SOCIEDAD. La informática y los matrimonios.

El desliz que enervó a las mujeres

Un errorcillo informático ha provocado disgustos en unas mil 200 mujeres que, al querer renovar sus pasaportes, han visto cómo se les agrega el apellido de casadas, que no quisieron para su boda.

Visto así, sin apasionamientos, parece incluso un problemita menor. Un errorcillo apenas del que no vale la pena hacer mayores aspavientos.

Porque digamos que yo, Ana Teresa Benjamín, voy a la Dirección de Pasaportes para renovar el documento de viaje, y cuando entrego mi cédula de identidad la funcionaria me dice, con cara de concreto: “El nombre que aparece en su plástico no corresponde con el de mi pantalla”.

Naturalmente, si una no tiene prontuario policivo ni identidades que ocultar, la noticia sorprende.

–¿Qué no corresponde?-, pregunta una.

–No, no corresponde-, insiste la funcionaria.

Entonces viene la “mejor” parte. La señora, al notar el gesto de estupefacción voltea el monitor de la computadora y, en efecto, lo que aparece es otra cosa: Ana Teresa Benjamín... de Fernández, por ejemplo.

–¿Y por qué el “de”?-, pregunta una dejando atrás la sorpresa y sumiéndose en la indignación.

–“Ay, señora, esto le ha pasado a varias”, continúa diciendo. “Lo que sucede es que hace poco nos conectamos con el sistema del Registro Civil, y si usted es casada el sistema automáticamente le jala el apellido de su marido y se lo agrega al nombre de soltera”.

Créalo, no es ficción. Esto ha venido pasando en los últimos dos meses en la Dirección de Pasaportes, y lo han confirmado la directora de la entidad, Carmen Bernárdez, y Gerardo Solís, magistrado presidente del Tribunal Electoral (el Registro Civil y Cedulación son dependencias del Tribunal).

El asunto es un poco grave, digamos, porque desde 1990 existe el Decreto 106, que le permite a la mujer optar o no por el apellido de casada al momento de “matrimoniarse”.

Pero tal como lo cuenta el magistrado Solís, el sistema informático del Registro Civil no es tan progresista. “El sistema de información del Tribunal Electoral se hizo bajo el concepto de que la mujer adopta el apellido de casada... Al ponernos en línea comenzó a ´saltar” el problemilla, explica.

Un “salto” informático que a Gabriela no le pareció ni un poco gracioso, porque, para empezar, le impidió salir de la oficina gubernamental con el documento nuevo.

“Además, ¿me podrías explicar por qué, si yo nunca me cambié el nombre, el Registro Civil me pone el apellido de mi marido sin mi autorización”, me preguntó, con varios decibeles sobre su tono de voz normal, a través de la línea telefónica.

Al esposo de Gabriela le pareció que el enojo era hasta exagerado. “Nunca pensé que mi apellido te traería tantos problemas”, dijo con sorna.

Por suerte para todas, el exabrupto está por remediarse. Antes de que termine septiembre estará todo solucionado, asegura Solís, mientras que Bernárdez detalla que, desde que se hizo la conexión virtual de ambas entidades, entre 20 y 25 mujeres por día han presentado sus quejas.

Más allá de la indignación femenina, la “rendija” informática del Registro Civil ha tenido sus consecuencias burocráticas: de los 45 minutos que normalmente toma renovar un pasaporte, las mujeres “casadas a la fuerza” han tenido que esperar varias horas o un día entero para obtener el documento de viaje nuevo.

Todavía son la minoría

Antes del Decreto 106 de 1990 las mujeres que se casaban debían adoptar, por ley, el apellido de su pareja. La obligatoriedad estaba establecida en el párrafo cuarto del artículo 71 del Decreto No. 121 del 6 de noviembre de 1975.

Pese a la nueva posibilidad planteada para las mujeres hace ya 21 años, los datos del Registro Civil indican que la mayoría de ellas adopta el apellido del esposo: de las 425 mil 440 mujeres casadas que existen en todo el país, apenas el 17% conserva su apellido de soltera.

Si se analiza por grupos de edad hay algunas diferencias: entre las 13 mil 476 mujeres casadas de entre 18 y 25 años, solamente el 10% conserva su nombre de soltera.

En el grupo de las casadas de entre 26 y 40 años (son 112 mil en total), el porcentaje sube: 26% de ellas mantiene su nombre de soltera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código