salud pública

Sexo: en Panamá persisten las prácticas riesgosas

Temas:

Las relaciones sexuales de riesgo, que entre otros aspectos implican tener varias parejas y no usar el condón, son uno de los problemas que dejó en evidencia la II Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva.

Los resultados del estudio, divulgados ayer por el instituto Gorgas, indican que el riesgo es más alto entre las mujeres: 60.3% respondió haber tenido varias parejas sexuales en los 12 meses anteriores a la encuesta. De los hombres, lo hizo el 52.4%.

La situación se agrava si se toma en cuenta que solo el 14.1% de las mujeres y el 13.3% de los hombres dijo haber usado condón en la última relación de alto riesgo.

Informe revela deficiencias en educación sexual

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) presentó ayer los resultados de la segunda Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (Enasser), que entre sus principales conclusiones apunta a que el país requiere con urgencia mayor educación sexual y promover buenos patrones culturales de convivencia y comportamiento.

Lo anterior, en vista de que los indicadores relativos a salud sexual muestran un comportamiento negativo, en relación con la primera Enasser.

La encuesta fue aplicada entre 2014 y 2015, a 11 mil 116 personas de entre 15 y 59 años de edad, de las cuales 5 mil 616 son mujeres y 5 mil 500 son hombres, de diferentes puntos del país.

La primera versión de la Enasser tuvo lugar en 2009, con una muestra de 8 mil 644 personas.

Los resultados divulgados -que fueron presentados dos años después de lo previsto debido a demoras en el procesamiento de los datos- incluyen características de los hogares, fecundidad, salud reproductiva, violencia contra la mujer, anticoncepción y conocimiento del VIH/sida.

Los datos arrojados por esta encuesta son extrapolados a la totalidad de la población, toda vez que los parámetros para desarrollar la medición fueron elaborados por el Instituto de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República.

Los hallazgos

Uno de los indicadores que muestra un comportamiento negativo es el de embarazo. El documento revela que el 20.4% de las jóvenes (de entre 15 a 19 años) son madres y que el 6.4% esperaba su primer hijo al momento de la encuesta.

En 2009, esta misma pregunta arrojó un resultado menor: 15.6% y 3.9%, respectivamente.

En cuanto al uso de anticonceptivos, la encuesta refleja que el 49.2% de la población no usa ningún método anticonceptivo, un alza de 11.7 puntos porcentuales con respecto a 2009, cuando la cifra fue de 37.5%.

Para Rossana Uribe, presidenta de la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa), estas cifras no son una sorpresa. Aseguró que las estadísticas no son más que el reflejo de una “nula política en educación sexual y salud reproductiva”.

Uribe planteó que durante los últimos 10 años las autoridades no han tenido interés ni voluntad para ofrecer a la población información que le permita tomar decisiones acertadas respecto a su cuerpo y su futuro.

Sexo: en Panamá persisten las prácticas riesgosas Expandir Imagen
Sexo: en Panamá persisten las prácticas riesgosas Infografía LP

Otra alarma

El indicador sobre el VIH/sida también evidencia un problema. Si bien la población maneja información respecto a las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y salud reproductiva, el comportamiento de hombres y mujeres dista de ser adecuado.

En números, el 95% de la población ha escuchado sobre el VIH/sida, pero solo el 64.5% de la mujeres y el 52.6% de los hombres se ha hecho la prueba. De ese total, solo el 15.9% de la mujeres y el 32% de los hombres lo hace de forma voluntaria.

Además, la información respecto al VIH y a otras ETS que conoce la población no es 100% veraz. El informe refleja que, en promedio, solo el 35% de hombres y mujeres tiene conocimiento comprensivo del VIH.

La situación se agrava al analizar que, según el reporte, en los 12 meses previos a la encuesta, el 60.3% de las mujeres y el 52.4% de los hombres sostuvieron relaciones sexuales de alto riesgo, es decir tuvieron más de una pareja sexual.

Al comparar este dato con las cifras de la encuesta de 2009 es evidente el aumento, principalmente entre las mujeres, que marcaron 39.7%. En los hombres, el alza fue menor: 50.4% en la encuesta previa.

En promedio, solo 13.6% de hombres y mujeres utilizó un condón en su última relación de alto riesgo, de acuerdo con los resultados presentados ayer.

Las recomendaciones

Ruth de León, jefa del Centro de Investigación de Reproducción Humana del Icges, expresó que este documento debe ser visto como una herramienta que le permitirá a los tomadores de decisiones evaluar cómo ha cambiado la situación de la salud sexual y reproductiva en los últimos cinco años.

Agregó que los datos generados también deben servir para orientar estrategias educativas que promuevan la prevención de embarazos precoces y la transmisión de información pertinente sobre el VIH y otras ETS.

De hecho, durante los último 18 años en el país se viene debatiendo sobre la necesidad de tener alguna herramienta que permita orientar a la población en este tema de forma uniforme y directa.

El proyecto de ley 61 sobre educación sexual y reproductiva, y las guías de sexualidad que elabora el Ministerio de Educación (Meduca) son una propuesta para atender esta necesidad. Sin embargo, la falta de consenso ha impedido que se termine de definir su adopción.

Néstor Sosa, director del Icges, insistió en que para cerrar las brechas que se reflejan en esta encuesta es necesario una educación integral en salud sexual, reforzar las actividades de promoción y hacer énfasis en los métodos de prevención de las ETS.

“Invertir en salud preventiva representará grandes ahorros para el país a corto, mediano y largo plazo”, dijo.

José Manuel Pérez, representante auxiliar del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés), señaló que es vital que seguir trabajando en ampliar la cobertura de los servicios de salud para adolescentes y en implementar los estándares de calidad y “amigabilidad” en la atención, con el fin de garantizar el derecho de acceso a la salud y a tener información provista por personal idóneo y calificado.

Sosa recordó que atender la salud sexual de la población es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con miras a 2030 y es indispensable que se trabaje rápido y de forma conjunta para reducir la transmisión de las ETS, disminuir la cantidad de adolescentes embarazadas e impulsar el desarrollo del país.

Un dato positivo que arroja el estudio es que el 77.1% de las mujeres asistió a control prenatal en los primeros tres meses de gestación, y en promedio, el 99% asiste a más de cuatro citas de control durante el embarazo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 May 2018

Primer premio

7 9 0 7

BAAB

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

4789

3er premio

0163

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código