PATRIMONIO HISTÓRICO

Unesco verifica impacto de viaducto en el Casco

Expertos del Comité Patrimonio Mundial de la Unesco estarán por cuatro días en Panamá, como parte de un monitoreo de los sitios históricos.

Temas:

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412039KSBHz.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412039KSBHz.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412039KSBHz.jpg

La Cancillería panameña confirmó anoche que la delegación del Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) vino a interesarse por los trabajos de la tercera fase de la cinta costera.

Desde el año 2011 se acordó la visita de los técnicos de la Unesco, ante las advertencias del organismo de que el Casco Antiguo podría ser incluido en la lista de patrimonio en peligro, por el impacto que la cinta costera y el viaducto marino que conectará las avenidas Balboa y de Los Poetas tendría sobre el valor universal del sitio (ver mapa).

Al menos en dos oportunidades, el Gobierno panameño ofreció excusas para posponer la visita. Ahora esta se concreta cuando el viaducto marino está casi terminado y se esfuma la posibilidad de desarrollar otras opciones, como el túnel, que fue la alternativa originalmente licitada y adjudicada.

Anoche, la Cancillería informó que la delegación –que aterrizó el lunes– visitará no solo los trabajos de la cinta costera y el Casco Antiguo, sino también Panamá Viejo y el sitio Portobelo-San Lorenzo, que desde el año pasado está en lista de peligro.

A través de una nota, la Cancillería informó que la delegación la integra Mechtild Rossler, a quien equivocadamente cita como directora general de Unesco. Rossler es la jefa de programas del Comité de Patrimonio Mundial. La directora general de Unesco es Irina Bokova.

El mismo boletín informa que Rossler y el resto del equipo permanecerán cuatro días en el país, “como parte de un monitoreo reactivo para supervisar el estado de los diferentes sitios que forman parte del patrimonio mundial de la humanidad”.

No se pudo conocer la agenda o el resultado de las reuniones celebradas ayer, ya que no se permitió la cobertura de los medios de comunicación. Tampoco se permitió la participación de organizaciones de la sociedad civil y residentes de San Felipe.

Almuerzo y recorrido

Del único encuentro que trascendió algún detalle fue del almuerzo ofrecido en Cancillería a la delegación.

Además de Rossler, participaron Alfredo Conti, vicepresidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios para América (Icomos, por sus siglas en inglés); María Eugenia Herrera, directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac); Sandra Cerrud, directora de Patrimonio Histórico; Tomás Guardia, director general de Conferencia y Organismos Internacionales de la Cancillería; Flavio Méndez, embajador de Panamá ante Unesco, y los arquitectos José María Ezquiaga, Juan Herreros, Carlos Fitgerald y Eduardo Tejeira Davis. Todos fueron atendidos por el canciller, Fernando Núñez Fábrega.

Mientras el grupo almorzaba dentro, en las inmediaciones se encontraban dirigentes de la Asociación de Moradores de San Felipe, que solicitaban una oportunidad de conversar con los miembros de Unesco e Icomos. Nadie del Gobierno les atendió.

Posteriormente, la directora del Inac acompañó a los delegados por un recorrido a pie por la plaza de la Independencia, el Arco Chato y la plaza de Francia. En todo momento la seguridad veló para que los residentes no se acercaran a exponer sus quejas y puntos de vista a los visitantes.

“Nos sentimos ignorados por la Unesco y el Inac, ya que no quieren escuchar nuestro clamor. Este gobierno ha violado todo lo concerniente con el desarrollo dentro del Casco Antiguo y principalmente lo hizo con la construcción de la cinta costera tres”, exclamó Gilberto Gutiérrez, presidente de la Asociación de Moradores de San Felipe.

Gutiérrez lamentó el hermetismo con que se maneja el tema y la nula participación de las organizaciones interesadas.

Recordó que en 2010 también llegó una misión de técnicos de Unesco a Panamá, y en aquella ocasión, la Oficina del Casco Antiguo (OCA) sí les invitó a una reunión en el Ministerio de Gobierno y Justicia en la que pudieron exponer sus inquietudes.

Entonces el principal malestar era el poco apoyo en viviendas de interés social en la zona, con más de 300 inmuebles en mal estado. Supuestamente, en aquella época había un préstamo por $2.5 millones del Banco Interamericano de Desarrollo, para soluciones habitacionales. Gutiérrez sostiene que esa ayuda nunca llegó.

Ahora lo que más preocupa a los residentes son los desalojos y expropiaciones. El Ejecutivo ya anunció que en el próximo llamado a la Asamblea a sesiones extraordinarias, se discutirá un proyecto de ley que permite la expropiación como sanción administrativa para los propietarios de inmuebles abandonados.

“En el Casco Antiguo hay unos 3 mil residentes, pero con estas nuevas leyes y la construcción de la cinta costera tres lo que buscan es sacarnos a todos”, acotó el dirigente comunitario.

Opinó que este gobierno se contradice, pues devolvió al empresario Rodney Zelenka una propiedad que le había sido expropiada por la pasada administración dado su evidente abandono. “Para unas cosas sí expropian o desalojan, y para otras no”, remató.

Adán Cerrud, otro dirigente comunitario de San Felipe, lamentó que la visita de Unesco no sea aprovechada “al máximo”.

“Pensamos que por los daños que ocasionó la cinta costera tres al valor universal del Casco Antiguo, el gobierno no está permitiendo la participación de moradores y sociedad civil en este evento”, subrayó.

No hay consulta

Quien también fue excluido de los encuentros con la delegación es Sebastián Paniza, de Icomos Panamá, organismo asesor de Unesco en temas patrimoniales.

Paniza, quien también fue director de Patrimonio Histórico, explicó que en la pasada visita él fue invitado a los encuentros donde se trató la construcción de proyectos relacionados con la cinta costera.

“Ahora no hay consultas como en la última reunión”, aportó.

El representante de San Felipe, Mario Kennedy, indicó que la Unesco y el Inac nunca lo han tomado en cuenta, y calificó la visita del organismo como un simple “acto protocolar”, ya que el viaducto marino ya está casi listo. “Lo que se hizo, hecho está”, acotó.

Se pudo conocer que la delegación irá hoy a Panamá Viejo, a fin de conocer las secuelas de la ampliación de la vía Cincuentenario.

El Inac prometió que cuando culmine la visita, dará una conferencia para dar los resultados de la misión.

Los técnicos deberán elaborar un informe para ser presentado ante el Comité a finales de este año o principios de 2014. En el caso del Casco Antiguo, Panamá tiene hasta 2015 para redefinir los límites del sitio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código