ELECCIONES 2014

El clientelismo se impone

Candidatos de distintos partidos ofrecen regalos, y hasta dinero, a cambio de apoyo popular. En las fiestas patrias prevaleció esta práctica.

Temas:

Juan Carlos Navarro fue el abanderado de San Miguelito en las fiestas del 10 de noviembre. ‘Él pidió ser el abanderado’, dijo una de las organizadoras. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga. Juan Carlos Navarro fue el abanderado de San Miguelito en las fiestas del 10 de noviembre. ‘Él pidió ser el abanderado’, dijo una de las organizadoras. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.
Juan Carlos Navarro fue el abanderado de San Miguelito en las fiestas del 10 de noviembre. ‘Él pidió ser el abanderado’, dijo una de las organizadoras. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.

La política se tomó las fiestas.

A cambio de obtener preponderancia en estas fiestas, tanto partidos oficialistas como de oposición han entregado dinero a las organizaciones responsables de las actividades.

La tendencia se impone sobre la tradición de escoger de abanderados a personas con reconocimiento y trayectoria en las comunidades donde se celebran los actos.

“Es lamentable que se dé esto. Se convierten en eventos clientelistas en que los abanderados ya no son elegidos por sus méritos; algo fundamental para designar personas que dan ejemplo y rinden testimonio”, resalta Maribel Jaén, de la Comisión de Justicia y Paz.

Con una voz más crítica, Angélica Maytín, presidenta ejecutiva de Transparencia Internacional, capítulo de Panamá, denuncia que “otro retroceso que observamos en estos últimos años es la ausencia de méritos de algunos abanderados, o peor aún de pagar para serlo. El clientelismo ha llegado a esos extremos”.

Es el caso del candidato presidencial del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Juan Carlos Navarro, y del aspirante al mismo cargo por Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias.

Según Judith Yolanda Galiali, presidenta de la Asociación Cívica de Santeños de San Miguelito, encargada de los desfiles del pasado fin de semana en ese distrito, “él [Navarro] pidió ser abanderado, y eso tiene un costo de 5 mil dólares”.

Galiali reveló que Navarro fue el único en solicitar “ser el abanderado del desfile folclórico de San Miguelito”.

Avidel Villarreal, jefe de campaña de Navarro, defendió a su candidato: “Como campaña nosotros recibimos muchas invitaciones para que el candidato sea abanderado de festividades y celebraciones a nivel nacional, en todas se acostumbra ofrecer un apoyo a los organizadores. En esta ocasión aceptamos este honor y le dimos la donación correspondiente”, argumentó.

De la marcha, al menos 12 carretas de un total de 26 fueron patrocinadas por candidatos. Por cada carreta pagaron $600, y una cuota individual de $200 quienes participaron en calidad de abanderados en representación de los diferentes corregimientos de Los Santos.

Entre ellos Héctor Valdés Carrasquilla, actual alcalde de San Miguelito. El PRD estuvo representado por Leandro Ávila, Zulay Rodríguez, Raúl Pineda y Miguel Alemán. Por el Partido Panameñista, Jorge Aquiles, Calixto French, Juan Bravo y José Antonio Domínguez. La última carreta era respaldada por Varela Hermanos, empresa de la familia del candidato presidencial del panameñismo, Juan Carlos Varela.

Aparte de Valdés Carrasquilla, de CD estaban Abraham Martínez y Dalia Bernal, diputados y aspirantes a reelegirse en la Asamblea Nacional, además de Yoira Machado, representante del corregimiento Omar Torrijos.

Bernal hizo una exhibición de suficiencia económica, pues al menos seis carretas independientes contaron con su apoyo. Solo marchó un candidato independiente, eso sí, afín al partido de gobierno. Era el transportista Hugo Polo, quien aspira a obtener una curul.

POR ALLÁ NO ESCAMPA

En el Festival de la Mejorana, celebrado el pasado 29 de septiembre en Guararé, Los Santos, también fue evidente la penetración de la política en los actos culturales. En ese momento, CD hizo un despliegue de recursos y de logística que opacó por mucho a las otras agrupaciones políticas.

La majestuosidad de la fiesta dejó en evidencia el poder del partido gobernante.

El diputado oficialista Carlos Tito Afú reconoció en esa ocasión que se entregaron $10 mil por el abanderamiento de Aimeé de Arias, esposa de José Domingo Arias, actual candidato de CD a reemplazar al presidente Ricardo Martinelli.

El Instituto Nacional de Cultura desembolsó $25 mil extras a los autorizados por la ley –por idéntica suma– para estas fiestas, detalló Afú. Recientemente, en la Asamblea Nacional se aprobó un subsidio anual de $50 mil para esta fiesta.

“Con estos actos, los políticos le han hecho mucho daño a la cultura política, porque abonan terreno al clientelismo”, enfatiza Maribel Jaén.

Sin embargo, acusa Jaén, hay una responsabilidad de los ciudadanos organizados y no organizados para impedir la tendencia. “No puede ser que la ciudadanía organizada convierta estos eventos en un mercado y se pierda la esencia de la actividad que es la reafirmación de nuestra identidad, del significado y el fortalecimiento de la nacionalidad panameña”, sentencia.

´EL QUE NO DA, NO VA´

El actual presidente del Legislativo, Sergio Gálvez, de CD, le es fiel a su frase “el que no da, no va”.

Celebró su reelección en la presidencia de la Asamblea con una fiesta de antología en El Chorrillo, donde muchos invitados se anotaron en la rifa de dinero en efectivo. Tras un fila feliz, los ganadores reclamaron su premio a un costado del gimnasio Kiwanis.

HABLA EL PAPA

Es de vieja data el comportamiento acusado por Jaén y Maytín, pero se acentúa con los años y empieza a volverse parte del actividad política nacional. “Esa práctica no solamente se repite en actos cívicos; se repite en fiestas religiosas donde los políticos utilizan el evento para ganar la simpatía de los electores”, recuerda Jaén.

Conocedor a fondo de la actividad folclórica y política del país, Luis H. Moreno, de la Fundación de Ética y Civismo, pronostica cuál será la tendencia hasta el torneo electoral del 4 de mayo. “No solo se sentirá en el mes de la patria, sino en el mes de la Navidad; en el mes de los carnavales; y en el mes de la Semana Santa, cuando los candidatos van a las procesiones y rezan más de lo que hacen generalmente”, asegura.

´Corruptos, peores que los pecadores´: papa Francisco

El Papa lanzó una dura crítica a los cristianos que roban al Estado y le donan a la Iglesia. “Es un escándalo que se robe al Estado y se hagan donaciones a la Iglesia”, dijo Francisco.

“Merecen ser lanzados al mar con una piedra en el cuello”, sentenció el Pontífice durante su misa matinal ayer, lunes, en la residencia de Santa Marta.

El viernes pasado el religioso ya había arremetido contra “los devotos de las comisiones ilegales” e hizo un llamado a favor del trabajo honesto, pero ayer volvió a censurar no solo a los corruptos en general sino a aquellos corruptos que encima tratan de pasar por ser personas de elevados principios y de recta moral cristiana.

Denunció que “los corruptos son peores, mucho peores que los pecadores”. El que peca se arrepiente y pide perdón, pero los corruptos continúan pecando y aparentan que son cristianos, dijo el Pontífice, quien indicó que esa doble vida hace daño.

Agencias internacionales

Los ´aportes´ del panameñismo y el PRD

El tumulto de gente que se acercó a Portobelo, Colón, el pasado 21 de octubre a homenajear al Cristo Negro o a animar a los devotos a completar sus sacrificados recorridos fue hechizado por el poder del clientelismo una vez llegaron dos candidatos presidenciales a la tradicional fiesta religiosa.

Billetes de $1, $5 y $20 pasaban de los bolsillos de personas de los equipos de los candidatos Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), y Juan Carlos Varela, del Partido Panameñista, a alguno de los elegidos aleatoriamente.

“Resuélveme”, “Un aporte”, le decían a los aspirantes a la Presidencia cada vez que estos se acercaban a saludar.

Ante los eufóricos pedidos, los políticos hacían breves señas a las personas designadas con el efectivo señalándoles quién o quiénes eran los benefactores del módico “aporte”. Rápidamente, ellos se desentendían de la entrega y seguían repartiendo besos y abrazos.

La donación no era a la vista de todos, mucho menos cerca del candidato en cuestión.

La entrega se realizaba metros atrás, en la estela que dejaba la tormenta de gente que se empujaba para ganar espacio y hablarle o pedirle algo al candidato. En un rápido y pobremente disimulado movimiento, el arrugado billete pasaba de una mano a la otra en un pestañeo. Cuando la suma no dejaba contentos a los beneficiados estos no dudaban en quejarse. “¿Solo $5?”, le reclamó uno a la joven del equipo del PRD encargada de la misión. Rápidamente, esta regresó, metió la mano en su cangurera y agrandó el aporte con $3 más. Total, $8. “Ahora sí vamos por esas pintas”, celebraron los beneficiados.

Ante la euforia y el revulú causado por los políticos, la fiesta religiosa quedó en segundo plano por unas horas, igual que los casi olvidados devotos que seguían arrastrándose para llegar a los pies del Nazareno.

Conscientes de la ventaja que podrían sacarle a ambos candidatos presidenciales, algunos grupos de personas “cambiaban” de partido de acuerdo al político que se acercaba. “Se siente, se siente, Navarro, Presidente”, coreaban y bailaban cuando el perredista los abordaba. Lo mismo sucedía cuando el panameñista paraba a saludar. De rima fácil y obvia, la canción mantenía su melodía y simplemente cambiaba de apellido.

Seña va, seña viene, y los encargados de las donaciones rompían filas para hacer sus aportes.

“Hay que sacarles algo”, comentaban convencidos algunos “seguidores”. Uno de ellos celebraba haber recolectado $10 gracias a ambos partidos.

Otra forma de maquillar el proceso de donación era aplicando sobrecostos en las compras de souvenirs. Por arte de magia, cuando una de las dos personas de cada partido encargadas de regalar dinero se acercaba a alguno de los vendedores en el lugar, la mercancía, sin importar qué era, pasaba de valer $0.25 a $5 o $10.

Mucho más disimulado –u organizado– fue el trabajo de repartición que realizó el equipo de Varela.

Una suerte de pared humana servía para que el encargado de regalar el dinero cumpliera su objetivo sin que los medios de comunicación lo percibieran.

Aunque algunos beneficiados quedaban disconformes por el regalo, la fiesta seguía y cada donación era destinada a la compra de más cervezas. Pinta para hoy, sed para mañana.

Luis Bellini

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código