TRABAJO INFANTIL

El anhelo de un Nobel de la Paz

Con el ideal de hacer un mundo mejor para los niños víctimas del trabajo infantil, Kailash Satyarthi ha recorrido 140 países del mundo.

Temas:

Desde los años de 1990, Kailash Satyarthi ha trabajado activamente con el movimiento indio contra el trabajo infantil. Desde los años de 1990, Kailash Satyarthi ha trabajado activamente con el movimiento indio contra el trabajo infantil.
Desde los años de 1990, Kailash Satyarthi ha trabajado activamente con el movimiento indio contra el trabajo infantil. Ana Rentería

La actual generación de niños debe ser la última expuesta al trabajo forzado y la esclavitud, así de claro y en voz alta lo expresó de Panamá para el mundo, Kailash Satyarthi, galardonado con el premio Nobel de la Paz en el año 2014.

Satyarthi contó parte de su historia y trabajo en medio de un conversatorio realizado el pasado miércoles en el anfiteatro de la presidencia de la República con alumnos, representantes de entidades estatales y miembros de organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de los niños.

Nacido en la India el 11 de enero de 1954, específicamente en la ciudad de Nueva Delhi, Satyarthi, entre risas y anécdotas, compartió con los presentes y narró que su inquietud por el tema social comenzó desde que tenía apenas seis años de edad.

Recordó que cuando iba de camino a su escuela, había niños de su misma edad que en vez de ir a recibir educación se apostaban en la entrada del plantel para lustrar zapatos y eso era una situación que él no podía entender. Al cuestionar el hecho a sus maestros y el resto de adultos que tenía a su alrededor la respuesta era la misma: “Viven en una familia pobre y tienen que trabajar”.

Una respuesta que en definitiva no era una justificación, pues desde su punto de vista “los niños no son responsables de la pobreza y tampoco tienen por qué pagar por ello”, su respuesta fue aplaudida y respaldada por los presentes.

Además del galardonado, participaron como panelistas la primera dama de la República, Lorena Castillo de Varela; el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles y la directora de Casa Esperanza, Angélica Lavítola.

Estos tres últimos presentaron una radiografía de la situación del trabajo infantil en el país y cómo durante los últimos años se logró pasar de 60 mil 702 menores de 18 años trabajadores en el año 2010 a una cifra de 26 mil 710 niños en 2014.

Los datos convierten a Panamá en el país de América Latina con la cifra más baja de niños trabajadores, seguida por Costa Rica (41 mil 187) y Uruguay (91 mil).

Se precisó que el 75% de los niños que trabajan está en áreas comarcales y rurales; y en la actividad que más se ven involucrados es en la agrícola, siendo los niños de la comarca Ngäbe Buglé los más expuestos.

La actividad fue oportuna para que los representantes del Gobierno expusieran cómo se hacen esfuerzos por parte del Estado, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil para lograr que Panamá sea un país libre de trabajo infantil en el año 2020.

La iniciativa fue vista con buenos ojos por Satyarthi, quien estimó que “no existe” ningún gobierno del mundo que pueda acabar con los abusos contra los niños sin el apoyo de todos los miembros de la sociedad.

Al consultarle si era justificable que existieran niños trabajadores en un país de 4 millones de habitantes, que además ha mantenido un crecimiento económico constante en los últimos años, apuntó que esto es producto de las disparidades en la distribución de la riqueza.

No obstante, Satyarthi añadió que las autoridades de gobierno han evidenciado que “están preocupados por el tema y buscan formas de solucionarlo”.

Durante el conversatorio, el premio Nobel de la Paz dejó claro que debe haber un compromiso para concienciar a la población de que el trabajo infantil es un “crimen” que “destruye” los sueños de los niños y trunca sus oportunidades de desarrollarse y crecer.

“Esta debe ser la última generación abusada” y para lograr que así sea se necesita sensibilización, constancia y unidad de la población en todo el mundo.

Satyarthi se mostró convencido de que la meta de tener un país libre de trabajo infantil será posible en los próximos 15 años.

Comentó que se ha visto que el número de niños trabajadores ha disminuido de 260 millones a 160 millones, además la cantidad de niños que no están en la escuela primaria ha decrecido de 130 millones a 60 millones y todo esto en los últimos 15 años.

“Si el mundo ha logrado tanto en los últimos 15 años, en los próximos 15 tenemos ya que terminarlo, porque el mundo nunca ha tenido tanta riqueza como ahora”.

Además del premio Nobel de la Paz, Satyarthi ha sido merecedor de otros reconocimientos internacionales, entre ellos el Premio Defensores de la Democracia (2009), el Premio Internacional Alfonso Comín (2008), el Premio Libertad (2006), que aunque asegura no le han hecho cambiar como persona, ni sus ideales, le han abierto la puerta para tener una comunicación directa con los líderes mundiales y la población joven de unos 140 países en los que ha estado llevando su trabajo.

Satyarthi arribó al país el pasado domingo y realizó una gira de tres días que culminó ayer, jueves.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código