Salud pública

El alcohol está ligado a 60 enfermedades y accidentes

Un estudio realizado por la Universidad de Washington indica que hasta el consumo ocasional de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de enfermedades y muerte prematura.

Temas:

El licor está ligado al aumento de la presión arterial y nos conduce a la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades no transmisibles. El licor está ligado al aumento de la presión arterial y nos conduce a la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades no transmisibles.
El licor está ligado al aumento de la presión arterial y nos conduce a la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades no transmisibles.

Si usted toma diariamente dos copas de vino o whisky, probablemente creerá que esa es la cantidad perfecta para no excederse y evitar efectos nocivos en su salud.

Al parecer, no es así. Un estudio denominado “La Carga Global de las Enfermedades”, publicado recientemente en la revista científica The Lancet, advierte que una gota de alcohol ingerida con regularidad es perjudicial para el organismo. Es decir, que ningún límite es seguro.

La investigación, elaborada por investigadores de la Universidad de Washington, en Seattle, Estados Unidos -y que abarca información de 195 países- concluye que entre 1990 y 2016 el alcohol fue la séptima causa de muerte en el mundo, es decir, que 6.8% de los hombres y un 2.2% de las mujeres murió por una situación vinculada a su consumo.

Si se analiza a la población de entre de 15 y 49 años de edad, el porcentaje de muertes se eleva a un 12.2% de hombres y un 3.8% de mujeres.

Según el estudio, está demostrado que el consumo de alcohol está ligado al desarrollo de 60 enfermedades agudas y crónicas, entre estas, la tuberculosis, y a suicidios y lesiones producto de accidentes vehiculares.

De acuerdo con el estudio, estas tres lideraron las causas de muerte durante el período analizado, y la probabilidad de aparición del mal se incrementa a mayor volumen y frecuencia de consumo.

Panorama local

Panamá es el segundo país de Centroamérica con un alto consumo de alcohol per cápita, según el más reciente informe sobre la situación regional del consumo de alcohol y la salud en las Américas publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2016.

El reporte documentó que el hombre panameño mayor de 15 años de edad consume en promedio unos 11.5 litros de alcohol al año mientras que las mujeres consumen 4.7 litros.

El promedio mundial de consumo per cápita es de 9.6 litros en los hombres y 2.9 litros en las mujeres.

El líder de la región de Centroamérica es Belice, que ocupa el primer puesto per cápita entre los hombres, con un 14.5, mientras que en el tercer lugar está Nicaragua, con 8.7 litros.

Ausencia de beneficios

El especialista en Salud Pública Jorge Luis Prosperi Ramírez indicó que el estudio publicado por The Lancet confirma la ausencia de beneficios médicos del alcohol, y por ello es necesario que la población modere de manera significativa su consumo.

“El alcohol está ligado al aumento de la presión arterial y nos conduce a la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades no transmisibles”, destacó.

Para Prosperi Ramírez, la investigación abrirá un debate en la OMS y en todas las entidades que trabajan en el campo de la salud pública.

Además manifestó que varios de los efectos nocivos de los productos derivados del alcohol conducen al cambio de comportamiento de una persona o a conducir bajo sus efectos.

En ese sentido, la Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional contabiliza (en lo que va de 2018) 6 mil 119 conductores sancionados por circular ebrios, muy por encima de los 3 mil 607 que habían recibido multas por infracción para esta misma fecha en 2017.

Beber dosis moderadas de alcohol está relacionado con unas 60 enfermedades. Archivo - Expandir Imagen
Beber dosis moderadas de alcohol está relacionado con unas 60 enfermedades. Archivo - LP

Efectos

El consumo de alcohol no genera solo afectaciones físicas sino que puede llevar a la adicción. Las personas que acuden a Alcohólicos Anónimos (AA) pueden dar testimonio de ello.

Uno de los que acude a estos centros de apoyo relató que su adicción le llevó a “defender el alcohol a capa y espada”, pese a los problemas que atravesaban él y su familia por su situación.

Él fue referido a AA por una psicóloga de la Autoridad del Canal de Panamá, donde trabajaba. Cuando recayó, por segunda vez, decidió tomar el rumbo de su vida. Ya lleva 12 años sobrio.

Su recuperación no podría haber sido posible sin el apoyo familiar, la asistencia periódica al grupo de AA y su fe. Hoy, afirma, lleva una vida normal.

“La vida de un alcohólico tiene tres direcciones: el hospital, la cárcel o la muerte”, reflexionó.

Aldacira de Bracho, del Programa de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa), manifestó que la adicción a las bebidas alcohólicas es bastante similar a la de cualquier otra droga y que el adicto busca cualquier excusa para no recibir ayuda.

“Es inquietante que la población no sepa que alguien que toma todos los fines de semana, hasta quedar borracho, tiene un problema”, agregó. Y advirtió que aquellos que conviven con un familiar alcohólico tienen la predisposición a padecer la adicción a futuro.

Otro factor medular es la edad a la que los menores debutan en el consumo de alcohol. De Bracho apuntó que la edad mínima que han registrado es 10 años.

La psiquiatra Juana Herrera, del Instituto de Salud Mental, catalogó como “peligroso” que los adolescentes comiencen a tomar en una etapa de su vida en la que su sistema nervioso se encuentra en pleno desarrollo.

Destacó que el alcohol es una droga socialmente aceptada y que existe “una delgada línea entre el consumo de alcohol por diversión y la ingesta descontrolada”.

La especialista recomendó a las personas prestar atención a si se produce una obsesión por el alcohol en alguno de sus familiares cuando consume bebidas alcohólicas, ya que esto puede ocasionar consecuencias en el ámbito de la salud, laboral, social e, incluso, producir pérdida del conocimiento si se abusa.

Frente a un panorama como el descrito, Herrera sugirió buscar ayuda de inmediato, ya que en Panamá el alcohol puede ser comprado a cualquier hora, y en todos los eventos sociales, familiares, culturales o deportivos –salvo en contadas excepciones– se incentiva su venta y consumo.

Además, dijo, están las propagandas y las diferentes promociones que ofrecen tanto fabricantes como dueños de discotecas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Sep 2018

Primer premio

6 2 5 4

BDAA

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

2492

3er premio

0782

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código