DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIdA

Poco avance contra el VIH/sida en Panamá

La proporción de personas infectadas con VIH en 2010 era de 0.8% del total de personas entre 15 y 49 años de edad, y en 2017 fue de 1%.

Temas:

En las clínicas amigables del VIH del Minsa se atienden, al menos, 13 mil 167 personas. Archivo En las clínicas amigables del VIH del Minsa se atienden, al menos, 13 mil 167 personas. Archivo
En las clínicas amigables del VIH del Minsa se atienden, al menos, 13 mil 167 personas. Archivo

El ritmo de avance de la lucha contra el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) no está acorde con la ambición mundial de poner fin a la enfermedad en 2030, como se fijó en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que los números no disminuyen con la rapidez necesaria.

Un informe del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y sida (Onusida) evidencia la situación en Panamá.

Al comparar información de 2010 y 2017, el primer dato relevante es que la prevalencia (proporción de personas infectadas con VIH con respecto al total) en la población panameña de entre 15 a 49 años de edad era de 0.8% en 2010, y el año pasado fue de 1%.

Lo mismo ocurrió con la incidencia, que hace siete años era de 0.73% y para 2017 aumentó a 0.74%.

Una tendencia similar se ve en la cifra estimada de personas que presentarán la enfermedad, que pasó de mil 400 a mil 600, según un documento elaborado por Onusida con datos proporcionados por el Ministerio de Salud (Minsa).

También queda en evidencia el problema al mirar el número estimado de personas con VIH que desconocen su condición, que subió de 19 mil a 25 mil.

Todas estas cifras toman como base que para 2010 la población panameña era de 3 millones 643 mil 222 personas y en 2017 alcanzó los 4 millones 98 mil 587.

Alicia Sánchez, oficial de Juventud de Onusida regional, explicó que las estimaciones se realizan mediante modelos basados en datos reportados por los países a través de sus sistemas de vigilancia epidemiológica, y otras fuentes.

El VIH/Sida en Panamá Expandir Imagen
El VIH/Sida en Panamá Lowis Rodríguez

Explicó que se requieren cálculos moderados porque es imposible contar el número exacto de personas que viven con el VIH, las personas que están infectadas con el VIH o las personas que han muerto por causas relacionadas con el sida en los países.

“Saber esto con certeza requiere evaluar a cada persona para detectar el VIH regularmente e investigar todas las muertes, lo que es logísticamente imposible y éticamente problemático”, afirmó.

Jorge Luis Prosperi, especialista en salud pública, dijo que el problema es que las personas, a pesar de la abundante información disponible, no se cuidan lo suficiente, y siguen siendo promiscuos, tienen sexo sin protección y no se hacen la prueba para conocer si son portadores del virus. El especialista recordó que el sida se encuentra entre las 10 principales causas de muerte en el país.

El Minsa señala que desde septiembre de 1984, cuando se reportó el primer caso de sida, hasta octubre de 2018, se han registrado 16 mil 723 casos de sida y 11 mil 336 muertes.

Jóvenes e indígenas

Autoridades del Minsa y Onusida plantean que de los casos que se registran por año de VIH, la mayoría corresponde a jóvenes entre 15 y 24 años, e indígenas.

Además, afrontan una realidad alarmante: que el VIH se está convirtiendo en una de las principales causas de muerte en regiones como la comarca Ngäbe Buglé.

De hecho, el más reciente informe de la Contraloría General de la República precisa que en 2016 el VIH fue la segunda causa de defunción en esa región, solo superada por las diarreas de origen infeccioso.

Sánchez indicó que Panamá necesita herramientas para proteger a su población del VIH: educación sexual con base científica y de acuerdo a la edad, para que conozca cómo protegerse del VIH y las enfermedades de transmisión sexual (ETS), embarazos no deseados y la violencia sexual; recibir insumos para la prevención del VIH, como el condón y lubricantes, y tener acceso a servicios amigables, adaptados a las necesidades particulares de estos grupos poblacionales.

En esa línea, el informe Prevención de la infección VIH bajo la lupa, de Onusida, dado a conocer el año pasado, señala que los sistemas de prevención para enfrentar el VIH en América y el Caribe se han “estancado” y sugiere ofrecer “un abanico de métodos de prevención”.

Rossana Uribe, presidenta de la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa), coincidió con los planteamientos de Sánchez y del informe de Onusida, de que hay que ofrecerles a ambos grupos de la población herramientas para que se protejan contra el VIH/ETS.

Uribe manifestó “que eso es responsabilidad del Estado. No es responsabilidad de un solo ministerio, ni solo del Gobierno, es una responsabilidad a la que estamos llamados todos, panameñas y panameños. Por ello es que urge que se apruebe la ley de educación en sexualidad”.

Desde 2008, a través de diferentes proyectos de ley (el último es el número 61), las autoridades han tratado de impulsar la inclusión de la educación sexual en el currículum académico, así como la creación de guías de educación sexual dirigidas principalmente a los docentes, para que estos conozcan cómo ofrecer educación sexual en las escuelas de forma correcta, acciones que no han prosperado.

Uribe consideró que Panamá ha tenido logros, como la Comisión Nacional para la Prevención y Control del Virus de Inmunodeficiencia Humana (Conavih), que permite diálogos y articulación entre instituciones y sociedad civil organizada. Sin embargo, dijo, el desabastecimiento constante de medicamentos de la terapia antirretroviral es un retroceso tremendo.

Un ambicioso objetivo

Panamá no solo está comprometido con poner fin al VIH/sida en 2030, sino que tiene que cumplir el próximo año con la meta 90-90-90. Es decir, lograr que el 90% de las personas que vive con el VIH conozca su estado serológico respecto al VIH; que el 90% de las personas diagnosticadas reciba terapia antirretrovírica continuada, y que el 90% de las personas que recibe terapia antirretrovírica tenga supresión viral.

Desde Onusida se informó que Panamá está cerca de alcanzar el primer pilar de la meta de tratamiento, que es que el 90% de las personas que viven con VIH conozca su estado serológico (si es seropositivo) y van por buen camino para lograr el objetivo de que el 90% de las personas que conoce su estatus de VIH reciba un tratamiento. Aún falta mucho para alcanzar la meta del 90% de las personas en tratamiento con carga viral suprimida.

Hoy, en el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, afirmó que son más de 77 millones las personas que han resultado infectadas por el VIH, y más de 35 millones las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida.

Añadió que se han hecho progresos enormes en cuanto al diagnóstico y el tratamiento, y gracias a los esfuerzos de prevención se han evitado millones de nuevas infecciones.

No obstante, algunas regiones se están quedando rezagadas, y los recursos financieros son pocos, acotó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

INVERSIÓN Marlboro entra al negocio de cannabis

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código