FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Viaje accidentado

DOCUMENTO. La falsificación del pasaporte, así como las irregularidades en su emisión, han sido recurrentes a lo largo de los años. Panamá apuesta ahora por emitir un documento ‘blindado’. LA PRENSA/Archivo DOCUMENTO. La falsificación del pasaporte, así como las irregularidades en su emisión, han sido recurrentes a lo largo de los años. Panamá apuesta ahora por emitir un documento ‘blindado’. LA PRENSA/Archivo
DOCUMENTO. La falsificación del pasaporte, así como las irregularidades en su emisión, han sido recurrentes a lo largo de los años. Panamá apuesta ahora por emitir un documento ‘blindado’. LA PRENSA/Archivo

A comienzos de 2003, varios funcionarios de la Dirección Nacional de Pasaportes fueron investigados por emitir documentos de forma irregular. La propia dirección detectó las irregularidades y destituyó a los responsables.

Según las autoridades, los acusados habían participado en la confección de pasaportes con fotografías de ciudadanos extranjeros, pero con información o datos de panameños, por lo general personas ya fallecidas o panameños que nunca habían sacado pasaporte.

Por esas fechas, la dirección se encontraba en un proceso de actualización de sus sistemas de manejo de datos, que había provocado retrasos y restricciones en la expedición del documento. El trámite, que debía durar un par de horas, se extendía por días. Ambas situaciones, sin relación mutua, se juntaron y crearon una percepción negativa entre el público.

Pese al escándalo y las medidas de prevención adoptadas, los casos de falsificación se siguieron dando.

Para garantizar mayores controles, en junio de 2005 se adoptó una legislación que eliminaba las prórrogas para portar este documento y aumentaba las sanciones penales por falsificación , especialmente en el caso de funcionarios.

En enero de 2008, Carlota de Allen, que había ocupado la Dirección de Pasaportes durante 17 años, fue destituida.

En abril de ese año se adoptó la confección computarizada del pasaporte que al menos, en teoría, debía ser más segura. La empresa 3M de Panamá fue la encargada del proceso de laminado del documento. Entre otras medidas de seguridad se determinó que la información del solicitante debía verificarse con el Tribunal Electoral.

En febrero de 2009 se comprobó que la demanda del documento había rebasado las previsiones y que incluso fuera de la temporada decembrina, tradicionalmente la de más alta demanda, se expidieron más de 8 mil pasaportes en enero. Ello obligó a restringir la renovación del documento.

Pero en septiembre de ese mismo año, tras varios allanamientos en los distritos de Panamá, Colón y San Miguelito, que eran parte de una investigación de varios meses adelantada por el Ministerio Público, fueron detenidas 17 personas. Cuatro de ellas resultaron ser funcionarias.

La red se dedicaba a proveer a extranjeros de licencia de conducir, cédula y pasaporte panameño falsos.

A finales de 2010, la Dirección de Pasaportes volvió a ser noticia: primero por la adjudicación del contrato de suministro de las libretas para confeccionarlos a una empresa sin casi experiencia (Tarjetas Láser), y segundo, por el error de impresión del escudo nacional, que en vez de pica mostraba un mazo y que afectó 60 mil documentos, por parte de la empresa 3 M. El error fue subsanado.

Entre tanto, en el proceso por falsificación de 2009, el Ministerio Público se opuso a la decisión del Juzgado Tercero Penal de sobreseer provisionalmente a 16 de los acusados.

A finales de 2012 se anunció que, a partir de marzo del año siguiente, Panamá emitiría pasaportes “blindados”, con mecanismos biométricos y 30 medidas de seguridad de última generación para evitar su falsificación.

Por entonces también se cumplía el término de un año tras la orden emitida por el Segundo Tribunal Superior al Juzgado Tercero Penal de llamar a juicio por delitos contra la humanidad, la seguridad colectiva y la administración pública a los 19 integrantes de la banda implicada en la falsificación de documentos en 2009, en la que figuraban funcionarios de las direcciones de Migración y Pasaportes, del Tribunal Electoral y de la Dirección de Investigación Judicial de la Policía Nacional.

El pasado jueves se informó que los nuevos pasaportes biométricos estarían listos en mayo del año en curso.

Nuevos estándares en la seguridad

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) define en su documento 9303 lo que es un pasaporte biométrico, un nuevo estándar internacional para la seguridad en los documentos de viaje.

De forma resumida podría decirse que este tipo de pasaporte, a diferencia de los antiguos, está confeccionado con papel de seguridad; incorpora una lámina de policarbono en la que está incrustado un circuito electrónico y usa la biometría para autentificar la ciudadanía de los viajeros.

La biometría es una tecnología de seguridad “basada en el reconocimiento de una característica física e intransferible de las personas, como por ejemplo la huella digital”, explica el sitio web Homni.com. Lleva además integrado un chip de identificación por radiofrecuencias o RFID que permite almacenar y comparar datos de la persona y cotejarlos con los de las bases de datos institucionales, por lo que es virtualmente imposible falsificarlo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código