JUICIO A MARTINELLI

Testigo en caso pinchazos teme por su seguridad

Mientras rendía testimonio en el juicio al expresidente Martinelli por las escuchas, Júbilo Graell recibió chats y audios presuntamente de Jaime Agrazal y Ronny Rodríguez.

Temas:

Nuevo testigo comparece en caso Pinchazos

El expresidente Ricardo Martinelli es llevado a El Renacer luego del juicio. Elysée Fernández El expresidente Ricardo Martinelli es llevado a El Renacer luego del juicio. Elysée Fernández

El expresidente Ricardo Martinelli es llevado a El Renacer luego del juicio. Elysée Fernández

El agente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) Júbilo Graell interpuso anoche una denuncia ante el Ministerio Público (MP) por “temor” a su “seguridad” física, luego de recibir chats y audios, presuntamente de excompañeros de trabajo, mientras rendía testimonio en el juicio al expresidente Ricardo Martinelli por supuesto espionaje.

Graell narró ante la Sección de Atención Primaria del MP, a cargo del fiscal Azael Samaniego, que al mediodía de ayer recibió dos audios del celular de Jaime Agrazal, exagente del CSN, quien le recriminó por su testimonio de ese día.

Además, contó que recibió un chat que cree “fue escrito por Ronny Rodríguez”, exsubdirector del CSN, en el que lo llamó mentiroso y le hizo advertencias por su testimonio. Rodríguez está prófugo, requerido en el proceso que siguió el Juzgado Decimosexto Penal a los exjefes del CSN Gustavo Pérez y Alejandro Garuz por las escuchas, y en el que fueron sentenciados a 50 meses de prisión cada uno.

“Siendo testigo por parte de la fiscalía en el caso del expresidente Martinelli, al recibir estos mensajes y audios en el día de hoy [ayer], temo por mi seguridad”, dijo Graell en la denuncia.

Precisamente, en el juicio a Garuz y Pérez, Agrazal se retractó de su testimonio inicial de 2015, en el que confirmó que en el CSN se hacía espionaje, y dijo que fue presionado por el actual jefe del CSN, Rolando López, para que dijera eso.

Agrazal está entre los testigos que llevará la defensa en el juicio a Martinelli.

Además, el Juzgado Decimosexto Penal, que -como se dijo- condenó en enero pasado a Pérez y Garuz, dispuso entonces que se abriera una investigación a Agrazal por la supuesta comisión de los delitos de simulación de hecho punible y falso testimonio.

Testigo: espionajes eran entregados al ‘número 1 del CSN’

Júbilo Graell, quien labora desde 2009 como agente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), aseguró ayer que el subdirector de ese aparato de seguridad, Ronny Rodríguez, llevaba un informe diario de las labores de espionaje, que era entregado en la Presidencia de la República.

Graell, convocado como testigo por la fiscalía en el juicio que se le sigue al expresidente Ricardo Martinelli por los pinchazos, explicó que Rodríguez le asignaba a él la tarea de seguir blancos específicos, introducirse en sus vidas y conocer en detalle sus actividades, verificar sus propiedades e incluso informar si tenían amantes.

Detalló que le suministraba esa información a Rodríguez y este se la hacía llegar después al “número 1”, apodo con el que se conocía a Martinelli en el CSN.

Contó que ingresó al CSN en 2009 en el Departamento de Orden Público, en el que se le asignó como tarea introducirse en protestas y manifestaciones para reportar la participación de activistas políticos y si se pagaba dinero a los participantes o si se les entregaba alcohol.

Dijo que luego pasó a la División de Inteligencia, en la que Rodríguez le asignó junto a su “pana” (compañero) Jaime Agrazal la vigilancia de blancos específicos, entre ellos, el ahora presidente Juan Carlos Varela –en aquel entonces vicepresidente–, la periodista Castalia Pascual, los entonces dirigentes del Partido Revolucionario Democrático Balbina Herrera y Mitchell Doens, el médico Mauro Zúñiga, la ambientalista Raisa Banfield y el diputado perredista Leandro Ávila.

Detalló que en el caso de Zúñiga se le encomendó la tarea de dejarle saber al médico que era seguido, como forma de amedrentarlo.

“El seguimiento se le hacía en su casa, el supermercado o en reuniones políticas en las que participaba, pero con el encargo de que supiera de la vigilancia”, dijo.

En el caso de Varela –añadió–, se vigilaban sus reuniones políticas, los lugares donde almorzaba y sus oficinas en Marbella.

Recalcó que a estos blanco se les tomaba fotos y se le enviaba un informe en “caliente” a Rodríguez por vía WhatsApp, y que todos los equipos usados para estas tareas eran del CSN.

Transportó pinchadora

Graell relató que poco antes del cambio de gobierno, en el año 2014, Ronny Rodríguez le ordenó llevar un anaquel de metal del edificio 150, donde opera el CSN en Quarry Heights, a la Presidencia de la República.

Detalló que cubría una protesta en el parque Porras cuando recibió la llamada de Rodríguez, quien le dijo que iban a devolver un “equipo que le habían prestado al consejo.”

Recordó que junto a Rodríguez y Javier Quirós abordó un pick up, fueron a la Presidencia, de donde sacaron un anaquel metálico, y luego se dirigieron a las oficinas centrales del Súper 99 en Monte Oscuro. Allí, cuatro guardias de seguridad bajaron el equipo y, según Graell, nunca supo nada más de ese equipo.

Recordó que Rodríguez no tenía buena relación con el entonces secretario del CSN, Gustavo Pérez, y que incluso parecía actuar de manera independiente.

De Alejandro Garuz, quien sucedió a Pérez como secretario del CSN, dijo que era un hombre tranquilo, que tenía un chivo en las instalaciones de la entidad al que llamaban Capitán, que incluso tenía carné.

Fiscalía: ‘hubo dolo’

El fiscal Aurelio Vásquez –miembro del equipo del Ministerio Público en el juicio– afirmó que la declaración de Graell confirma que hubo dolo por parte de los responsables del CSN para la grabación, vigilancia y seguimiento de personas con recursos del Estado.

Vásquez recordó que, de acuerdo con el Decreto Ejecutivo 263 del 19 de marzo de 2010, que creó el CSN, el responsable de la entidad es el Presidente de la República, que en esa época era Ricardo Martinelli.

Alfredo Vallarino, abogado de Martinelli, dijo que el testigo no pudo señalar que su cliente ordenó las escuchas ni que fue quien le impartió las órdenes para los espionajes.

Según él, durante el juicio la fiscalía ha presentado testigos que no han aportado una sola prueba que vincule a Martinelli con la supuesta comisión de los delitos que se le acusan: contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, y peculado.

La audiencia se reanudará el próximo lunes 27 de mayo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código