visita oficial

Xi Jinping, los pasos del dragón chino en Panamá

El istmo se presenta como la puerta de entrada de China para consolidar su poder político y económico en la región.

Temas:

Xi Jinping y Juan Carlos Varela fueron testigos de la firma de 19 acuerdos. Xi Jinping y Juan Carlos Varela fueron testigos de la firma de 19 acuerdos.
Xi Jinping y Juan Carlos Varela fueron testigos de la firma de 19 acuerdos. Pastor Morales

Panamá y China tienen por delante 47 acuerdos, que abarcan comercio, infraestructura, turismo, marina mercante, cooperación y diplomacia.

Con la visita de Xi Jinping, presidente de la nación asiática al país, se pactaron 19, que incluyen un tratado de extradición, protocolos para exportar productos, visas múltiples y una feria comercial, entre otros.

Se suman a los 28 formalizados previamente, mecanismos con los que China pretende expandir su poder comercial y político en Latinoamérica. Así lo dejó entrever el líder del país de Oriente ayer, durante su intervención en las escalinatas del Palacio de las Garzas, donde se reunió con el presidente Juan Carlos Varela, sus ministros y empresarios locales. Las relaciones entre los dos países “han conducido nuestra cooperación en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, lo que traerá beneficios para las siguientes generaciones”, aseguró Xi Jinping durante su primera visita a Panamá, acontecimiento que actores de la vida nacional catalogaron de “histórica”.

Xi vino acompañado de al menos 200 ejecutivos y dueños de empresas chinas. Hoy, el presidente Varela entrega la orden de proceder para la construcción del cuarto puente sobre el Canal, obra de $1,420 millones que estará a cargo de un consorcio chino.

El mandatario Xi Jinping y el presidente Juan Carlos Varela, ayer en las escalinatas del Palacio de las Garzas. Pastor Morales Expandir Imagen
El mandatario Xi Jinping y el presidente Juan Carlos Varela, ayer en las escalinatas del Palacio de las Garzas. Pastor Morales

Xi Jinping toca las puertas del país del Canal

Ni los consejos de Estados Unidos (EU), ni la advertencia de analistas internacionales. Nada detiene el avance de las relaciones entre Panamá y la República Popular China. Lo reiteró el propio Xi Jinping ayer en las escalinatas del Palacio de las Garzas. “Esto no se cambia, y en este punto, no se permite ninguna vacilación”.

La contundencia del mensaje dejó entrever además que trajo al país una maleta cargada de promesas. “Hemos establecido los mecanismos de cooperación bilateral que podrán apoyar el desarrollo sostenible para la cooperación chino-panameña”, aseguró el gobernante, quien vino acompañado por su esposa, Peng Liyuan; dos de sus ministros más importantes (Relaciones Exteriores y Comercio), prominentes figuras del politburó del Partido Comunista, y al menos 200 empresarios de las principales empresas de su nación.

Peng Liyuan, primera dama de China, y Lorena Castillo de Varela, primera dama de Panamá. Pastor Morales Expandir Imagen
Peng Liyuan, primera dama de China, y Lorena Castillo de Varela, primera dama de Panamá. Pastor Morales

Y como para exorcizar los fantasmas de los que ven en este vínculo a un gigante aplastando a una hormiguita, el mandatario del territorio más poblado del mundo lanzó esta frase: “Convenimos en insistir en el principio de la no intervención en los asuntos internos”.

Para remarcarlo, apeló a un viejo favor. Recordó que China se solidarizó firmemente en la histórica lucha de Panamá para recuperar el Canal. Y reiteró: “China no cambia esta posición respecto a la neutralidad del Canal y apoya a Panamá a jugar un papel más importante en los asuntos internacionales y regionales”.

Delegaciones oficiales en el Canal de Panamá. Pastor Morales Expandir Imagen
Delegaciones oficiales en el Canal de Panamá. Pastor Morales

La máxima de Pekín

Antes de la intervención de Xi Jinping, habló el presidente Juan Carlos Varela. Probablemente inspirado en aquel discurso que pronunció el 13 junio de 2017 cuando anunció el establecimiento de las relaciones diplomáticas con el país del dragón, mencionó la máxima fundamental de Pekín: “El principio de una sola China”. “El respaldo de Panamá a la política de una sola China y el rol que usted juega como líder global en la búsqueda de la paz y la prosperidad es firme y sólido”, manifestó Varela, quien hizo hincapié en que Panamá “es un país pequeño y soberano”.

¿Mensaje para Estados Unidos? Era una de las teorías que cobraba fuerza ayer entre los reporteros que cubrían la histórica visita. Esto, luego de que la nación que gobierna Donald Trump enviara reiterados mensajes a los países sobre las relaciones comerciales con el país de Oriente. Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, lo dijo en octubre pasado cuando visitó Panamá: “Cuando China viene llamando a la puerta, no siempre es por el bienestar de sus ciudadanos”. Lo repitió en el G20 en Argentina, que se desarrolló el pasado fin de semana. “Todos estamos preocupados por China y la forma en que China entra en los países”.

Los acuerdos

Los dos gobernantes fueron testigos de la firma de 19 acuerdos, que se suman a los 28 que se concretaron en la visita que hizo Varela a China en noviembre de 2017. Sobresalen el que establece un tratado de extradición, el que propone visas de entradas múltiples, y el que decreta la celebración de una cumbre empresarial de China y América Latina en Panamá el próximo año.

Después de los pactos, y de varias reuniones privadas y ampliadas, Varela ofreció un almuerzo en el salón Los Tamarindos de la Presidencia. Asistió toda la delegación oficial del presidente chino, y todos los miembros del Gabinete local. Hernán De León, presidente interino de la Corte Suprema de Justicia, y Yanibel Ábrego, presidenta de la Asamblea Nacional, no faltaron a esa cita. El menú estuvo a cargo del chef Charlie Collins. Hubo sancocho de corral, langosta, foie gras y café geisha.

La siguiente parada: una reunión con Ábrego en el hotel Playa Bonita. Después siguió una visita a las esclusas del Canal de Panamá en Cocolí, donde el presidente chino activó el botón para abrir las compuertas y darle paso al portacontenedores Cosco Shipping Rose, que se dirigía hacia el Pacífico.

Fue su última actividad en Panamá, país que despejó sus principales vías para que la caravana que lo transportaba no tuviera contratiempos. País que puso banderas rojas en cada punto donde se imaginaron que el líder chino posaría sus ojos. País que sacó a 2 mil 500 miembros de la fuerza pública a la calle para que nadie alterara el orden.

Dispositivo de seguridad al momento en que llegaba Xi Jinping al Palacio de las Garzas. Pastor Morales Expandir Imagen
Dispositivo de seguridad al momento en que llegaba Xi Jinping al Palacio de las Garzas. Pastor Morales

La cola del G20

Xi Jinping llegó a Panamá el domingo en la noche a bordo de un avión de Air China, una de las compañías que participa en la feria comercial que se desarrolla en Atlapa. Pisó suelo panameño aún con el resplandor favorable de su papel en el G20. Allá logró revivir a un muerto: Donald Trump se comprometió a suspender por 90 días la aplicación de nuevos aranceles a las importaciones de China. Una tregua en la eterna disputa entre dos gigantes.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código