La cita anual con la pollera

Más de mil panameñas provenientes de todo el país lucieron ayer su pollera —el traje típico nacional— que parecía jugar con el viento mientras se movía al ritmo contagioso de la caja, el pujador y el repicador durante el Desfile de las Mil Polleras, celebrado en la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos.

Temas:

La cita anual con la pollera La cita anual con la pollera

La cita anual con la pollera Foto por: Gabriel Rodríguez

La alegría y el donaire de la mujer panameña fueron el marco que ayer dio vida a la festividad donde se rindió un homenaje al traje típico nacional. La alegría y el donaire de la mujer panameña fueron el marco que ayer dio vida a la festividad donde se rindió un homenaje al traje típico nacional.

La alegría y el donaire de la mujer panameña fueron el marco que ayer dio vida a la festividad donde se rindió un homenaje al traje típico nacional.

Llenas de color, las delicadas labores que llevan las polleras son confeccionadas por manos de artesanas santeñas, en las que proyectan el amor al terruño. Llenas de color, las delicadas labores que llevan las polleras son confeccionadas por manos de artesanas santeñas, en las que proyectan el amor al terruño.

Llenas de color, las delicadas labores que llevan las polleras son confeccionadas por manos de artesanas santeñas, en las que proyectan el amor al terruño.

La sonrisa de la empollerada es una invitación a admirar las labores de un traje que heredamos y que se ha convertido en el principal orgullo de los panameños. La sonrisa de la empollerada es una invitación a admirar las labores de un traje que heredamos y que se ha convertido en el principal orgullo de los panameños.

La sonrisa de la empollerada es una invitación a admirar las labores de un traje que heredamos y que se ha convertido en el principal orgullo de los panameños.

Horas de trabajo y de dedicación quedan plasmadas en las diferentes clases de pollleras, desde las más sencillas hasta las de gala. Horas de trabajo y de dedicación quedan plasmadas en las diferentes clases de pollleras, desde las más sencillas hasta las de gala.

Horas de trabajo y de dedicación quedan plasmadas en las diferentes clases de pollleras, desde las más sencillas hasta las de gala.

Ponerse una pollera es uno de los lujos con el que toda mujer panameña sueña, pues representa una parte del sentir de este pequeño pero gran país. Ponerse una pollera es uno de los lujos con el que toda mujer panameña sueña, pues representa una parte del sentir de este pequeño pero gran país.

Ponerse una pollera es uno de los lujos con el que toda mujer panameña sueña, pues representa una parte del sentir de este pequeño pero gran país.

Los carros alegóricos de entidades públicas y privadas no faltaron a la cita en donde la pollera ocupó el sitial de honor. Los carros alegóricos de entidades públicas y privadas no faltaron a la cita en donde la pollera ocupó el sitial de honor.

Los carros alegóricos de entidades públicas y privadas no faltaron a la cita en donde la pollera ocupó el sitial de honor.

Las soberanas de los próximos carnavales también dijeron presente en este evento, demostración de panameñidad. Las soberanas de los próximos carnavales también dijeron presente en este evento, demostración de panameñidad.

Las soberanas de los próximos carnavales también dijeron presente en este evento, demostración de panameñidad.

Más de mil panameñas provenientes de todo el país lucieron ayer su pollera —el traje típico nacional— que parecía jugar con el viento mientras se movía al ritmo contagioso de la caja, el pujador y el repicador durante el Desfile de las Mil Polleras, celebrado en la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos.

Polleras zurcidas, marcadas en cruz, sombreadas caladas, de cañita y montunas, entre otras, despertaron la admiración de cientos de turistas nacionales y extranjeros que acudieron a la cita anual para admirar cada detalle de uno de los trajes típicos más hermosos del mundo.

La fiesta de la pollera

El intenso calor que ayer abrasó la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos, no fue pretexto para que más de mil panameñas de distintas partes del país lucieran la pollera, el traje típico nacional.

Desde tempranas horas de la tarde, contagiadas del festival, que tuvo como abanderado al músico típico Daniel Dorindo Cárdenas, las empolleradas recorrieron las calles tableñas.

Polleras confeccionadas en diferentes épocas y de un gran valor histórico y cultural fueron lucidas al son del tamborito y de cantos folclóricos.

La actividad sirvió para que cientos de turistas nacionales y extranjeros conocieran de primera mano una parte de las tradiciones típicas panameñas, que según la Autoridad de Turismo de Panamá el año pasado generó un impacto económico de 22.5 millones de dólares.

Ese año, Las Tablas recibió un total de 125 mil personas, estimándose un aumento para este año.

Rigoberto Vergara, presidente de la Cámara de Comercio de la provincia de Los Santos, indicó que la capacidad hotelera en la región de Azuero registró una ocupación del 100%.

Restaurantes, pequeños comercios de artesanías, almacenes y el transporte también se beneficiaron de este evento.

Vergara explicó que la actividad turística derivada de este desfile no solo se concentró en Los Santos, pues también permeó hacia la vecina provincia de Herrera.

“El turista aprovecha la oportunidad para conocer los pueblos aledaños que existen alrededor de Las Tablas”, apuntó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código