Honduras

Vuelta al pasado tras dudosos comicios

La falta de credibilidad de las elecciones hondureñas hace urgente encontrar caminos para salvar la continuidad democrática.

OEA llama a lograr un acuerdo

Temas:

Pese a la suspensión parcial de garantías constitucionales, los bloqueos de carreteras han persistido por parte de quienes denuncian un supuesto fraude.AFP Pese a la suspensión parcial de garantías constitucionales, los bloqueos de carreteras han persistido por parte de quienes denuncian un supuesto fraude.AFP
Pese a la suspensión parcial de garantías constitucionales, los bloqueos de carreteras han persistido por parte de quienes denuncian un supuesto fraude.AFP Jordán Perdomo

Una vez concluido el llamado ‘conteo especial’ de unas mil actas que presentaban irregularidades, según el Tribunal Supremo Electoral de Honduras, este lunes 4 de diciembre los datos oficiales mostraban que el actual presidente Juan Orlando Hernández sumaba 1 millón 411 mil 517 sufragios y su contendor de oposición Salvador Nasralla, un millón 359 mil 170 votos, con el 99.96% de los votos procesados, tras las elecciones generales celebradas nueve días atrás.

El resultado, muy ajustado, parecía confirmar la pretensión del actual mandatario de haber obtenido el triunfo electoral que le permitiría un segundo mandato. Era algo que la constitución de su país prohibía, y que logró sortear gracias a un polémico fallo de la justicia, que permitió su candidatura.

Sin embargo, como lo han señalado observadores, tras más de una semana de opacidad electoral que tuvo al país sumido en la incertidumbre y el caos, con cerca de una decena de muertos, saqueos y detenciones y una suspensión parcial de garantías constitucionales, esto aún no termina y nadie debería cantar victoria.

La jefa de la misión de observadores de la Unión Europea (UE), Marisa Matias, dijo que eran “razonables” las peticiones de los opositores de que el Tribunal Supremo Electoral revise más de 5 mil actas sospechosas de los comicios del 26 de noviembre. Es algo a lo que el organismo electoral se ha negado hasta ahora.

“Consideramos que se debe hacer cualquier cosa para garantizar la transparencia y respetar la voluntad del pueblo hondureño”. Matias observó que “no nos parece normal que [los partidos políticos] solo tengan dos días para hacer sus impugnaciones” y reclamó al tribunal “flexibilidad en el tiempo que tienen los partidos y candidatos para presentar sus peticiones e impugnaciones”.

Salvo entre los simpatizantes de JOH (las siglas de Juan Orlando Hernández, con las que es popularmente identificado) la sensación generalizada es que las irregularidades de estos comicios son tan grandes que, si no apuntan abiertamente a un fraude electoral, al menos vician profundamente su credibilidad.

El líder opositor, un popular presentador de televisión y comentarista deportivo devenido en político, reiteró que no reconocerá los resultados de esta contienda si no se accede a la revisión de las actas señaladas.

Pese a un toque de queda nocturno y la presencia de militares y policías en las calles y carreteras de Honduras, simpatizantes de Nasralla siguieron bloqueando vías en diversos puntos del país con barricadas incendiadas. Y desde sus casas, en la noche, miles de personas protestaban a punta de cacerolazos.

DESIGUALDAD

Marisa Matias, jefa de la misión de observadores de la UE, pide más tiempo para las impugnaciones. Expandir Imagen
Marisa Matias, jefa de la misión de observadores de la UE, pide más tiempo para las impugnaciones. REUTERS/Henry Romero

Honduras es uno de los países más pobres de América Latina y uno de los más desiguales también.

Según un informe del Banco Mundial de 2016, cerca del 66% de la población vive en la pobreza. En las zonas rurales, aproximadamente uno de cada cinco hondureños viven en pobreza extrema o con menos de dos dólares al día.

“Desde la crisis económica de 2008-2009, Honduras ha experimentado una recuperación moderada, impulsada por inversiones públicas, exportaciones y altos ingresos por remesas. En 2016 el país creció un 3.7%; el mismo crecimiento que se prevé para 2017”, agrega el informe, que sin embargo matiza esa recuperación al señalar que “si bien en los últimos años, el número de homicidios ha disminuido, Honduras sigue teniendo una de las tasas más altas en el mundo (59 asesinatos por cada 100 mil habitantes en 2016, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras)”.

Al gobierno de Hernández se le reconoce cierta mejora en el tema de la criminalidad, pero bajo el costo de una creciente militarización.

LA REELECCIÓN

Desde el retorno a la democracia en 1982, tras un pasado de golpes de Estado y gobiernos militares apoyados por Estados Unidos durante la Guerra Fría, la Constitución del país prohibió la reelección presidencial.

Los insistentes intentos del liberal Manuel Zelaya, en 2009, de someter a una consulta popular la reforma de la carta magna para poder presentarse a un segundo mandato provocaron su expatriación de facto por parte de los militares y su posterior destitución, a través de un golpe parlamentario. Su progresivo acercamiento a Hugo Chávez y la inclusión de Honduras en el grupo de países del ALBA habrían acelerado los hechos.

Hernández figuró como presidente del congreso durante el gobierno de Porfirio Lobo, del conservador Partido Nacional (PN), el mismo de Hernández, tras los comicios convocados luego del golpe a Zelaya. Desde esa posición promovió la destitución de varios magistrados opuestos a la reelección.

Tras esto, Hernández se postuló a los comicios presidenciales de 2013 en los que venció a Xiomara Castro, esposa de Zelaya, en parte gracias al control que habría logrado también sobre el TSE, según sus críticos.

En 2015 los magistrados resolvieron un juicio promovido por el expresidente Rafael Callejas (1990-1994) al señalar que el artículo 239 de la Constitución violaba derechos políticos al impedir la reelección presidencial.

Fue la ventana a la que se aferró Hernández. Si dentro de los próximos días no se llega a una solución pactada que devuelva la credibilidad al ejercicio electoral, el país podría abocarse a una crisis aún más profunda, que podría poner en entredicho su continuidad democrática.

OEA llama a lograr un acuerdo

La Organización de Estados Americanos (OEA) instó ayer al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y al opositor Salvador Nasralla, a llegar a un acuerdo para la revisión de actas y verificar supuestas irregularidades en las elecciones, para superar así la crisis en el país por sospechas de fraude.

El jefe de la misión de observadores de la OEA, el expresidente boliviano Jorge Quiroga, señaló que ambas partes deben acordar el cotejo de 5 mil 173 actas electorales, en las cuales el partido de Nasralla, la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura, asegura que estuvo el “fraude”. “El estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección no permiten a la misión tener certeza sobre los resultados”, afirmó Quiroga. Hernández se proyecta como el vencedor de las elecciones celebradas el domingo 26 de noviembre, tras un conteo de votos que finalizó  ayer, sin que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) haya proclamado un ganador.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código