SISTEMA DE SALUD

Víctimas de la intoxicación con heparina piden justicia

Temas:

LA PRENSA LA PRENSA
LA PRENSA

La valoración que hace Salomón Moreno sobre su situación evidencia su coraje: “hay que hacer mucho esfuerzo para no volverse loco con lo que nos pasó. Sabemos que necesitamos psicólogos, pero no tenemos tiempo para eso”.

Moreno es padre de uno de los cuatro bebés que sobrevivieron en junio de 2013 a la intoxicación aguda por heparina con alcohol bencílico en la sala de neonatología del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS). No obstante, otros 10 recién nacidos fallecieron.

Luego de cinco años, este hombre, oriundo de la provincia de Veraguas, clama 

-al igual que el resto de familias de los bebés, para  que se haga justicia en este caso, el cual -dice- se ha “dilatado” en los tribunales.

Las secuelas

Los infantes que sobrevivieron se enfrentan a varios padecimientos como secuela de la intoxicación. De hecho, cuenta Moreno, en cinco años su hija Milagros ha tenido que ser operada 10 veces por distintas causas.

“La última vez fue el mes pasado, debido a que padece hidrocefalia”, manifestó el también educador.

Algunos de los padecimientos de Milagros, así como de los otros niños víctimas de la heparina, son: hidrocefalia, acumulación excesiva de líquido en el cerebro, y colestasis, afección del hígado que debe considerarse como no benigna. Esto último termina en disfunción hepática crónica, altera la calidad de vida del niño o provoca la necesidad de llevar a cabo un trasplante hepático.

También los médicos de la Caja de Seguro Social han encontrado en estos pequeños broncodisplasia pulmonar, la cual se caracteriza por la inflamación y formación de cicatrices en los pulmones, así como hipoacusia neurosensorial bilateral, que es la pérdida auditiva severa en ambos oídos.

Otras consecuencias son el estrabismo, un problema visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Y por último, la alteración del neurodesarrollo, que los hace requerir de rigurosos tratamientos de terapia física y estimulación.

En el caso de Milagros, su padre expresa que todavía no puede caminar y requiere de mucha terapia física. “Llegó un momento en el que la atendían hasta nueve especialistas”, puntualizó.

Sobre la atención médica, reconoció que ha mejorado un poco, pero solo por presiones que han ejercido contra la CSS y el Ministerio de Salud en los últimos años. “Ellos [CSS] nos dieron un carné para que no tuviéramos que esperar”, detalló.

Aunque manifestó que cuando su pequeña requiere tratamiento de un especialista deben viajar desde Veraguas hasta la provincia de Panamá, donde cuentan con el equipo adecuado para su tratamiento.

“No sé qué va a suceder con mi hija en un futuro, porque se trata de un caso nunca antes visto”, lamentó.

Pese a que recibe una pensión de 600 dólares aprobada por ley desde octubre de 2015, Moreno subrayó que todo se va en medicinas y tratamiento de la niña.

Dolorosa pérdida

Otra de las afectadas fue Yilany Bernardo, madre de uno de los 10 neonatos que fallecieron en la sala de neonatología del complejo.

Bernardo fue la primera que presentó la denuncia por la intoxicación en junio de 2013, cuando todavía no se conocía la causa de los padecimientos. “Tuve que acudir a los medios”, manifestó.

El diagnóstico de los neonatos que perdieron la vida a consecuencia de heparina con alcohol bencílico fue que presentaban múltiples hemorragias en diferentes órganos vitales como cerebro y pulmones, así como alteración de la función hepática, acidosis metabólica, dificultad respiratoria y paro cardiorrespiratorio.

Para Bernardo, esto no puede volver a ocurrir y deja como lección que se deben establecer mayores controles en el caso de los medicamentos. “Entiendo que a partir de ese episodio se han enfocado en mejorar la vigilancia de los medicamentos”, acotó.

Específicamente, aquella vez se planteó que el uso de la heparina con alcohol bencílico tenía una prohibición desde los años 80, por parte de la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud, en la que el medicamento contaba con advertencias y alertas internacionales sobre los riesgos en neonatos.

Una de esas advertencias consistía en no suministrarlo a los infantes menores de tres años de edad, porque la inmadurez del hígado y el pobre flujo sanguíneo, a nivel hepático, causarían cuadros de intoxicación grave en el neonato.

Lento proceso legal

Tanto Moreno como Bernardo coinciden en que el proceso legal por este caso se ha dilatado y luego de cinco años no hay nada en firme.

Isauro González, abogado de Moreno, manifiesta que apelaron la sentencia de hace casi un año y aún no tienen una respuesta. “Ha sido un proceso largo”, argumentó.

González expresó que apelaron porque se emitió una sentencia mixta: es decir, de los 15 acusados algunos fueron llamados a juicio y otros fueron sobreseídos.

Precisamente, en un fallo emitido el 23 de marzo de 2017, el Juzgado Quinto de Circuito dictó un sobreseimiento provisional en favor de los médicos Nilsa Domínguez, Martín Lasso, Juan José Araúz y Néstor Castillero; y de las farmacéuticas Nidia Batista, Nadia Ábrego, Alma Luz Rivera e Idalys Cedeño. En relación con estos, se concluyó que “no hay suficientes elementos de vinculación con el delito”.

Mientras que los llamados a audiencia de fondo por esta investigación fueron: Iván Sierra, exjefe de la sala de neonatos de la CSS; Eric Conte, exjefe de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa); Melia Mabis Mock, farmacéutica de la CSS; María Cerrud, funcionaria de la CSS; y Edgar Domínguez, Martha Escobar e Indira Credidío Dixon, exfuncionarios del Minsa.

Ahora los magistrados del Segundo Tribunal Superior Penal deben resolver estos recursos antes del juicio, ya que fueron varias las apelaciones presentadas.

Por su parte, la CSS informó que ha estado dando seguimiento a este caso, tanto en la parte legal como en el tema de salud, brindando facilidades en materia de atención a los niños que sobrevivieron a la tragedia en la sala de neonatología del complejo.

La heparina y su función

Expertos en el tema indican que los fármacos tipo heparina y enoxaparina pertenecen al grupo de anticoagulantes usados cuando se necesita inducir anticoagulación de forma inmediata.

La heparina también se conoce como heparina no fraccionada o heparina de alto peso molecular.

Su efecto debe ser monitorizado con una prueba específica de laboratorio.

Es de origen natural, ya que se obtiene de la mucosa intestinal de porcinos. La heparina de bajo peso molecular también se conoce como enoxaparina y se obtiene de la heparina de alto peso molecular.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Sep 2018

Primer premio

6 2 5 4

BDAA

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

2492

3er premio

0782

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código