debate

Donald Trump insiste en el muro, pero, ¿sirve realmente?

Estados Unidos ha gastado $2 mil 300 millones de 2007 a 2015 para construir muros o cercas a lo largo de mil 52 kilómetros y más para repararlos.

Temas:

Migrantes hondureños se preparan para cruzar la valla fronteriza entre Estados Unidos y México. Migrantes hondureños se preparan para cruzar la valla fronteriza entre Estados Unidos y México.
Migrantes hondureños se preparan para cruzar la valla fronteriza entre Estados Unidos y México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el martes al Congreso a otorgarle $5 mil 700 millones para ayudar a construir un muro en la frontera con México, pero no declaró una emergencia nacional que podría haberle permitido financiar unilateralmente el proyecto.

De cara a la oposición de los demócratas en el Congreso al muro, Trump dijo en un discurso televisado anoche, en horario estelar, que hay una crisis de seguridad en aumento en la frontera entre Estados Unidos y México.

Después de días de insinuar que podría usar sus poderes presidenciales para declarar una emergencia como un primer paso para obtener el dinero para el muro sin la aprobación del Congreso, Trump pareció estar dispuesto a buscar una solución al enfrentamiento con los legisladores.

Trump visitará la frontera suroeste mañana jueves y aún no está claro si decidirá declarar una emergencia nacional.

Poco después de su discurso televisado, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó a Trump de tomar a los estadounidenses como “rehenes” al perpetuar el shutdown que paraliza una parte de las administraciones federales hasta que obtenga fondos para construir un muro en la frontera con México.

“He aquí los hechos: el presidente Trump debe dejar de tomar a los estadounidenses como rehenes, debe dejar de inventar una crisis” migratoria y humanitaria en la frontera y “debe reabrir el Gobierno”, dijo Pelosi, en una declaración transmitida en directo tras la intervención de Trump desde la Casa Blanca.

Los demócratas se niegan tajantemente a asignar los $5 mil 700 millones que exige Trump para el muro, al que Pelosi se refiere como una “inmoralidad”.

Trump trata de justificar su postura sobre el muro, que dice resolverá muchos de los problemas en la frontera, porque desalentará el ingreso ilegal de personas.

Pero el debate en Washington ignora las realidades de la frontera, donde los problemas no se pueden resolver tan solo con una barrera.

Vistazo a algunos de esos asuntos.

Cambiante demografía

Impedir que la gente cruce la frontera ilegalmente es tan solo uno de los desafíos. Otro igualmente importante es qué hacer con los que ya lo hicieron.

Los agentes de la Patrulla de Fronteras están deteniendo menos gente que antes, un indicio de que la cantidad de personas que cruzan ilegalmente ha estado bajando desde 2000. Pero mientras que la mayoría de los que ingresaban eran mexicanos que buscaban trabajo, ahora casi la mitad son familias y menores no acompañados que vienen de América Central.

Esta gente no puede ser enviada de vuelta a sus países de inmediato. El Gobierno debe coordinar vuelos a sus países de origen y conseguir documentos de viaje, lo que toma tiempo, ya que muchos solicitan asilo en Estados Unidos.

Funcionarios del Servicio de Protección de Aduanas y Fronteras dicen desde hace tiempo que sus puestos no están en condiciones de procesar la creciente cantidad de menores y de familias. Como consecuencia de ello, los inmigrantes pasan días en celdas pensadas para estadías cortas y se ha registrado un incremento en las enfermedades de los migrantes menores de edad, dos de los cuales fallecieron bajo custodia.

Las autoridades buscaron atención médica para 451 personas, más de la mitad de ellas menores, entre el 22 y el 30 de diciembre.

El Gobierno solicitó el domingo 800 millones de dólares adicionales para gastos médicos, de transporte, suministros e instalaciones temporales para procesar “esta población vulnerable”.

Pedidos de asilo

Cada vez más familias y menores no acompañados se entregan a las autoridades y piden asilo en lugar de tratar de evitar ser capturados, como hacían antes.

La cantidad de personas que piden asilo subió casi un 70% del año fiscal de 2017 al de 2018. Casi 93 mil personas adujeron razones para sentirse perseguidas por su raza, su religión, su nacionalidad, sus opiniones políticas o su grupo social, lo que constituye el primer paso en el proceso de asilo. El año previo habían pedido asilo 56 mil personas.

En general, solo se aprueba el asilo en el 10% de los casos. Pero hay mucha gente esperando que se ventilen sus casos. Las autoridades de la frontera adoptaron la política de aceptar solo una cierta cantidad de solicitudes por día. En el sur de California, por ejemplo, en San Ysidro, el cruce fronterizo más activo del país, se procesan un máximo de 100 solicitudes diarias. Los integrantes de una caravana de migrantes de más de 5 mil personas están varados en Tijuana, del otro lado de la frontera, esperando ser escuchados.

Los casos pendientes en los tribunales de inmigración se más que duplicaron, para llegar a 1.1 millones desde que Trump asumió la Presidencia, de acuerdo con la Universidad de Syracuse.

Además, no hay suficiente espacio en los centros de detención. Hay solo 3 mil 300 camas para familias.

Visa vencida

El muro no hará nada por resolver el tema de la gente que se queda en el país una vez vencida su visa. Se calcula que el 40% de los extranjeros que están en el país sin permiso se quedaron después de que expiraron sus visas. Las autoridades dijeron que casi 740 mil personas lo hicieron en un reciente lapso de 12 meses.

El muro

Los jefes de la Patrulla de Fronteras tienen problemas para decir con precisión hasta qué punto funcionan los cercos, en parte porque no se sabe cuánta gente logra burlarlos.

Muros y cercos cubren actualmente un tercio de los 3 mil 144 kilómetros de la frontera. La mayoría fueron construidos bajo la presidencia de George W. Bush hijo. Trump quiere extenderlos y fortificarlos. Pero la contratación de firmas, el diseño y la construcción de muros nuevos con tecnología moderna puede tomar años. Y los $5 mil 700 millones pedidos por ahora alcanzan para 376 kilómetros.

En 2017, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno dijo que no había forma de medir qué tan bien funcionan los muros. El informe indicó que el Gobierno había gastado 2 mil 300 millones de dólares de 2007 a 2015 para construir muros o cercos a lo largo de mil 52 kilómetros (654 millas) y más para repararlos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 Oct 2019

Primer premio

0 4 4 8

ACCA

Serie: 14 Folio: 10

2o premio

2619

3er premio

8838

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código