urbanismo. ¿parques con árboles, o plazas con fuentes?.

La ciudad pierde áreas verdes

En marzo de 2010 se talaron 200 árboles en calle 50 para darle paso a un proyecto inmobiliario, acto que fue catalogado como un delito por grupos ambientalistas.

Construido sobre una línea de ferrocarril abandonada desde 1980, el New York High Line se ha convertido desde hace dos años en uno de los lugares más visitados por propios y extraños en la ciudad de los rascacielos.

Sometido a un concurso internacional para escoger la mejor opción, el New York High Line es un parque lineal de dos kilómetros donde se pueden realizar actividades deportivas o simplemente contemplar en una de las bancas colocadas para el descanso de los visitantes.

Durante el primer año, al menos 2 millones de personas recorrieron el parque, movimiento que ha generado inversiones en las cercanías que superan los 2 mil millones de dólares por parte del sector privado.

Para aprovechar todo el espacio y los elementos, la propuesta incorporó al diseño la maleza verde que debido al abandono de la estructura había crecido en la línea de ferrocarril. Según sus creadores, se utilizó el concepto de agri-tecture: parte agricultura, parte arquitectura, para crear un ambiente verde, pero con la estructura necesaria para facilitar el descanso de las personas.

Arquitectos consultados indicaron que esto es un ejemplo de que solo falta la voluntad para cambiar la imagen de una ciudad invadida por rascacielos.

Mientras que Nueva York, una ciudad de 9 millones de habitantes, intenta añadir zonas públicas, en Panamá el crecimiento económico está acabando con los pocos espacios verdes que existen en la ciudad.

Solo hay que recordar la tala de 200 árboles en un lote en calle 50, lo que fue catalogado por ambientalistas como un crimen ecológico.

Ahora, el Municipio de Panamá licitó la remodelación del parque Urracá, en la que se invertirán 4 millones de dólares.

El proyecto, que modificará una de las pocas áreas públicas que quedan en la ciudad capital, incluye la instalación de una “fuente cibernética” (iluminada y con movimiento de agua en varias direcciones mediante un control electrónico), así como la instalación de una cancha de grama sintética.

Para el arquitecto y urbanista Hugo Rosales, el objetivo principal del proyecto del Urracá debe ser la protección de las áreas verdes.

Señala que la burocracia y la falta de descentralización del Municipio impide hacer un reordenamiento urbanístico en la ciudad.

A esto hay que sumarle el hecho de que un alto porcentaje de las promotoras inmobiliarias no cumple con las normas que establecen los espacios públicos como aceras y áreas verdes.

Rosales considera que hacen falta espacios verdes similares al parque recreativo Omar, que, en su opinión, es un parque clásico con áreas específicas donde las personas de todas las edades pueden hacer actividades de acuerdo con su edad.

Aunque hay pocas zonas en la capital para crear un área de las dimensiones del parque Omar, Rosales indica que una opción sería demoler edificios viejos, la mayoría abandonada, para crear áreas verdes. Sin embargo, la falta de fondos, sumada a los intereses económicos, impiden al Municipio utilizar este mecanismo.

En cuanto a la cinta costera, dice que el proyecto no cumplió su objetivo porque se incluyeron seis carriles para el tránsito de vehículos.

 $5 millones para parques públicos

El Municipio de Panamá tiene bajo su administración 385 parques municipales, de los cuales 70 están ubicados en las áreas revertidas.

A esto hay que sumarle 400 mil metros de aceras y espacios públicos que necesitan mantenimiento.

Funcionarios del Municipio capitalino informaron que el año pasado se destinaron 2.3 millones de dólares para el mantenimiento de áreas municipales, mientras que para 2011 hay una partida asignada para este renglón que alcanza los 3 millones de dólares.

La mayoría de estos fondos se utiliza para reponer las bancas y demás infraestructuras que se van deteriorando con el paso del tiempo, o que son hurtadas. Sin contar el parque recreativo Omar, que es administrado por el Despacho de la Primera Dama, el Andrés Bello, ubicado en vía Argentina, es uno de los más visitados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código