FALTAS ABSOLUTAS. PROCEDIMIENTOS DE LA ´CONSTITUCIÓN´ VENEZOLANA.

El ´chavismo´ sin Chávez

El vicepresidente Nicolás Maduro asumiría el poder mientras concluye el mandato y se realizan nuevas elecciones generales.

¿Qué pasaría si Hugo Chávez no pudiera seguir desempeñando sus funciones como Presidente de Venezuela, a causa del cáncer que lo aqueja desde 2011 y que el pasado martes lo llevó por cuarta vez a una sala de operaciones?

La anterior es, sin duda, una de las preguntas que ahora mismo se plantean los venezolanos y muchas otras personas en el mundo.

Más allá de las interpretaciones de chavistas u opositores, la Constitución del país suramericano es clara en lo que respecta a las faltas absolutas y temporales del Presidente.

Las faltas absolutas de un Presidente en Venezuela están tipificadas en los artículos 233 y 234 de la Constitución, y entre estas se incluye la muerte, la renuncia, la destitución decretada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ); la incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el TSJ y con la aprobación de la Asamblea Nacional (AN); el abandono del cargo, decretado este por la AN; y la revocatoria popular del mandato.

Tomando en cuenta que, a diferencia de Panamá, donde existen duplas para la elección de presidente y vicepresidente, en Venezuela el pueblo solo elige al mandatario, su falta absoluta plantea tres escenarios y la fecha en que esta ocurra es determinante en el procedimiento a seguir.

Si la falta de Chávez ocurriera justo ahora, en los dos últimos años de su actual período, asumiría el vicepresidente, Nicolás Maduro, hasta concluir el mandato y mientras se elige a un nuevo gobernante.

Para esto último, se debería convocar a elecciones en los siguientes 30 días calendario desde el momento en que se produzca la falta. Este escenario aplicaría hasta el 10 de enero de 2013.

Si, por el contrario, la ausencia ocurriera en los primeros cuatro años del período, se tendría que convocar a una nuevo comicio en los siguientes 30 días calendario y, mientras ello ocurre, el Vicepresidente quedaría encargado. Esta posibilidad aplicaría si la falta sucede después del 10 de enero.

El tercer escenario posible es que la falta se registrara antes de la toma de posesión (10 de enero), y en ese caso asumiría el presidente de la AN, Diosdado Cabello, mientras se convoca a una elección en los siguientes 30 días calendario.

En este escenario, los constitucionalistas plantean un debate, pues Chávez es el Presidente en ejercicio y a la vez el Presidente electo, y por tanto no está claro si debiera ser Maduro o Cabello el sucesor inmediato. Lo que sí queda claro es que se debe convocar a nuevas elecciones en los siguientes 30 días.

El ungido

Pero como si quisiera adelantarse a los hechos, Chávez dio un espaldarazo a Maduro el sábado pasado y pidió al país que, en el caso de que él no pueda seguir, apoye al vicepresidente.

Maduro, de 49 años, es visto como máximo representante del “ala moderada” del círculo cercano a Chávez, caso contrario de Cabello, a quien se le ve como el más reaccionario.

Maduro viene de los sindicatos del Metro de Caracas, donde trabajó como chofer de Metrobús.

En 1999 se inició como diputado del Movimiento Quinta República, fundado por Chávez, y entre 2005 y 2006 fungió como presidente de la AN. Luego, pasó a la Cancillería y allí permanece, aunque poco antes del 7 de octubre pasado, fecha en que el Presidente fue reelecto, se le nombró vicepresidente.

“No es ruidoso verbalmente [y] pareciera ser una persona con la naturaleza de canciller, dispuesta al diálogo [...] además es la opción de los Castro”, dijo a la agencia de noticias AFP el politólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela Ricardo Sucre.

A juicio de la historiadora Margarita López, Maduro es “el mejor vocero” internacional de Chávez, cuya fidelidad quedó demostrada en la crisis por su estado de salud.

De hecho, en una entrevista este martes, poco antes de que Chávez fuera sometido a una nueva operación en La Habana, Cuba, Nicolás Maduro dijo entre lágrimas que le será leal a Chávez “hasta más allá de esta vida”, señaló la agencia de noticias EFE.

Un posible contendor electoral

En el caso de que ocurra la ausencia absoluta del presidente venezolano, Hugo Chávez, y se convoque a una nueva elección, el ungido oficialista, Nicolás Maduro, se mediría en las urnas con Henrique Capriles, el líder de la oposición.

Capriles, un abogado de 40 años, aglutinó la mayoría de las fuerzas opositoras al chavismo en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre y obtuvo 44.39% de los votos, 10.61 puntos porcentuales menos que Chávez, quien se alzó con la reelección al obtener 55% de los sufragios.

Fundador del partido Primero Justicia, Capriles fue el más joven vicepresidente del extinto Congreso venezolano, entre 1999 y 2000; alcalde en el municipio Baruta, entre 2000 y 2008; y a partir de ese año se convirtió en gobernador del estado Miranda, puesto por el que competirá de nuevo en los comicios regionales de este domingo 16.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código