SALUD PÚBLICA

VIH en Panamá, más mujeres y más jóvenes

Cuando empezó la epidemia había 17 hombres afectados por cada mujer; ahora son 3 hombres por cada mujer.

Temas:

VIH en Panamá, más mujeres y más jóvenes  VIH en Panamá, más mujeres y  más jóvenes
VIH en Panamá, más mujeres y más jóvenes

En Panamá, desde 2010, han aumentado las nuevas infecciones por el VIH en un 9% y las muertes relacionadas con el sida, en un 20%.

337 personas en edad de trabajar murieron a causa del virus en 2010. Cinco años después la cifra llegó a 363, según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentado en Ginebra (Suiza) la semana pasada sobre los efectos negativos que el sida sigue teniendo en la economía.

“El dato positivo es que en Panamá el tratamiento para el VIH está totalmente sufragado por el Estado y es gratuito. Esto es, sin duda, una ventaja. Pero el tratamiento se deteriora porque tenemos constantes desabastecimientos producidos por problemas administrativos. Panamá separa el dinero para los medicamentos antirretrovirales y, en algún momento del proceso, se empantanan a nivel administrativo y nos quedamos sin medicamentos”, apunta Ángel Ávila, activista y vocero de Sociedad Civil Unificada en VIH de Panamá, alianza de nueve organizaciones y cuatro redes regionales, unidas por primera vez para influir en las decisiones políticas sobre el sida.

Su última lucha es la petición al presidente Juan Carlos Varela de que no promulgue la Ley 518 del VIH, por considerar que la norma incluye dos excepciones al principio de voluntariedad y consentimiento informado de la prueba del sida, las cuales, a su juicio, contravienen los derechos humanos.

Hace tres décadas poco se sabía de esta epidemia, que tiempo después se llevó a leyendas de la música como Freddy Mercury o Héctor Lavoe y a varias estrellas de Hollywood. Paradójicamente, con más información a la mano, los casos de VIH siguen aumentando.

En 2016, el número de personas diagnosticadas que vivían con el virus era 20 mil 873. De ese total, solo el 52% está recibiendo tratamiento, según los datos actualizados del Programa Nacional de VIH.

“El perfil de los nuevos enfermos de sida es de personas cada vez más jóvenes y mujeres. Cuando empezó la epidemia en Panamá la estadística era de 17 hombres afectados por cada mujer, y ahora son 3 hombres por cada mujer. En cuanto a la franja de edad, antes era de entre 15 y 45 años, mientras que ahora la balanza se inclina hacia las personas entre 15 a 25 años”, destaca Ávila.

Los últimos 20 años han sido claves para reducir la prevalencia de la enfermedad en América Latina. La región ha pasado de ser el área global con la peor carga de muerte y enfermedad por VIH-sida a finales del siglo XX, a ser la cuarta región más afectada, después de África subsahariana, el sur de Asia y la región del este y centro de Europa en 2010. La razón está en que los Gobiernos se esforzaron por brindar tratamientos gratuitos a los pacientes.

En Panamá, según los últimos datos disponibles, el Gobierno invirtió $42 millones para tratamientos y prevención en 2014. La mayor parte del presupuesto se dedica al tratamiento, lo que deja desamparada la cuestión de la prevención.

“En las dos últimas décadas se ha tratado de cambiar esa jerarquía de gasto para preconizar la prevención, pero cuesta mucho, sobre todo por el retiro del Fondo Mundial y de los donantes privados, ya que [nos] consideran un país de renta media-alta y no entramos en los parámetros de las subvenciones”, señala el experto.

Desde Sociedad Civil Unificada en VIH proponen que las campañas de pruebas del VIH sean permanentes. “Actualmente el Despacho de la Primera Dama promueve dos campañas de pruebas del VIH de manera gratuita a embarazadas, grupos de población clave y adolescentes en junio y diciembre. Pero no son suficientes. Se necesitan campañas todo el año”, alegó.

El problema no es la falta de inversión estatal en la lucha contra la epidemia, sino que el trabajo con las poblaciones ha sido realizado en exclusiva por organizaciones sociales. Dayra García, directora ejecutiva de la Asociación Viviendo Positivamente, señala que su principal preocupación es que el Gobierno no está respondiendo adecuadamente debido a la falta de articulación con las oenegés.

“El problema es que no nos ven como aliados para dar una buena respuesta al virus”, advierte. “Es necesario fortalecer el trabajo que se hace con el sistema de salud, ya sea a través del Minsa [Ministerio de Salud] o la Caja de Seguro Social. Es ahí donde está la brecha que hace que no se responda al virus de forma correcta”, agrega.

La principal cuota pendiente es el estigma social que rodea al VIH. Los afectados siguen siendo descartados de las ofertas laborales, rechazados a la hora de pedir un crédito bancario, con grandes dificultades para encontrar una pareja.

“La mayoría opta por el silencio”, afirma Ávila, quien trabajó durante dos años en el Hospital Santo Tomás, donde es atendido el 40 % de la población con VIH.

“Las personas tienen pena de mostrar su diagnóstico en público. Muchos lo guardan como un secreto, a pesar de que viven en familia. El estigma sigue siendo muy fuerte”, lamenta.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código