La cumbre sufrida

Son escasos los 199 metros de la cumbre más emblemática de la ciudad de Panamá. Pero su estatura simbólica es mucho mayor. El cerro Ancón es una elevación estratégica desde los tiempos de la colonia, cuando la ciudad se mudó al emplazamiento de San Felipe.

Con el advenimiento de la República, en 1903, debido a los acuerdos con los estadounidenses para la construcción de un canal interoceánico, el cerro Ancón quedó englobado dentro de la llamada Zona del Canal. Por eso la poetisa Amelia Denis De Icaza se lamentaba: “Ya no eres mío, idolatrado Ancón”.

El arroyo que nacía de sus entrañas, y que dio nombre al barrio El Chorrillo, fue desecado en virtud de los trabajos de saneamiento del área del Canal y de la ciudad. También fue cantera para las obras de la vía interoceánica (aún pueden verse rastros de las heridas de esta actividad en sus laderas).

La modesta cumbre se convirtió en símbolo de las luchas nacionalistas por la recuperación de la Zona del Canal. Bajo su sombra se desarrollaron las operaciones soberanía del 2 de mayo de 1958 y del 3 y 28 de noviembre de 1959. También allí, en sus cercanías, tuvo lugar la gesta patriótica del 9 de enero de 1964.

El 1 de octubre de 1979 ondeó nuevamente en su cima la bandera panameña, en virtud de los tratados Torrijos-Carter, firmados dos años antes. Los estadounidenses primero y luego los panameños, lo coronaron de poderosas antenas de comunicación.

Tras la invasión estadounidense de 1989, se creó la Autoridad de la Región Interoceánica (ARI), que administraría y determinaría el uso de los bienes revertidos en virtud de los tratados canaleros.

A finales de 1998, la ARI encargó estudios para ver la posibilidad de ubicar miradores, cafetería, senderos, y un teleférico en las inmediaciones del cerro.

El Acuerdo Municipal No. 157 del 31 de julio de 2001, determinó que el cerro Ancón era un área protegida y reserva natural del distrito de Panamá.

El 30 de octubre de 2003 se le declaró, entre tanto, patrimonio de la nacionalidad panameña, según la Gaceta Oficial.

A muchos, especialmente a los vecinos, les generó preocupación el impacto del desarrollo del teleférico.

En junio de 2004, el Consejo Económico Nacional aprobó un proyecto de contrato para el desarrollo del teleférico y de un restaurante, cafetería, mirador y la venta de artesanías con la empresa Inversiones Guararé Teleférico, S.A.. El monto del proyecto era de un millón 198 mil 67 dólares con 80 centavos.

Un año más tarde, vecinos y promotores estaban enfrascados en una batalla a causa del proyecto.

Los primeros cuestionaban la validez del estudio de impacto ambiental y alegaban que era inconsulto. Los promotores afirmaban lo contrario y decían haber cumplido con la ley.

Sin embargo, cuatro años más tarde, en julio de 2009, la Corte Suprema de Justicia decidió que el contrato de concesión para la construcción del teleférico era ilegal.

El fallo de los magistrados respondía a una demanda de nulidad en contra del contrato. La demanda se sustentaba en que la ARI no podía otorgar concesión en área protegida, porque esa es potestad de la Autoridad Nacional del Ambiente.

El 18 de mayo de 2010, el Consejo Municipal aprobó la creación de un patronato para la protección del cerro Ancón.

Una denuncia sobre el deterioro y la vandalización de la estatua en honor a la poetisa Amelia Denis De Icaza, en julio de 2010, motivó a la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas (sucesora de la ARI) a proceder a repararla y también a solicitar al Ministerio de Obras Públicas el arreglo de la carretera de acceso a la cima del cerro Ancón.

El temor de los residentes de las zonas aledañas y de los conservacionistas es que si se permiten obras en el cerro, como la del teleférico, estas sean el primer paso para la “ocupación” por la fiebre inmobiliaria de este monumento natural y simbólico de la patria.

Naturaleza, peligros y un túnel misterioso

El cerro Ancón, un enclave natural protegido en pleno centro de la ciudad, lleno de vegetación frondosa y una fauna propia del trópico, está rodeado también de amenazas. Hay allí, en el punto natural más elevado de la ciudad, 206 especies de plantas y 68 especies de animales que se encuentran amenazados por la tala y la caza furtivas.

La Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Fiannzas (sucesora de la Autoridad de la Región Interoceánica) es la entidad gubernamental a cargo del sitio.

En 2010, el Gobierno anunció la adecuación de un túnel construido por Estados Unidos en la década de 1940 en las entrañas del cerro, y que servía como centro de comunicaciones secreto para los militares estadounidenses.

Se dijo que allí se establecería un centro para el control de emergencias y desastres naturales, pero poco se ha sabido desde entonces.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código