INVESTIGACIÓN. MODELO DE TURISMO NO MASIVO Y COMUNITARIO.

Turismo a la manera del pueblo guna

La forma en que los gunas desarrollan el turismo está siendo objeto de estudio y de interés internacional.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203IGrcxz.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203IGrcxz.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203IGrcxz.jpg

En 2003 los antropólogos Xerardo Pereiro, gallego, y Cebaldo de León, guna radicado en Portugal, empezaron una propuesta de estudios partiendo de la pregunta: ¿Cuáles son los efectos del turismo en el pueblo guna? (entonces llamado kuna). En el camino obtuvieron el espaldarazo financiero de organismos como Senacyt y el reconocimiento de mejor investigación turística Fitur 2007.

Con tales antecedentes empezaron en 2008 una continuación de ese trabajo que concluyeron en mayo de este año titulado “Los turistores kunas”, obteniendo este mes el Premio Internacional de Estudios Turísticos Gabriel Escarre, con una dotación de 10 mil euros (13 mil 235 dólares) que otorga la Universitat de les Illes Balears, de Barcelona.

En esta investigación también participaron el biólogo panameño Jorge Ventocilla; la licenciada en turismo, guna, Yadixa Del Valle, y la investigadora española Mónica Martínez Mauri.

Los primeros barcos con turistas llegaron a las islas hace más de 80 años, encontrándose con un pueblo que vivía de la pesca, la agricultura, y la comercialización del coco y de artesanías.

El encanto de las islas, que en fotos parecen postales de un paraíso escondido, y el atractivo de las molas contribuyeron a aumentar su fama entre los aventureros extranjeros. Una vez que llegaron los primeros visitantes, les siguieron otros.

La pregunta clave era: qué modelo de desarrollo turístico usar. El turismo ha sido señalado como una intervención negativa, sobre todo en comunidades indígenas.

No faltó quienes visualizaran en las islas un Cancún en potencia. Pero los gunas, valiéndose de la autonomía que tienen por ley, han insistido en hacerlo a su manera, manteniendo su identidad y tomando ellos las riendas.

Esa es la razón del estudio: el turismo guna es un caso singular, un modelo alternativo de desarrollo turístico, controlado políticamente por el propio pueblo guna que resiste imposiciones foráneas, algo no muy corriente en el campo del turismo étnico, lo cual lo convierte en un modelo interesante para ser observado por la antropología y las ciencias sociales.

Agrega la investigación que mientras en Panamá hay quienes señalan que el turismo allí son “cuatro hotelitos mal puestos”, la percepción de los extranjeros visitantes es positiva.

La marca guna

Según los cientos de agentes turísticos gunas con los que trabajó el estudio, su aspiración es tener pequeños hoteles con un modelo recreativo en las islas y un modelo etno-eco-turístico en las comunidades y costas, pero bien articulados.

También aspiran a que su cultura sea la base del desa-rrollo, lo que ellos llaman etnodesarrollo, así como potenciar la economía local: agricultura, pesca y transporte. Los investigadores ha-llaron que los gunas sentían que no se respetaba su identidad, y que las autoridades wagas (no gunas) la veían más como un obstáculo que como una ventaja.

Tampoco están interesados en inversiones extranjeras, y les preocupa la falta de controles en el acceso por la carretera Llano de Gardi, por la que entran cada vez más visitantes.

El estudio propone elaborar una guía de buenas prácticas turísticas. Crear una marca y una agencia guna de promoción turística, capacitar a los guías y trabajadores de los hoteles; así como un acercamiento a las asociaciones de hoteles de Panamá.

El estudio no deja por fuera otros problemas que la comunidad necesita atender y que están ligados con la actividad turística, como son: la basura que se genera en las islas y la que se trae de afuera, y el abandono de otras actividades económicas que también tienen relación con la migración de los gunas a la ciudad; los altos precios de los boletos de avión y de los porte.

Según de León y Pereiro, esta investigación prueba que otro turismo es posible, uno controlado por la comunidad, con poco impacto en los ecosistemas. Ven en este premio un reconocimiento al pueblo guna, que apoyó el estudio con el interés de mejorar la actividad turística.

15 o 150 turistas sobre una isla

Es posible colocar 15 o 150 personas en un islote coralino, eso es lo que permiten en su mayoría las islas de Guna Yala. Pero 150 van a machacar la ecología y la experiencia turística, por eso se necesitan límites, comenta Jorge Ventocilla, biólogo panameño que participó en el estudio “Los turistores kunas”.

Agrega que: “Ya se saben los límites que reconoce el mercado y lo que pasa cuando la única guía es la entrada económica. El biólogo se pregunta: ¿Se han respetado los límites del sentido común y del urbanismo en el auge de la construcción en la capital?

En su opinión, son cantidades controladas las que sanamente pueden tolerar el ambiente social y ecológico; y los gunas pueden ofrecer calidad para propios y visitantes.

“Creo que la actividad turística no tiene que darse porque ha llegado. Una comunidad debería tener el derecho a decir: ´no gracias, paso´; sea al turismo o a la minería”, concluye.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código