinación entre los estamentos de seguridad”.

Balbina Herrera / Dirigente del PRD

Las medidas que el Gobierno tomó son razonables, aunque haya gente que se sintió burlada. Lo que sí se quería es tener la certeza de que Noriega está preso en la cárcel”.

Milton Henríquez / Presidente del PP

Es lamentable que un proceso de extradición que se manejó de una forma técnica y profesional, haya terminado en un espectáculo innecesario”.

Juan Carlos Varela / Presidente del Partido Panameñista

Todo esto es parte de un ´show´ mediático montado por el presidente Martinelli. Todo se debió manejar de una manera distinta, y no reviviendo las heridas del pasado”.

Francisco Sánchez C. / Presidente del PRD

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código