RETO CIENTÍFICO

Usarán la bacteria ‘Wolbachia wMel’ contra el ‘Aedes aegypti’

Los investigadores del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) comenzarán en marzo próximo un estudio con la bacteria ‘Wolbachia wMel’ para combatir al mosquito ‘Aedes aegypti’, transmisor del zika, el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla. La investigación se efectuará en colaboración con científicos de Australia. VEA 4A

Temas:

Científicos del Gorgas emprenderán un nuevo estudio contra el ‘Aedes Aegypti’, utilizando la bacteria ‘Wolbachia wMel’. Científicos del Gorgas emprenderán un nuevo estudio contra el ‘Aedes Aegypti’, utilizando la bacteria ‘Wolbachia wMel’.
Científicos del Gorgas emprenderán un nuevo estudio contra el ‘Aedes Aegypti’, utilizando la bacteria ‘Wolbachia wMel’. Archivo

Los investigadores del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) comenzarán en marzo próximo un estudio con la bacteria ‘Wolbachia wMel’ para combatir al mosquito ‘Aedes aegypti’, transmisor del zika, el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla. La investigación se efectuará en colaboración con científicos de Australia.

Usarán la bacteria ‘Wolbachia wMel’ contra el ‘Aedes aegypti’ Expandir Imagen
Usarán la bacteria ‘Wolbachia wMel’ contra el ‘Aedes aegypti’

UNA BACTERIA CONTRA EL ‘AEDES’

El dengue, el zika, el chikungunya y la fiebre amarilla son cuatro enfermedades arbovirales transmitidas por el mosquito Aedes aegypti que no dan tregua, por lo que la búsqueda de herramientas científicas para acabar con este vector transmisor de los virus no se detiene.

Los científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) destinan esfuerzos en las investigaciones basadas en la bacteria Wolbachia wMel y el zancudo transgénico, con el objetivo de combatir el mosquito transmisor de las enfermedades.

Los investigadores del Icges tienen previsto comenzar el estudio con la bacteria en marzo próximo. Este trabajo de investigación se realizará en colaboración con científicos de la Universidad de Monash, Australia.

Lorenzo Cáceres, científico del Icges, señaló que la bacteria se aplicará a las hembras del mosquito Aedes aegypti, las cuales se encargarán de transferirla a las próximas generaciones, por ello es importante monitorear la carga bacteriana en los vectores antes de su liberación.

Detalló que liberarán mosquitos machos y hembras, pero la hembra es la única que tiene la capacidad de transmitir la Wolbachia wMel a su nueva generación.

Esta bacteria infecta de manera natural a muchas especies de insectos, pero no a la especie Aedes aegypti, que, como se dijo, transmite el dengue, zika, chikungunya, así como la fiebre amarilla.

El científico explicó que la Wolbachia wMel está vinculada a la Rickettsia, Anaplasma y Ehrlichia, pero a diferencia de sus parientes la bacteria solo infecta a artrópodos y algunos nematodos; nunca ha sido encontrada en mamíferos ni en pájaros, reptiles y peces.

Además, Cáceres sostuvo que la cepa de la bacteria Wolbachia wMel será transferida al mosquito por microinyección embrionaria y sin manipulación genética.

La primera liberación de mosquitos con la bacteria se realizó en Tubiacanga, Río de Janeiro, Brasil, indican informes científicos.

OTRO MÉTODO

El primer estudio en busca de nuevas tecnologías o herramientas para combatir el Aedes aegypti se realizó en 2015 con la utilización de mosquitos transgénicos.

Los vectores alterados genéticamente lograron una efectividad en la eliminación de la población nativa de Aedes aegypti de 93% en la comunidad de Nuevo Chorrillo, sitio de liberación y comprobada su reducción a través de los sitios de control de Princesa Mía y Lluvia de Oro, situadas en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste, donde se liberó el vector.

Por seis meses, los científicos del Gorgas liberaron una población de 4.2 millones de mosquitos Aedes Aegypti modificados para competir por las hembras y procrear larvas que morían antes de llegar a la fase de pupa, ya que los mosquitos transgénicos poseían un gen letal que impide el desarrollo de las larvas del insecto en 100%, pero en caso de que sobrevivan no puedan transmitir el zika, el dengue, el chikungunya o la fiebre amarilla.

Se trata de un estudio que surgió en 2010, cuando en el Gorgas se realizó una reunión del grupo técnico de trabajo llamado MosqGuide de la Organización Mundial de la Salud, el cual estaba encargado de desarrollar guías sobre el uso de mosquitos transgénicos. De ese encuentro surgió la propuesta científica, en la que se invirtieron más de $550 mil.

Sin embargo, el Ministerio de Salud (Minsa) no implementó la tecnología en otras áreas del país por su costo, manifestó el ministro de Salud, Miguel Mayo, quien añadió que lo mejor es eliminar los criaderos.

Informes de Epidemiología del Minsa indican que hasta el 23 de diciembre del año pasado se reportaron 4 mil 490 personas infectadas con dengue. Mientras que al 27 de diciembre se contabilizaban mil 253 personas con zika, desde que se dio el primer caso de la enfermedad en diciembre de 2015.

Con respecto al chikungunya, el último informe, que data del pasado 2 de noviembre, muestra un registro de 51 casos en el país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Oct 2018

Primer premio

5 4 4 4

BACB

Serie: 21 Folio: 13

2o premio

3416

3er premio

4613

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código