Crisis en Producción de alimentos

Cinco años de sequía en el agro

El legado Martinelli al sector agropecuario fue la deserción en el campo, reducción de hectáreas cultivadas y paso expedito a las importaciones.

Temas:

En el país se han dejado de cultivar más de 35 mil hectáreas. En las tierras altas de la provincia de Chiriquí la siembra de papa y cebolla cayó un 50% debido al exceso de importaciones en época de plena cosecha local. LA PRENSA/ David Mesa. En el país se han dejado de cultivar más de 35 mil hectáreas. En las tierras altas de la provincia de Chiriquí la siembra de papa y cebolla cayó un 50% debido al exceso de importaciones en época de plena cosecha local. LA PRENSA/ David Mesa.
En el país se han dejado de cultivar más de 35 mil hectáreas. En las tierras altas de la provincia de Chiriquí la siembra de papa y cebolla cayó un 50% debido al exceso de importaciones en época de plena cosecha local. LA PRENSA/ David Mesa.

El cada vez menos productivo sector agropecuario terminó sepultado por los tropiezos durante la administración de Ricardo Martinelli. Fue la única cartera que tuvo tres ministros y una lista interminable de decisiones y factores en su contra.

Reducción de hectáreas cultivadas, altos costos de producción y deserción de la mano de obra en el campo. Todo ello empujado por la eliminación de impuestos de importación, medida que nunca contribuyó a abaratar los costos al consumidor, tal como prometió Martinelli, el empresario y dueño de supermercados que en 2009 se convirtió en presidente de Panamá, hoy en el ocaso de su mandato.

El exceso de importaciones en plena época de cosecha local y los bajos precios pagados al agricultor, tras la saturación del mercado, son parte del balance que deja el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), la entidad de los tres ministros en cinco años.

El primero al mando fue el herrerano Víctor Manuel Pérez. Prometió desarrollar al agro, pero estuvo al frente de la institución apenas un año; de junio de 2009 a junio de 2010.

Fue sucedido por Emilio Kieswetter, arrocero de la provincia de Chiriquí que tampoco completó la gestión. Kieswetter se mantuvo en el cargo de julio de 2010 a diciembre de 2011, y fue reemplazado por Óscar Osorio Casal, colonense dedicado a la producción de cerdo, que se despide de esta administración con el repudio de agricultores que cierran calles y reclaman la compra de sus productos.

En los últimos cinco años se dejaron de sembrar más de 35 mil hectáreas en cultivos como arroz, poroto, café, hortalizas y maíz, mientras que las importaciones aumentaron más de un 25%.

Al país entraron miles de quintales de cebolla, papa, lechuga y tomate a precios bajos. Un caso típico es el arroz, principal grano de consumo en la dieta de los panameños.

En 2013 ingresaron 1.1 millón de quintales de arroz blanqueado, mientras que en 2012 la cifra se fijó en 786 mil 204 quintales, según la Autoridad Panameña de Seguridad Alimentaria (Aupsa).

La transacción representó un incremento de 40.7% en las importaciones, sin que ello se tradujera en una disminución en el precio que paga el consumidor. La libra de arroz especial en los últimos dos años aumentó en promedio 9 centésimos.

Gobernando para pocos

Las actuaciones del gobierno “del cambio”, en materia agropecuaria, han sido cuestionables y convenientes.

Se aprobaron tres modificaciones consecutivas que redujeron los aranceles de importación de alimentos.

Esto solo benefició al minúsculo grupo de importadores que controla la comercialización de alimentos en el país: compraba barato en el extranjero y vendía caro en Panamá.

En diciembre de 2012 el gobierno de Martinelli dio un sorpresivo giro cuando aprobó la única modificación arancelaria que favoreció a la producción local.

La reforma se hizo para subir el impuesto al jarabe de glucosa o edulcorante que reemplaza al azúcar importada. Es decir, se protegió la producción de azúcar local y se encareció el producto importado.

Rápidamente el sector agropecuario sacó sus conclusiones. Martinelli es uno de los directivos de la Central Azucarera La Victoria, S.A. y la medida significaba un beneficio directo a su bolsillo.

Los productores de poroto, café, guandú, hortalizas y tomate criticaron la jugada. Mientras ellos competían con las importaciones, la compañía en la que participa el Presidente tenía el camino despejado.

El último lustro ha sido un período de políticas y promesas agropecuarias incumplidas.

No se concretó ningún proyecto incluido en el plan de trabajo de Martinelli, estructurado supuestamente para impulsar al sector agropecuario.

De los 13 sistemas de riego, solo se han licitado tres: Bambito y Río Sereno en la provincia de Chiriquí y el proyecto integral del sistema de riego en el Valle de Tonosí, provincia de Los Santos.

Este último, adjudicado a la empresa ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo a un costo de $155 millones, está empantanado en el pago de indemnización a los dueños de las tierras que serán inundadas.

Con estas infraestructuras se pretendía garantizar el abastecimiento de agua los 12 meses del año a cultivos como arroz, hortalizas (lechuga, repollo, cebolla), granos, carne y leche, alimentos importantes en la canasta básica.

Otra promesa a medias es la Cadena de Frío. De los siete mercados que tiene el proyecto de $277 millones, solo se han inaugurado dos, y ninguno está operativo.

Las cadenas agroalimentarias, mecanismo que supuestamente fue creado para corregir las distorsiones en el proceso de comercialización y abaratar los costos de los alimentos al consumidor, se quedaron sin fuerzas.

Se suponía que a través de las secretarías de cadenas alimentarias se coordinaría la producción de los principales cultivos de la canasta básica de alimentos.

Sin embargo, los dueños de supermercados y los importadores no participaban de las convocatorias y, a juicio de los productores, si un eslabón integrado falla el esfuerzo se diluía. En la actual administración se establecieron las cadenas agroalimentarias de arroz, leche, maíz, carne vacuna, carne de cerdo, poroto, yuca, ñame plátano, hortalizas, papa y cebolla. Nada resultó.

Proyectos engavetados

En octubre de 2010, el Mida, tras un año de Cambio Democrático en el poder, presentó el plan de acción estratégica del sector agropecuario 2010-2014.

El programa requería de 700 millones de dólares y se enfocaba en cinco ejes: disminuir el costo de los alimentos de la canasta básica, reconversión productiva, comercialización, desarrollo rural y modernización institucional del sector.

Luego de tres años de la presentación del plan, poco se conoce de sus avances.

El costo de la canasta básica sigue en aumento y el desplazamiento de la producción local frente a la entrada de producto extranjero continúa minando el mercado local.

En abril, el precio de la canasta básica familiar de alimentos se fijó en $339.88. Es decir, un incremento de $13.51 si se compara con igual mes del año pasado.

Si se hace el cálculo durante todo el mandato de Martinelli, el presidente saliente deja al país con una canasta de alimentos cuyo precio aumentó en $71.44.

Agricultura en cifras

273,553

Son los empleos que genera la actividad agropecuaria en el país.

248,560

Productores que se estima se dedican al agro.

25%

Aumento de las importaciones de alimentos en el último quinquenio.

Retroceso en sanidad pecuaria

Panamá gozó del reconocimiento sanitario internacional por décadas, pero en el último lustro el país descuidó sus controles y se puso en riesgo la condición de país libre de brucelosis y tuberculosis bovina, otorgada por la Organización Mundial de Salud Animal (OIE, por sus siglas en inglés).

Desde mayo del año pasado se reportaron 18 casos de tuberculosis y más de 200 brotes de brucelosis en reses de fincas ubicadas en las provincias de Panamá, Coclé, Herrera, Veraguas y Chiriquí.

Se registraron siete casos de personas con brucelosis, incluidos niños, en el distrito de Capira, provincia de Panamá. Las autoridades agropecuarias y de Salud han guardado silencio sobre los brotes, pero un fallo de la Corte Suprema de Justicia, del 28 de mayo pasado, ordenó al ministro de Desarrollo Agropecuario, Óscar Osorio, revelar la información, en respuesta a un recurso de hábeas data presentado por Corporación La Prensa (Corprensa). 

La información sobre estas enfermedades es de conocimiento público y no puede ser catalogada como confidencial o restringida, señaló el magistrado ponente Harley Mitchell, agregando que dichos reportes son de interés para todos “por ser un asunto de salud pública”. Osorio ha hecho caso omiso del fallo.

Aet Elisa Tejera C.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 May 2018

Primer premio

9 4 2 9

CDCB

Serie: 2 Folio: 2

2o premio

7375

3er premio

1631

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código