El dantesco paisaje del JDA

Enormes herbazales cubren en su totalidad el terreno de juego y las graderías de este coliseo en el que se forjaron grandes leyendas del béisbol istmeño. Enormes herbazales cubren en su totalidad el terreno de juego y las graderías de este coliseo en el que se forjaron grandes leyendas del béisbol istmeño.
Enormes herbazales cubren en su totalidad el terreno de juego y las graderías de este coliseo en el que se forjaron grandes leyendas del béisbol istmeño.

Tiempo atrás era un coliseo esplendoroso en el que se forjaron y escribieron páginas gloriosas de la historia del deporte panameño.

Hoy es un monumento a la desidia, pese a que desde 1956 lleva el nombre de Juan Demóstenes Arosemena, en honor a la memoria del expresidente de la República bajo cuyo mandato se construyó el estadio para los IV Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Panamá en 1938.

El Estadio Olímpico Nacional Juan Demóstenes Arosemena (JDA) o Gigante de Cabo Verde, como también se le conoce, está abandonado y en ruina total. Su remozada fachada como parte del proyecto de renovación urbana de Curundú, invita a pensar que la instalación mantiene ese esplendor del pasado, pero la realidad adentro del coliseo es otra.

Enormes herbazales que cubren en su totalidad el terreno de juego y las casetas de jugadores, graderías en mal estado, paredes caídas y locales vandalizados, que se confunden con el olor a excremento que dejan los indigentes del sector que han hecho del lugar su guarida, son parte del dantesco paisaje que presenta el JDA, que en 2004 estuvo a un tris de ser declarado Monumento Histórico Nacional por un proyecto aprobado en la Asamblea Nacional de Diputados, pero que no recibió la sanción de la entonces presidenta de la República, Mireya Moscoso, por considerar que había aspectos que hacían “inexequible e inconveniente” el proyecto.

Inolvidables gestas deportivas que se dieron en ese coliseo, como aquella del 10 abril de 1965 cuando Ismael Laguna se coronó campeón mundial de boxeo ligero al vencer al puertorriqueño Carlos Ortiz, así como de otros eventos importantes del deporte panameño han quedado sepultados bajo los herbazales y la suciedad que cubre cada rincón del JDA, ante la mirada negligente de las autoridades que se pasan la responsabilidad entre ellas.

Administrado desde 1970 por el Instituto Nacional de Deportes (actual Instituto Panameño de Deportes), en 1991 por ley fue traspasado de manera oficial a la institución deportiva estatal, que supuestamente durante esta administración gubernamental lo transfirió al proyecto que reestructuró el barrio de Curundú.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código