tercer juego de esclusas

Trabajadores y empresas, víctimas de crisis de GUPC

Los sindicatos aseguran que hay 3 mil empleados pendientes de su futuro laboral y 300 subcontratistas afectados por el consorcio.

La crisis en el proyecto del tercer juego de esclusas deja, en los trabajadores y los subcontratistas de Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio encargado de la obra, a sus primeros y más directos damnificados.

Mientras las obras llevan dos días prácticamente detenidas, obreros y subcontratistas siguen con incertidumbre las informaciones sobre la negociación.

La Prensa conoció que GUPC, integrado por la empresa española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña Cusa, trabajaba con alrededor de 300 subcontratistas, con algunos de los cuales mantiene deudas considerables.

En su pronunciamiento del pasado miércoles, el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dijo haber recibido cartas de subcontratistas a los que GUPC adeudaba millones.

A mediados de diciembre de 2013, cuando todavía el consorcio no había amenazado abiertamente con paralizar las obras ni había reducido el ritmo de construcción, se calculaba que su deuda con subcontratistas era de $150 millones, cifra que habría aumentado en el último mes y medio.

Uno de los empresarios que alquilaba vehículos para la obra a GUPC dijo que el consorcio mantiene con ellos una deuda de unos $200 mil, correspondientes a algo más de dos meses de servicio. “Le tuvimos que retirar los vehículos”, indicó después de explicar que trabajaban con pagos a 60 días, pero que cuando se hicieron públicos los problemas de insolvencia del consorcio, la arrendadora exigió desembolsos adelantados para prestar los vehículos, algo que no pudo cumplir el principal contratista de la ACP. “Nos han dicho que mientras la situación esté así no podían pagar”, afirmó el empresario, que baraja distintas alternativas para conseguir el dinero que se le debe.

En una situación similar podrían estar otras arrendadoras de autos, porque, según explicó, “ninguna arrendadora sola le podía suministrar todos los carros que alquilaban”.

Las arrendadoras de autos son solo unos de los proveedores de GUPC. Trabajaban además con otras constructoras, con empresas de maquinaria y equipos de construcción, cementeras, compañías de servicios, de materiales, de contratación de personal, de comunicación y suplidores de combustible.

Trabajadores

La que en su momento fue la obra estrella del programa de ampliación del Canal de Panamá llegó a tener picos de personal contratado de 13 mil trabajadores.

Desde noviembre, no obstante, fue decayendo el ritmo de obra y, por tanto, el número de trabajadores. Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, indicó que “una de las actividades, en concreto, la construcción de tres represas pequeñas, está parada desde noviembre”.

El 30 de diciembre, el consorcio envió el preaviso de paralización de las obras si la ACP no accedía a sus reclamos millonarios. Entonces comenzó un proceso de negociación en los despachos, que se reflejó en una caída paulatina en la producción del proyecto, hasta el 25% de actividad de la última semana. En ese momento, GUPC tenía alrededor de mil trabajadores en el Atlántico y otros tantos en el Pacífico.

El miércoles, cuando se agotó el plazo de negociación sin haberse alcanzado un acuerdo, “la empresa decidió mandar a los trabajadores a casa”, confirmó Héctor Hurtado, secretario de organización del Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs).

Hurtado aclaró que el compromiso de la empresa era pagar todos estos días a los trabajadores, a razón de ocho horas diarias. “El sindicato le va a exigir a la empresa que se paguen todos los días”, recalcó.

Los sindicatos calculan que actualmente hay 3 mil trabajadores, tanto del consorcio como de los subcontratistas, que enfrentan con incertidumbre su futuro laboral.

El consorcio exigió a la ACP el pago de una factura de 50 millones de dólares, “para permitir los pagos a los subcontratistas y a los trabajadores y cubrir así las nóminas de esta semana”, pero la ACP supeditó el desembolso al comprobante de pago de GUPC ante la Caja de Seguro Social, el paz y salvo, que falta desde el mes pasado.

Aunque la relación laboral de los trabajadores es con el consorcio, estos apuntan a una responsabilidad solidaria de la ACP.

Rafael Chavarría, dirigente del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), señaló que es obligación de la empresa pagar los salarios caídos, y si no lo hace la empresa “lo tiene que pagar el propio Canal. El Canal de Panamá tiene que ser solidario con las prestaciones de los trabajadores”.

Al respecto, Quijano mantiene que la obra todavía está liderada por GUPC y que “ellos son responsables ante sus empleados y sus subcontratistas”.

Las fianzas

Desde que estalló la crisis hace más de un mes, la ACP ha manifestado que está en condiciones de asumir la obra. En caso de hacerlo, Quijano dijo que se contaría “con la misma fuerza laboral” y que también incluiría a los subcontratistas.

El contrato está respaldado por una serie de fianzas, que sumarían $600 millones –de los que $50 millones serían para el pago a trabajadores y subcontratistas–.

Las garantías podrían ser utilizadas por la ACP para completar los trabajos. No obstante, la decisión sobre cómo proceder quedaría del lado de la afianzadora.

Zurich American puede pagar la suma de la fianza a la ACP para que la entidad culmine la obra o asumir directamente el control del proyecto.

En ese caso, la afianzadora también decidiría quién se encarga de los trabajos, escenario en el que no se descartaría la contratación del consorcio GUPC o alguna de sus empresas para terminar la obra.

Gálvez pide sanciones para GUPC

El presidente de la Asamblea Nacional, Sergio Gálvez, pidió “patear” la mesa de negociaciones entre la ACP y GUPC, contra el que pidió sanciones por tratar a los panameños como “juguete”. Dijo que el consorcio le hace perder el tiempo a Panamá. “Los señores españoles e italianos de Grupo Unidos por el Canal nos han tomado a nosotros como juguete y chiquillos, llevándonos a una mesa de negociaciones para distraernos y dilatar el asunto y crear un cansancio y una fatiga sicológica para ver si Panamá cede”, afirmó.

Por esta situación, el administrador del Canal, Jorge Quijano, fue citado a la Asamblea el próximo 12 de febrero, cuando esperan que conteste un cuestionario de ocho preguntas que ya le ha sido entregado, según confirmó Gálvez.

LOS NÚMEROS DE LA AMPLIACIÓN

33,000

Trabajadores han laborado hasta la fecha en el programa de ampliación.

72.3%

Avance del programa de ampliación del Canal.

66%

Adelanto del proyecto de diseño y construcción del tercer juego de esclusas hasta el 31 de diciembre pasado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código