´Vi a un hombre morir sobre mis piernas´

Luego de estar en las Bahamas, donde presuntamente fueron maltratados, los cubanos asilados por Panamá llegaron al país.

A eso de las 6:30 p.m. de ayer, el grupo de nueve cubanos provenientes de las Bahamas llegó a Panamá, tras ser aceptada su solicitud de refugio político.

Vinieron acompañandos del abogado Guillermo Cochez, exembajador panameño ante la Organización de Estados Americanos (OEA), y quien hace semanas empezó los trámites para sacarlos de la isla, tras su naufragio al intentar alcanzar las costas de Florida, en Estados Unidos.

“Fue un proceso difícil porque venían más, pero se quedaron dos y el Gobierno de las Bahamas deportó a otros”, sostuvo Cochez.

Afirmó que el ministro de Relaciones Exteriores de Bahamas hará una investigación por presunto maltrato a los detenidos cubanos.

“Me han indicado que ya hay cinco policías detenidos por las agresiones”, expresó.

A pesar de relatar que estuvieron cerca de la muerte en las Bahamas, los cubanos salieron por las puertas del aeropuerto de Tocumen sonrientes y saludando.

Algunos llegaron con camisa y pantalón largo; otros con jeans y zapatillas, dos en bermudas y chancletas. Todos con el mismo tono de piel cobrizo, que evidencia horas bajo el sol.

“Saludos para Panamá por habernos acogido y recibido”, manifestó Ramón Machado, que vestía camisa chocolate y pantalón caqui, y tomó la vocería del grupo.

“Lo que vivimos fue un infierno. En las Bahamas odian a los cubanos. Yo vi morir a un hombre sobre mis piernas, porque sufría de asma”, destacó.

Más atrás, sus compañeros también daban sus versiones de su estadía obligada en Nassau. En todas hablaban de hambre, falta de sueño, golpes y sufrimientos.

A pesar de ese capítulo, Pedro Parrado, Eulises Benítez, Germán Delgado, Yudán Chaca, Jorge Luis Aguilera, Duniel Reynaldo, Michael González y Edelis Sabán, al igual que Machado, siempre fueron amables.

Mientras atendía a los medios de comunicación, Machado puso en el suelo su mochila azul con negro y sobre ella colocó un paquete de pequeños emparedados que compró al salir del avión.

Cuando terminó de hablar recogió sus pertenencias y, tras las fotos de rigor, lideró a sus compatriotas al bus de la Cruz Roja que los esperaba en el exterior de la terminal aérea.

UNA LLEGADA DIFÍCIL

Por su parte, el abogado cubano-estadounidense Lorenzo Palomares Starbuck, que acompañó a los cubanos y pagó sus pasajes, señaló que el proceso legal en las Bahamas fue difícil.

“No fueron muy cooperadores. Hasta me han dicho que soy una persona no grata, a pesar de mis 37 años de estar invirtiendo comercialmente en este país”, manifestó.

“Allá hablaban de los abusos a que eran sometidas las mujeres cubanas. Este es un problema serio y el mundo tiene que lidiar con este problema”, denunció Palomares, quien resaltó que en la isla se les violaron los derechos humanos en repetidas ocasiones a estos refugiados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código