Aún sin castigo

El viernes 14 de marzo de 1986, Sixto Yito Barrante Méndez había ido a su trabajo a cobrar un dinero que le debían. Tenía 22 años y estaba afiliado al Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares.

Según cuenta un amigo, cuyo testimonio consta en el expediente judicial del caso, luego de cobrar “él me invitó a tomar un par de cervecitas. Nos fuimos hasta calle 13 Santa Ana”.

Ese mismo día, el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados había convocado una marcha para protestar contra la intención del gobierno de entonces de reformar varias leyes, entre estas la laboral vigente.

Un cordón de seguridad conformado por miembros de la Primera Compañía de Orden Público Doberman, de las Fuerzas de Defensa, custodiaba la sede de la entonces Asamblea Legislativa para impedir que los manifestantes avanzaran hacia el recinto.

“Como a las 7:00 de la noche –añade el testigo– se formó el disturbio con los Dóberman, entonces uno de ellos le pidió la cédula (a Yito), y él se puso rebelde”. Ni Barrante ni su amigo participaban en la protesta, pero quedaron atrapados en la desbandada. “Salió de pronto un amigo del Dóberman y le disparó a quemarropa”.

Otro testimonio, de un empleado del teatro Variedades que recoge el informe de la Comisión de la Verdad, señala: “Observé a un joven, parado en la acera frente al Teatro... los Dóberman se dirigieron a él diciéndole “¿tú que haces parado ahí?” y comenzaron a patearlo y a pegarle. Me dirigí al que supuse era el jefe de ellos y le pedí que le diera una oportunidad que él no había hecho nada indebido, abrí una hoja (sic) de la puerta del Teatro, el joven va entrando, pero se da la vuelta y patea a uno de los Doberman, entonces uno de ellos le disparó en todo el estómago y ahí mismo el joven cayó. Entre todos los que quedamos allí recogimos al muchacho para llevarlo al hospital”.

Barrante moriría más tarde a causa del impacto masivo de los perdigones.

La Fiscalía Tercera Superior estableció en aquella época que Barrante fue víctima del delito de homicidio, pero al no haber “indicios suficientes” para determinar al autor material, recomendó el cierre del sumario con sobreseimiento provisional. El Segundo Tribunal Superior de Justicia avaló el concepto del Ministerio Público.

Luego de la invasión estadounidense del 20 de diciembre de 1989, que puso fin al régimen militar, el caso revivió. El 25 de octubre de 1990, el Ministerio Público, con nuevos testimonios, pidió la reapertura del sumario. El Tribunal Superior de Justicia aprobó la solicitud, y el 31 de enero de 1994 el procurador José Ramón Valdés le asignó a la Fiscalía Superior Especial la continuación de las investigaciones.

El 14 de marzo de 1994, la Fiscalía Superior Especial solicitó la apertura de causa criminal contra Jorge Eliécer Bernal Guzmán, jefe de los Dóberman, como presunto infractor, y a Aristóteles Quintanar Guzmán, por el delito de falso testimonio. El 7 de diciembre de 1995, el Segundo Tribunal Superior de Justicia abrió causa penal.

Según recuenta el informe de la Comisión de la Verdad, la investigación y resolución del caso duró alrededor de 15 años, aproximadamente 10 fiscales estuvieron a cargo de la investigación, el acto de audiencia fue suspendido 2 veces, uno en octubre de 2000 y el otro en febrero de 2001, debido a peticiones del defensor técnico.

La audiencia empezó el lunes 23 de abril de 2001 y se extendió hasta el viernes 27 de abril, cuando el jurado declaró culpable al imputado por participar en la causa de muerte de la víctima.

Jorge Eliécer Bernal Guzmán fue declarado reo en rebeldía, juzgado y condenado en ausencia. Mantenía una condena previa de 20 años de prisión, fijada en 1995 por el homicidio del empresario, de origen español, Manuel Vásquez perpetrado en 1987.

Huido primero a Guatemala, Bernal terminaría instalándose en Costa Rica.

En febrero de 2008, mientras la procuradora Ana Matilde Gómez participaba en una audiencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en San José, Costa Rica, Bernal se le acercó para entregarle una petición de revisión de sus dos condenas en Panamá.

El 23 de abril de 2012, el periódico Al Día de Costa Rica publicó una entrevista con Bernal, en la que reiteró que no tiene relación con los dos asesinatos por los que fue condenado a 20 años de cárcel en Panamá, el 27 de abril del 2001.

A pesar de que ha sido requerido por Interpol, Costa Rica no acepta su extradición debido a que su jurisdicción no reconoce el juzgamiento en ausencia.

En enero de este año, se conoció que Bernal hacía gestiones por interpuesta persona, para poder cobrar su pensión de vejez o jubilación.

Bernal ha insistido en que su condena obedeció a móviles políticos.

Por lo pronto, no hay señalamiento ni sentencia contra un autor material concreto.

Veintisiete años después de su asesinato no se conoce con precisión quién mató a Yito Barrante. Y nadie ha pagado un solo día de cárcel por su homicidio.

>>> Obreros muertos en democracia

Las refriegas entre obreros y policías han sido constantes también en democracia. Las luchas de los obreros para mantener conquistas laborales o para impedir la aprobación de leyes impopulares han cobrado en estos años también sus muertos. Baste recordar los casos de Rufino Frías y Luis Colque, durante las protestas contra la reforma al Código Laboral en 1996. Colque, un peruano que vivía en Panamá, ni siquiera era parte de la protesta.

En años más recientes, se cuenta, entre otras, la muerte de Luigi Antonio Argüelles, el 16 de agosto de 2007 por un disparo de un agente de la Policía Nacional.

Durante las protestas de Changuinola, Bocas del Toro, en junio de 2010, los trabajadores bananeros Antonio Smith y Virgilio Castillo murieron como consecuencia de la dura represión a las protestas contra la llamada “ley chorizo”, que descabezaba la financiación sindical.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código