CIUDAD. Disminuye el número de viviendas en el sector.

Los cambios de Río Abajo

De ser una comunidad con vocación residencial, en los últimos 20 años este sector de la ciudad ahora es sede numerosas empresas e industrias.

Hace 40 años, en plena década de 1970, las calles del corregimiento de Río Abajo eran el epicentro de la lucha contra la discriminación racial en el país.

Fundado por los trabajadores que laboraron en la construcción del Canal de Panamá, a este lugar comenzaron a mudarse diversas familias a partir del año 1914.

De sus fundadores, la mayoría era afrodescendiente procedente de las islas de Barbados, Jamaica y Grenada, y en menor proporción de Martinica, Guadalupe, Santa Lucía y San Vicente.

Por las calles de Río Abajo llegaron a caminar luchadoras sociales como Coretta King, esposa del activista estadounidense de los derechos humanos Martin Luther King, que vino a Panamá para apoyar la lucha de los afrodescendientes panameños.

Según recuerda el sociólogo Gerardo Maloney, tres eran las principales comunidades de este corregimiento fundado en 1937.

Se trataba de los complejos de apartamentos La Boca Town, Diablo Hights y calle 19, todos fabricados de madera y en donde discurría la vida de decenas de familias que en su mayoría encontraba su sustento en la antigua Zona del Canal.

“Muchas de esas viviendas tenían un piano, porque la música era parte fundamental de la comunidad de Río Abajo”, recuerda Maloney desde su despacho en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

El sociólogo cuenta que a mediados de las décadas de 1950 y 1960 del siglo pasado, era común que los habitantes de Río Abajo se fueran a Nueva York, en Estados Unidos para tratar de buscar una vida mejor.

“Muchos en la comunidad vivían de las remesas. Así como es ahora ese fenómeno en El Salvador, Honduras y México, así era en Panamá hace décadas. Allá en Estados Unidos había más oportunidades de trabajo”, recuerda.

MÚSICA COMO EJE

Además de ser el principal escenario de las luchas sociales en favor de los afrodescendientes, las calles de Río Abajo también estuvieron llenas de música y cultura.

El teatro Río, ubicado en el terreno donde hoy está plaza Río, fue uno de los puntos de encuentro de aquella Panamá afrodescendiente.

Los concursos de calipso, el llamado Flow Show, el grupo Los Crooners, pero sobre todo la pantalla de cine tipo cinemascope, en la que se proyectaban películas con el formato más grande de la época, eran parte de la oferta de esparcimiento del sector.

Pero también los llamados boite, locales en donde se combinaba bar y música en vivo, fueron clave en la vida nocturna.

Las paredes de algunos de estos establecimientos como Le Marrón, El Espejo, Camelot, El Royalito y Moroco fueron testigos de multitudinarios conciertos de jazz, tríos o cuartetos.

En las calles de Río Abajo también se dieron las primeras fiestas de reggae a finales de los años 70.

Más nueva es la llamada vereda afroantillana, formada por varios locales de comidas típicas de estas islas y que está ubicada en la vía España.

Los templos religiosos protestantes también eran centros en donde jóvenes y adultos se congregaban cada semana.

El exviceministro de Salud Hugo Wood, que lleva más de 40 años viviendo en el corregimiento, recuerda que por las calles de Río Abajo hicieron vida personajes panameños como el periodista Sidney Young, fundador del semanario The Panama Tribune.

También vivieron aquí el primer obispo afrodescendiente del país Carlos Ambrosio Lewis y el empresario Gaspar Omphroy.

MENOS POBLADO

Al transcurrir los años, sin embargo, las calles de Río Abajo han perdido esa vocación residencial para dar paso a diversas sedes de industrias y talleres.

De hecho, según estadísticas de la Contraloría General de la República, en este corregimiento cada vez vive menos gente.

En la actualidad, según el censo de 2010, dentro de este sector capitalino habitan 26 mil 607 personas, 6 mil 548 menos que los contabilizados en 1990.

Además, el número de viviendas también ha disminuido.

Mientras que en 1990 se contabilizaban 8 mil 668, 20 años más tarde este número descendió a 8 mil 462.

De acuerdo con el representante de Río Abajo, Javier Ortega, este fenómeno se debe a que en los terrenos que ocupaban las antiguas casas de madera, hay cada vez más industrias, galeras y talleres que van llenando esos espacios.

“Ahora mismo hay 60% de viviendas y 40% industrial, pero este último avanza cada vez más”, agrega el representante que le pide al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y al Ministerio de Comercio no dar más permisos que no sean para hogares.

La idea, explica el representante, es que Río Abajo siga siendo de vocación mayoritariamente residencial.

“Los pocos edificios que se construyen en el corregimiento se venden muy rápido. Es que la gente sigue viendo Río Abajo como el centro de la ciudad, y como hay de todo cerca, prefieren mudarse para acá”, agrega Ortega.

Más mujeres que hombres

Con 6.3 kilómetros cuadrados de extensión, una de las particularidades de este sector es que la mayoría de sus habitantes son mujeres.

Según el censo de 2010, en total viven aquí 14 mil 426 mujeres y 12 mil 181 hombres.

De sus pobladores, 12 mil 644 trabajan. De esta cantidad, 7 mil 521 lo hacen en la empresa privada, 2 mil 303 lo hacen en el sector público y 2 mil 73 laboran por cuenta propia.

Sus límites son al norte con el distrito de San Miguelito; al sur con el corregimiento de Parque Lefevre; al este con el corregimiento de Juan Díaz y al oeste con el corregimiento de Pueblo Nuevo.

Algunas de las comunidades de Río Abajo son Marcasa, Villa Lorena, Villa Mara, Florida, Altos del Río, Los Joyces, Porvenir, Victoriano Lorenzo, Patterson, Nuevo Altos del Río, Villa Rica, Charco Espíritu y El Valle de la Esperanza.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código