proceso seguido a Garuz y Pérez

Testigo se retracta en audiencia por pinchazos; juez pedirá investigación

Temas:

El exagente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) Jaime Agrazal se retractó en la audiencia de ayer de su testimonio inicial en el caso de los pinchazos seguido a sus antiguos jefes en el CSN, Gustavo Pérez Alejandro Garuz.

Agrazal, quien en su testimonio inicial había declarado que conocía que en el CSN se hacía espionaje, señaló en la audiencia de ayer que fue presionado por el actual jefe del CSN Rolando López.

El juez decimosexto penal, Enrique Pérez, quien dirige la audiencia, anunció que pondrá en conocimiento del Ministerio Público lo declarado por Agrazal, que fue condenado a 64 meses de prisión por un delito relacionado con drogas.

El fiscal contra la Delincuencia Organizada, Ricaurte González, dijo que “el primer testimonio es el válido” al referirse a la versión de Agrazal.

Balbina Herrera, víctima de los pinchazos, dijo que lo importante es que el resto de los funcionarios del CSN ha confirmado que se hacía espionaje a través de esa entidad.

Fiscal: retractación no afecta proceso de los pinchazos

Jaime Agrazal, exagente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), quien en su testimonio inicial en 2015 declaró que en esa entidad se “hacía espionaje telefónico”, ayer se retractó de lo dicho y señaló que fue víctima de presiones por parte del actual jefe del CSN, Rolando López.

Agrazal compareció como testigo en la audiencia que se celebra en el Juzgado Decimosexto Penal a los exjefes del CSN Gustavo Pérez y Alejandro Garuz, por la supuesta comisión de los delitos de inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad.

El exfuncionario, quien laboró en el CSN desde 2010 bajo el seudónimo de Jorge, mantiene una condena de 64 meses de prisión por delitos relacionados con drogas. Actualmente debe notificarse mensualmente ante un tribunal.

Contó en la audiencia que cuando se encontraba detenido en la cárcel pública de David, Chiriquí, recibió la visita del jefe del CSN, de funcionarios de esa entidad y del entonces fiscal auxiliar Marcelino Rodríguez, quienes lo entrevistaron y lo trasladaron en un avión del Servicio Nacional Aeronaval hasta la ciudad de Panamá, para que rindiera una declaración en el caso de los pinchazos.

Manifestó que estando en la capital, un funcionario escribía todo lo que él declaraba, pero que al final le pusieron lo mismo que había declarado el exagente del CSN Ismael Pittí, que también confirmó que se usaba la entidad de seguridad para el espionaje. Pittí está de paradero desconocido y no ha comparecido al proceso.

Titubeante

Luego de su desdicho, Agrazal fue sometido a un interrogatorio por la fiscalía, querellantes y abogado de los acusados.

Ante las interrogantes para que diera mayores detalles de las supuestas presiones que recibió, Agrazal repetía la misma versión de que fue visitado en la cárcel por el jefe del CSN y el entonces fiscal Aguilar.

En el interrogatorio también intervino el juez decimosexto penal, Enrique Pérez, quien le preguntó si sabía el paradero de la máquina pinchadora, a lo que Agrazal respondió, cabizbajo, que no, con un movimiento de la cabeza.

El juez le indicó a Agrazal que le hacía la pregunta sobre el paradero de la máquina pinchadora con base en informes policiales de la cárcel pública de David, donde él vociferaba que conocía dónde estaba la pinchadora y sobre las escuchas que se ordenaron desde el CSN.

Ante lo declarado por Agrazal, el juez anunció que remitirá copias de su declaración al Ministerio Público para que abra una investigación.

Lo que había dicho

Agrazal declaró en 2015 a la Fiscalía Auxiliar que “yo tenía conocimiento de que se hacía espionaje telefónico de personas metidas en la política, incluso empresarios, periodistas y otras personalidades opositores del gobierno de Cambio Democrático... Lo digo porque Ronny Rodríguez le daba órdenes a Parker, no sé su nombre, quien era jefe de grupo, y luego a Carmen alias La Profe, quien era la jefa de Inteligencia, para monitorear los movimientos de los objetivos, ya que decían: ‘quiero que me sigas a fulano de tal’, ya que ellos mantenían y sabían de todos los movimientos del objetivo y nosotros íbamos y cumplíamos las órdenes. Quiero dejar claro que yo no sabía que eran legales o ilegales esos seguimientos, yo solo cumplía órdenes”.

Sobre los equipos que se usaban para el espionaje, Agrazal declaró que solo vio computadoras, laptops, servidores y rack.

Declaró que Ronny Rodríguez era el único que se reunía con el expresidente Ricardo Martinelli, “todas las mañanas en la Presidencia...”.

Reacciones

El fiscal contra la Delincuencia Organizada, Ricaurte González, aseguró que la retractación de Agrazal no afecta el proceso, ya que “el primer testimonio es el que tiene validez”, y que ahora él debe probar que recibió presiones para la declaración que hizo en 2015.

Por su parte, Balbina Herrera, víctima de las escuchas , dijo que lo concluyente de la audiencia es el hecho de que funcionarios del CSN han ratificado que sí se daba seguimiento a personalidades. Todo esto ha quedado claro, dijo Herrera, a pesar de las contradicciones de un testigo que tiene una condena relacionada con el decomiso de 114 kilos de droga.

“Quedó demostrado que los espionajes no solo alcanzaron a políticos y dirigentes gremiales, sino que a los propios magistrados de la Corte”, señaló la perredista.

Magistrados espiados

En la audiencia también compareció Julio Palacios, exfuncionario del CSN, en calidad de de testigo. Durante la intervención de este testigo, el juez Pérez hizo alusión a un correo que se ubicó en la cuenta brad.pty507@gmail.com que detalla una carta interna de un magistrado de la Corte que solicita una reunión al magistrado presidente de esa corporación de justicia. El juez no reveló nombres ni fecha de la carta.

El juez Pérez alegó que en el escaneo de la nota se demuestra que se espió a los magistrados de la Corte. “Ya yo no necesito ver más películas de James Bond, ya lo he visto todo”, declaró el juez en referencia al correo interceptado a los magistrados.

En tanto, Palacios relató que Ronny Rodríguez le entregó un disco compacto para realizar una transcripción y que este contenía “una conversación entre Mitchell Doens [entonces secretario general del PRD] y un señor de apellido Bas”, relacionado con los incidentes registrados en 2010 en Bocas del Toro, en los que se produjeron una serie de enfrentamientos.

Ayer también compareció a la audiencia Carmen Salinas, exfuncionaria del CSN, quien confirmó que la entidad hacía la verificación de los grupos que cerraban calles, pero que desconocía si se realizaba espionaje.

Salinas reconoció que recibía órdenes de Ronny Rodríguez, a quien entregaba los informes.

Durante la audiencia el juez Pérez dijo que reiterará la orden d e detención contra Ronny Rodríguez, ya que a todas luces tiene muchas explicaciones que dar en este proceso, debido a que la mayor parte de los testigos le ha señalado un alto grado de participación en muchos eventos relacionados con este caso.

La audiencia continuará hoy con el desfile de más testigos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código