detalles de un ITINERARIO

Así camina Arias la campaña

El candidato oficialista se rodea de un numeroso equipo de campaña que le rinde cuentas al fundador de Cambio Democrático, Ricardo Martinelli.
Los itinerarios de la campaña oficialista también son recorridos por miles de panameños. A veces los seguidores proceden de barriadas diferentes a las del circuito donde José Domingo Arias hace sus caminatas. LA PRENSA/Archivo. Los itinerarios de la campaña oficialista también son recorridos por miles de panameños. A veces los seguidores proceden de barriadas diferentes a las del circuito donde José Domingo Arias hace sus caminatas. LA PRENSA/Archivo.
Los itinerarios de la campaña oficialista también son recorridos por miles de panameños. A veces los seguidores proceden de barriadas diferentes a las del circuito donde José Domingo Arias hace sus caminatas. LA PRENSA/Archivo.

La campaña de José Domingo Arias es un campo minado. El presidente Ricardo Martinelli se encargó de cercar los movimientos del candidato desde el momento mismo de su triunfo en las elecciones primarias de Cambio Democrático (CD).

El mandatario no deja nada al azar y ha sumado colaboradores que Arias engloba en el término de “equipo de trabajo” y con el tiempo les empezó a decir “mi gente”. Son cerca de 20 personas y parecen un cardumen detrás del candidato.

Originarios del mismo gobierno y de otros partidos, o pertenecientes a las bases del partido oficialista o del grupo del asesor brasileño Joao Santana, los colaboradores se fueron insertando en la campaña oficialista para rodear a Arias, pero también para tener al tanto a Ricardo Martinelli.

Antes de la aparición del candidato en los lugares de recorrido, siempre se encuentra el grupo de la jefatura de prensa y los periodistas independientes o cercanos a la causa oficialista. Donde están ellos se inician las caminatas.

Los brasileños de Santana buscan posiciones envidiables para hacer videos y tomar fotografías que después inundan la televisión, la prensa, las redes sociales y las vallas publicitarias. Al menos una discoteca móvil hace ensayos ensordecedores con los estribillos: “¿Qué xopa, Mimito qué pasó?” y “Más cambios y para todos”. Integrada por gente de espesa trayectoria en política, una célula llamada “De avanzada” llega 20 minutos antes del candidato.

Custodiado por un hombre de complexión enorme y con unas manos perfectas para desarmar motores, Arias inicia su jornada de la tarde cuando desciende de una Toyota Prado de vidrios polarizados y luciendo una gorra con los colores de CD.

Entre semana, sobre el mediodía, la campaña invita a los medios de comunicación a las caminatas a las 4:00 p.m. Pero la verdad es que el candidato suele bajarse de la Prado pasadas las 5:00 p.m., un rato después de haberse colmado las calles y las veredas de las barriadas con personas muy humildes, recién llegadas del trabajo, con banderas gigantes de CD y el Molirena, y luciendo suéteres verde y fucsia.

El aspirante a diputado por el circuito acostumbra esperar a un costado de los miembros de la jefatura de prensa. Y debe reunir como mínimo a mil personas sin importar si no son residentes de la barriada.

Algunos candidatos oficialistas sonríen hasta el momento en que se les acerca un periodista del diario La Prensa. Fue el caso de Marcos González y su pregunta cautelar al iniciarse una entrevista: “¿Y usted dónde trabaja?”.

Dos horas después de visitar hogares y barriadas, José Domingo Arias regresa a la Prado refrigerada rumbo a su casa en Costa del Este.

La casa tiene dos plantas, terraza, acabados de madera y un jardín finamente cuidado. En su interior diseñaron una sala comedor de madera donde suele atender en las noches, cuando ya concluye la faena cotidiana, a aliados políticos y a miembros de su equipo de campaña. En ese lugar y en ese momento, dicen, estrecha sus lazos de amistad con las “fichas” de la maquinaria de gobierno.

EL OTRO ARIAS

En un recorrido por La Chorrera se acercó a comprar billetes de lotería y entonces un colaborador suyo –de los pocos en ese momento– osó desviar del camino al candidato. Este atendió el llamado, pero al instante volvió sobre sus pasos y le advirtió: “no me gusta que me digan qué tengo que hacer”.

En algunos miembros del equipo de campaña tampoco cayó en gracia la decisión de Arias de recortar en 50% los gastos de viáticos durante los viajes en el interior. La noche se pagaba a $50 y pasó a $25; y por cada comida se desembolsaban $10, y luego $5.

En el interior, Arias empezó a cogerle el ritmo a la campaña. Vestido de típico y junto a su esposa, Aimeé Álvarez, se tomó las fiestas de la campiña con una tambora y con bailes interioranos. Gestos intempestivos delatan a un hombre ajeno a la política.

Pero en Panamá, cuando usa traje y zapatos de cuero negro, evidencia qué tanto le incomoda el protocolo. Ejemplo palpable son las veces que se sienta en las entrevistas de televisión y que nada le importa si se le sube la basta del pantalón por encima de la media. O si desconoce temas de actualidad nacional y con frescura contesta que “no, no he estudiado el tema”.

Porque si existe una hazaña en CD consiste en haber inventado un candidato de la nada, como dice el consultor Edwin Cabrera, y catapultarlo al primer lugar de las encuestas. El resultado se cumple gracias a la capacidad de Arias de entonar en una sola voz varias voces discordantes. Tiene varios jefes.

Consultados los tenores de CD sobre quién lleva la batuta, todos responden que se toman decisiones de consenso. Las disputas se inician en el campo minado por el fundador del partido. Fuentes del oficialismo dicen que Salomón Shamah y José Muñoz, jefe de la campaña, no se llevan bien ni en las fotos que publican los diarios y que ambos representan a dos bandos contrarios.

Señalan que la ministra de Trabajo, Alma Cortés, nunca gustó de Arias, y que todavía no entiende por qué Rómulo Roux perdió las elecciones primarias. Y también dicen que a Arias le habría gustado tener en la vicepresidencia a Aníbal Galindo, actual consejero de la Presidencia.

Precisamente Álvaro Alvarado le aseguró ayer a Casimiro que Marta de Martinelli y Aimeé Álvarez habían tenido una especie de cortocircuito. Qué no vaya y sea el primer detonante de la campaña oficialista.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código