GEOGRAFÍA

La agonía del Tommy Guardia y la eterna mutación del país

Pese al avanzado estado de deterioro del Instituto Geográfico Nacional, un edificio que data de 1967, sus colaboradores intentan mantener actualizados los mapas del país.

Temas:

La infraestructura del instituto Tommy Guardia presenta grandes agujeros en el interior, sobre todo en la losa. La infraestructura del instituto Tommy Guardia presenta grandes agujeros en el interior, sobre todo en la losa.
La infraestructura del instituto Tommy Guardia presenta grandes agujeros en el interior, sobre todo en la losa. Raúl Valdés

El Instituto Geográfico Nacional Tommy Guardia –adscrito a la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati)– se cae a pedazos. Un pequeño recorrido basta para comprender la crítica condición del edificio en el que se producen los principales mapas del país.

Sus colaboradores trabajan en la actualización de la cartografía en medio de techos que gotean, fibra de vidrio desprendida y que contamina el lugar, y un sistema eléctrico con desperfectos. En fin, una infraestructura que data del año 1967 y que ya no aguanta más.

Para este inmueble había un proyecto de mejoras valorado en unos $298 mil, cuyo pliego de condiciones fue elaborado en la administración pasada (2014-2019). Sin embargo, cuando llegó a Contraloría General de la República, esta pidió subsanar detalles del documento técnico (planos) y, finalmente, la obra no se concretó.

El edificio siguió deteriorándose en estos últimos años, y ahora en algunos departamentos los funcionarios han colocado tanques para recoger el agua que se filtra del techo. También algunas oficinas se han vuelto depósito de viejas máquinas que antes funcionaban para la producción de material cartográfico.

Carlos Candanedo, director nacional de Información Catastral y Avalúos de la Anati, explicó que esta administración está retomando el proyecto que no se materializó anteriormente, por lo que hacen las evaluaciones correspondientes.

De hecho, subrayó que a lo contemplado por la pasada administración se le agregarán otros elementos, como el sistema sanitario, un nuevo sistema eléctrico, baños, entre otros detalles. “Es un compromiso concluir con esta remodelación”, dijo.

“Constantemente hay cambios geográficos que debemos registrar para actualizar la cartografía del país”.

Isis Tejada, directora del Instituto Tommy Guardia.

Ante el avanzado deterioro del edificio, la Anati pidió apoyo a la Universidad Tecnológica de Panamá, con el objetivo de que lleve a cabo un análisis de la infraestructura del instituto geográfico.

“Se trata de un tema al que destinaremos mucho esfuerzo, ya que estamos hablando de una entidad muy valiosa para el país, y el personal de allí necesita de mejores instalaciones”, sostuvo Candanedo

La cartografía

En total, el instituto cuenta con cinco departamentos y unos 50 colaboradores, aunque para la próxima actualización cartográfica que ya está en proceso de programación se necesitarán cerca de 15 personas más.

Pero, ¿qué tan precisa es la cartografía actual del Tommy Guardia? La respuesta a esa pregunta la tiene Isis Tejada, directora del instituto.

Según dijo, la cartografía vigente en este momento data de 2017, ya que no se actualizaba desde 1990. “Las últimas hojas que se actualizaron fueron en los años 90”, expresó la funcionaria.

Con la nueva cartografía, que se denomina de escala 25 mil, se tiene una cobertura total de la geografía nacional más detallada. Las tomas de vuelo se obtuvieron entre los años 2012 y 2014, lo que significa que la información con la que se cuenta ahora en los mapas proviene de ese periodo de tiempo.

No obstante, entre 2014 y 2017 hubo una interrupción en ese proceso, debido a la investigación por el supuesto pago de sobornos relacionada con la empresa italiana Finmeccanica, responsable del mapeo digital.

Incluso, en 2015, cinco funcionarios del instituto declararon como parte del proceso que seguía la Fiscalía Sexta Anticorrupción por supuestas anomalías en el contrato del sistema de información cartográfico (mapa digital), el cual fue adjudicado en el año 2010 a la empresa Telespazio Argentina, filial de Finmeccanica.

El monto del contrato para este mapa digital fue de $22 millones. Finalmente, el gobierno pasado renegoció el contrato y el trabajo del mapa digital o nueva cartografía fue lanzado en 2017.

No obstante, Tejada especificó que esa cartografía está próxima a cumplir los cinco años y los estándares cartográficos establecen que cada cinco años se deben renovar los mapas, razón por la cual ya comenzaron reuniones para definir la hoja de ruta del proceso.

A su vez, mencionó que como en la Asamblea Nacional se aprobaron durante los últimos años leyes para crear nuevos corregimientos y distritos, la información fue incluida en un nuevo mapa. En total, ingresaron los 679 corregimientos, las 10 provincias, los 81 distritos y las 5 comarcas.

“Este mapa estará próximo a publicarse para la ciudadanía y estamos en ese proceso”, añadió.

A diferencia de los métodos que se utilizaban en las décadas anteriores para la producción cartográfica, los mapas que se publicaron en 2017 tienen mayor precisión y todo el proceso fue digital, cuando antes se hacía de forma manual.

En 2010, el instituto quedó adscrito a la Autoridad Nacional de Administración de Tierras. Expandir Imagen
En 2010, el instituto quedó adscrito a la Autoridad Nacional de Administración de Tierras. Raúl Valdés

Específicamente, en el tema de la precisión con la nueva cartografía se pueden observar objetos que miden desde 30 centímetros en adelante. No obstante, la directora encargada del Tommy Guardia reconoce que como la cartografía actual fue elaborada con datos de hace cinco años, es posible que se requieran cambios o que haya sitios que existen actualmente y que en ese momento no se identificaron. “Puede ser que el nombre de algunas comunidades haya cambiado y eso es normal en el proceso de evolución cartográfico”, dijo.

Usó como ejemplo algunas comunidades en la comarca Guna Yala que están siendo trasladadas de la zona marina a tierra firme. Uno de esos casos es la isla de Gardí Sugdup, cuyos pobladores serán trasladados a tierra firme por el aumento del nivel del mar a causa del cambió climático.

En ese mismo sentido, se pueden mencionar comunidades como Las Garzas, que antes pertenecía a Pacora, pero debido a su crecimiento se volvió corregimiento. Otro caso similar fue Don Bosco, que antes pertenecía a Juan Díaz y ahora es un nuevo corregimiento.

Para el exdirector del Instituto Nacional de Estadística y Censo Dimas Quiel, la función de esta entidad adquiere tanta relevancia como la de la Contraloría, porque permite definir cada cierto tiempo cuál es la realidad geográfica del país. “Nos dice dónde estamos parados”, manifestó.

Añadió que todos los años se crean nuevos corregimientos, distritos y, por ende, surgen otras comunidades que hay que registrar.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 Oct 2019

Primer premio

0 4 4 8

ACCA

Serie: 14 Folio: 10

2o premio

2619

3er premio

8838

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código