TRANSPORTE

Víctimas del 8B-06 logran acuerdo en Estados Unidos

El gas refrigerante que fue encontrado en el bus 8B-06 había sido prohibido en Estados Unidos desde 1990, pero en Panamá esta medida no se había aplicado.

Temas:

El autobús de la ruta Mano de Piedra-corredor Norte, en el que ocurrió el siniestro, tenía capacidad para 55 personas sentadas. El autobús de la ruta Mano de Piedra-corredor Norte, en el que ocurrió el siniestro, tenía capacidad para 55 personas sentadas.
El autobús de la ruta Mano de Piedra-corredor Norte, en el que ocurrió el siniestro, tenía capacidad para 55 personas sentadas. Archivo - LP

Hace aproximadamente 12 años (23 de octubre de 2006), 45 panameños decidieron abordar el autobús 8B-06 de la ruta Mano de Piedra-corredor Norte. La muerte también lo hizo.

El trayecto, estimado en 1 hora y 15 minutos, transcurrió con normalidad hasta que los pasajeros comenzaron a sentir “mucho calor”, que se incrementaba con el transcurrir del tiempo. Fue entonces cuando el vehículo se detuvo en la calle Martín Sosa, frente a la iglesia Hosanna, y de pronto se convirtió en una bola de fuego.

El saldo fue fatal: 18 personas muertas, 5 heridos de gravedad y el resto con algunas lesiones leves. El autobús ardió tanto, que las llamas elevaron la temperatura a aproximadamente 400 grados centígrados.

Durante todos estos años, los principales perjudicados vienen reclamando justicia, que no recibieron en el país; sin embargo, ayer comunicaron que en Estados Unidos sí la obtuvieron.

Algunos detalles

El pasado mes de julio, 4 sobrevivientes y 10 familias de las víctimas fatales lograron un acuerdo con la empresa estadounidense Northcutt, comercializadora del gas refrigerante y altamente inflamable HC-12A, cuyas partículas químicas fueron halladas por peritos tras la explosión e incendio del autobús 8B-06.

Víctor Martínez, representante legal de los sobrevivientes, narró que el acuerdo es definitivo, aunque existe una cláusula de confidencialidad que no permite revelar detalles hasta que la sentencia esté en firme.

Martínez recordó que esta demanda fue presentada en el mes de mayo de 2008 ante un tribunal del condado de Finney, en Kansas, Estados Unidos, donde la empresa reconoció su responsabilidad.

“Hemos tenido que pelear nuestros derechos afuera para que sean reconocidos, y todo con las mismas pruebas”.

Lidia Atencio, sobreviviente del siniestro

El gas que fue encontrado en el vehículo había sido prohibido en Estados Unidos desde 1990, sin embargo, en Panamá no se había aplicado esta medida, razón por la cual el vehículo pudo ingresar en 2005 sin ningún impedimento.

“Esta es una bofetada para la justicia panameña, que en 2010 determinó que el Estado no tenía ninguna responsabilidad por lo ocurrido”, comentó Martínez.

Para los sobrevivientes de este hecho, con el acuerdo “finalmente se ha hecho justicia”, aunque lamentaron que no fuera en Panamá.

Lidia Atencio, una de las sobrevivientes, dijo sentirse regocijada con la noticia y que esta “ha sido una obra de Dios, quien nos ha dado fuerza para mantenernos en esta larga lucha”.

“Por fin podemos ver la luz. Con los mismos documentos con los que perdimos en Panamá logramos ganar en Estados Unidos”.

Luis Contreras, sobreviviente de la tragedia.

El 23 de octubre de 2006, Atencio salió de su hogar en Ciudad Bolívar, corregimiento de Alcalde Díaz, con dirección hacia el Hospital del Niño, en Bella Vista, donde laboraba en la sala de cuidados intensivos. Acudió un poco más temprano, porque una de sus compañeras le pidió que la suplantara.

La enfermera inicialmente se transportaba en un autobús de la ruta Ciudad Bolívar hacia su destino, pero decidió bajarse y abordar el 8B-06, porque este la llevaría más rápido, pero no fue así.

Cuando el bus explotó frente al templo religioso, Atencio fue uno de los 27 ocupantes que pudo salir, con ayuda de otra persona, aunque tiene muy pocos recuerdos del momento

“Hemos tenido que pelear nuestro derechos afuera para que sean reconocidos, y todo con las mismas pruebas que presentamos en nuestro país”, añadió.

Así mismo consideró que, tras 12 años de la tragedia, los cambios en el sistema público de transporte han sido “cosméticos”.

Comentó que aún se ve a los “diablos rojos” en las calles y además han proliferado los buses piratas, dejando víctimas fatales.

Por su parte, Luis Contreras, otro de los que logró sobrevivir, aunque con severas quemaduras en su cuerpo, expresó: “Por fin podemos ver la luz. Con los mismos documentos con los que perdimos en Panamá, logramos ganar en Estados Unidos”.

Aquella vez, la esposa de Contreras estaba de cumpleaños el 25 de octubre, razón por la cual decidió salir de su vivienda en Santa Librada a pagar un dulce. La idea era darle una sorpresa a la mujer que buena parte de su vida le ha acompañado.

No obstante, en San Isidro el ambiente dentro del bus era sofocante, pero el conductor – Próspero Ortega, quien junto a su hermano, Ariel Ortega, dueño del vehículo, fue a prisión por el hecho–, siguió manejando.

Contreras percibía que algo no estaba bien, pero en su mente la intención de fascinar a su cónyuge era lo que le motivaba desde el penúltimo puesto del autobús en el que viajaba.

También se había ganado la lotería un día antes. Es decir, había motivos para estar bastante animado. Pero la suerte le cambió en minutos y se vio envuelto en aquel incendio. Contreras era un hombre relativamente joven, de tez morena y con características atléticas, pero el siniestro lo sorprendió.

Hoy, considera que en el transporte “sigue habiendo una mafia”, y agrega que ha faltado “voluntad política” para cambiar el sistema y hacerlo realmente eficiente y seguro para los miles de usuarios, pese a la existencia del Metro y el Metro Bus.

En tanto, a uno que sorprendió la noticia fue a Edgar Escartín, quien perdió a su esposa, Zuleika de Escartín, y a sus hijos, Alvin y Josué, de ocho y cuatro años, respectivamente.

Aquel día, su familia iba en el 8B-06 a la escuela de fútbol del Real Madrid, capítulo de Panamá, en el corregimiento de Ancón, pero no pudieron salir del autobús.

Ayer se enteró del acuerdo y lo considera una “buena noticia”, aunque resalta que nada le regresará a sus familiares. “Tengo una escuela de fútbol ahora para mantener viva su memoria”, concluyó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código