DECISIÓN

Unesco evalúa la inscripción de la Ruta Colonial Transístmica

El organismo revisará este fin de semana, en Azerbaiyán, la posible incorporación de una propuesta panameña en la lista de patrimonio mundial. Ya una vez fue rechazada, en el año 2015.

Temas:

Panamá Viejo. Panamá Viejo.
Panamá Viejo. Archivo

El Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) decidirá este fin de semana si inscribirá la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en la reconocida lista del patrimonio mundial.

La propuesta de Panamá pretende extender el territorio ya enmarcado en el Patrimonio Mundial de la Humanidad –que actualmente abarca Panamá Viejo, Casco Antiguo y las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo–, agregando la ruta del Camino de Cruces y la del Camino Real. Un tránsito que permitió a Panamá el intercambio entre el mar Caribe y el océano Pacífico.

Su valor histórico radica en que fue usado por los españoles desde la época colonial hasta mediados del siglo XVIII y constituyó el antecedente directo del ferrocarril panameño y el Canal de Panamá, inaugurado en 1914.

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) visitó Panamá del 9 al 12 de octubre de 2018 y elaboró un informe –presentado el pasado 13 de marzo de 2019– que determinará la resolución final sobre la ruta transatlántica, durante la 43º sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Humanidad, celebrada en Baku (Azerbaiyán) del 30 de junio al 10 de julio.

Unesco evalúa la inscripción de la Ruta Colonial Transístmica Expandir Imagen
Unesco evalúa la inscripción de la Ruta Colonial Transístmica

El extenso documento, al que tuvo acceso este diario, concluye que si bien la propuesta es “prometedora” y tiene “potencial para contribuir a la representación del Patrimonio Mundial de la Humanidad”, se deben hacer correcciones.

El órgano consultor de la Unesco advierte de que su coherencia depende en gran medida de la implementación de un “plan de conservación”, que deberá ser acreditado en febrero de 2020, de dos sitios ya reconocidos por la organización por su valor patrimonial: el conjunto monumental Panamá Viejo-Casco Antiguo y las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo.

El primero está amenazado, según Icomos, por un “desarrollo urbanístico descontrolado y disruptivo” que ha provocado un “severo deterioro” y la “demolición” de edificios históricos”.

En tanto, Portobelo y San Lorenzo están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro, y precisan urgentemente de “medidas correctivas” que protejan su integridad, autenticidad y singularidad. “Se sugiere que el Estado saque tiempo adicional para completar investigaciones fundamentales para implementar medidas correctivas en las fortificaciones de Portobelo-San Lorenzo que deberán ser aprobadas por el Comité del Patrimonio Mundial”, dice el informe.

Cinta costera 3

El documento también dedica parte del análisis al impacto negativo en zonas protegidas del viaducto marino de la cinta costera 3, que “ha dañado de forma irreversible y negativa” la relación entre el barrio histórico y el mar. Pero también valora que se han dado pasos para mejorar las condiciones de Panamá la Vieja, como la reubicación de la vía Cincuentenario, que está reduciendo “el impacto de la contaminación del tráfico, el ruido y las vibraciones sobre las ruinas”.

Por ello, insta a Panamá a poner en pie más iniciativas de rehabilitación de edificios históricos, que ya “han comenzado a demostrar mejoras en el estado de conservación”.

Para Icomos, con sede en París y sucursales en Panamá y 105 países, es primordial que el país germine un único “plan de gestión global patrimonial” que integre todos los proyectos de esta índole y que asegure la “priorización” de la Ruta Colonial Transístmica de Panamá.

También pide al istmo que se dote de una robusta “estructura legal”, que impida la especulación inmobiliaria o que ponga freno a proyectos de desarrollo agresivos que podrían dañar o impactar visualmente en el valor cultural excepcional de la ruta.

Otro aspecto relevante es la garantía estatal de una “fuente financiera a largo plazo” para la conservación y gestión del patrimonio que no sea vulnerable a los cambios de color político.

En concreto, Icomos reclama una “investigación histórica, arqueológica y topográfica” del sitio Nombre de Dios, que se adentre en la interpretación de este corregimiento del distrito de Santa Isabel, en la provincia de Colón, como nexo de la ruta del patrimonio.

De otro lado, invita al país a “documentar” las secciones de la ruta terrestre del Camino de Cruces y Camino Real, para “determinar la presencia y condición de senderos alternativos dentro de la ruta general”.

Asimismo, pide que se “complete la documentación del sitio arqueológico de La Venta [Venta de Cruces]” y que prepare un “plan de manejo arqueológico para este y otros 388 sitios arqueológicos importantes en las secciones del Camino de Cruces”.

Otro de los problemas cuestionados por Icomos es la “conexión” entre el Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y el Camino de Cruces, ya que, a su juicio, “el mapa no las vincula claramente”.

Con todo, Icomos considera que si bien “el patrimonio” de la ruta “se ha roto en algunos lugares a lo largo de los siglos”, la propuesta del Camino de Cruces cumple con los requisitos de autenticidad.

Por último, alude a los desafíos turísticos del Camino de Cruces y pide una estrategia completa para afrontarlos.

Según el informe, estas recomendaciones deben incluirse en una nueva propuesta, que deberá ser presentada para su evaluación por parte de la Unesco antes del 1 de febrero de 2022.

A pesar de todas las reclamaciones –según Icomos–, la ruta transatlántica posee un valor universal excepcional que “atestigua un intercambio de valores humanos considerable” y es “un ejemplo eminentemente representativo de un tipo de construcción que ilustra uno o varios periodos significativos de la historia humana”.

En el Comité del Patrimonio Mundial de la Humanidad aseguraron a este diario que la decisión final de si incluir o no la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en la Lista del Patrimonio Mundial “no está tomada”, pues el comité “puede cambiar la recomendación” en cualquier momento.

No obstante, el propio Instituto Nacional de Cultura hace unas semanas confirmó que recibió el informe de evaluación de esta ruta histórica, preparado por Icomos, y en el documento se le solicita a las autoridades panameñas ajustes profundos a la propuesta. Por lo que hay duda de que el sitio sea inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

MEDIDA Salud cierra farmacia en Chitré tras encontrar irregularidades

Cierre de la la farmacia.
Especial para La Prensa/Vielka Corro

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jul 2019

Primer premio

2 1 4 9

CADA

Serie: 12 Folio: 9

2o premio

6279

3er premio

6451

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código