recurso hídrico en Panamá

Entre el despilfarro y la carencia

Tropical y húmedo, y con dos océanos que aportan más lluvia, Panamá es un país rico en recurso hídrico en el que, según los expertos, hay agua suficiente para satisfacer todas las actividades humanas. Sin embargo, la contaminación, la deforestación, el mal uso, la distribución ineficiente y la poca conciencia ambiental juegan en contra de todos.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201G8W4UD.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201G8W4UD.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201G8W4UD.jpg

El agua potable es un lujo urbano. Un servicio público del que gozan 2.5 millones de personas que viven en las ciudades, pero que les hace falta a cerca de 900 mil panameños de las zonas rurales y las periferias urbanas.

De acuerdo con la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), en Panamá se producen 156 millones de galones diarios de agua potable, pero el 42.3% (65.9 millones de galones) se pierde en el camino. Solo en 2011, esta fuga representó 78 millones de dólares en pérdidas.

A esto habría que añadirle que solo el 47.2% de los 551 mil 242 clientes que tiene el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) paga su consumo real, porque al resto se le carga un consumo promedio, debido a la falta de funcionarios para la micromedición.

Panamá es, ciertamente, un país bendecido. Uno húmedo y tropical que tiene 526 ríos, y en el que en algunas épocas del año puede llover tanto como en Macondo.

Como dice el científico Stanley Heckadon, del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), “en Panamá llueve muchísimo; 13 meses al año en el Caribe”.

Dicho de otra forma, el país es rico en recurso hídrico y la sola presencia del Canal lo confirma, porque para operar esta “maravilla del mundo” se usa agua dulce.

“Panamá es una de esas civilizaciones que en el futuro va a ser incluida en la lista de las grandes civilizaciones hídricas”, sostiene Emilio Sempris, director del Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe (Cathalac). “Si hacemos un inventario de lo que se está haciendo en el planeta, nadie está haciendo un proyecto más grande en materia de agua que Panamá”, añade Sempris, refiriéndose a la ampliación del Canal, cuyo costo estimado es de $5 mil 250 millones.

Pero así como es de abundante el recurso, son grandes los problemas. Las lluvias de La Purísima, en diciembre 2010, no hicieron sino demostrarnos los estragos que pueden causar, y la incertidumbre que produce no saber si saldrá agua potable del grifo.

´El agua está allí; son problemas de gestión´: Sempris

¿Cómo evalúa usted la condición del recurso hídrico en el planeta?

Mi sentimiento es que el agua, a pesar de que es clave para la vida, nunca ha sido percibida en su justa dimensión a nivel planetario. Si te pones a ver, las grandes culturas de la humanidad se han desarrollado alrededor del recurso hídrico. Así vemos las riberas del Nilo o del río Amarillo: son ríos que han hospedado las más poderosas civilizaciones antiguas, y fue la relación de estas civilizaciones con el recurso lo que las llevó a lograr su nivel de desarrollo. Es que el agua es seguridad alimentaria; es transporte.

Si hacemos una analogía, Panamá es una de esas civilizaciones modernas que en el futuro va a ser incluida en la lista de grandes civilizaciones hídricas, como Egipto y Mesopotamia. Tenemos la obra de infraestructura hídrica más importante del mundo; nadie está haciendo un proyecto más grande en materia de agua que la república de Panamá. La única infraestructura hídrica previa más grande fue la construcción de Las Tres Gargantas en China, que era para fines de desarrollo energético.

El agua, dependiendo de cómo la veas, trae muchas alegrías pero también muchas tristezas. Cuando los niños juegan en el río es motivo de alegría, pero el agua es también fuente de desastres naturales.

Panamá, en el tema hídrico, no va a tener los problemas de nuestros amigos de los Himalayas o de los Andes. El agua que ellos toman viene de los casquetes polares, y se prevé que en 2025 ya no habrá casquetes polares en los trópicos.

Esto traerá grandes problemas migratorios, porque no estamos hablando de escasez de agua potable por falta de tuberías, sino porque no habrá el recurso.

Esto ocurrirá como consecuencia del cambio climático pero, ¿qué otras cosas afectan nuestras fuentes de agua?

El cambio climático ocurre con o sin intervención humana... La intervención humana ha hecho que se acelere, pero el gran problema que tenemos en este planeta es de gestión del recurso hídrico: se producen grandes despilfarros de agua como consecuencia de estrategias ineficientes de distribución.

Todos nacimos pensando que el agua viene del río y entonces vamos al río y sacamos agua. Ya en el Sahara, y también en Atacama, hay unos proyectitos de captura de agua de nube: sacan un gran manto y comienzan a recoger todo el rocío que está en el aire.

En otras áreas podríamos aprovechar el recurso agua muchísimo más. Soy de la opinión que en Panamá, así como en otros países tropicales como Costa Rica, Ecuador y Colombia, podríamos mejorar el uso del agua y alimentar de forma permanente sistemas de gestión agrícola, por ejemplo.

Los problemas de falta de agua en verano, ¿no deberían existir?

No. El agua está allí; son problemas de gestión. El Gobierno ahora sacó una iniciativa para crear la Autoridad del Agua que yo aplaudo con todas mis fuerzas. La Anam (Autoridad Nacional del Ambiente) necesita más apoyo.

Digamos que hay esperanza con la creación de esta Autoridad, pero con los otros usos que se le está dando al agua, ¿tendremos agua para todos?

Hay una lucha entre usos y usuarios, pero Panamá tiene suficiente recurso hídrico para suplir todas sus actividades. Aquí hay bastante agua, el problema es la gestión.

Uno de los temas en que vamos a hacer mucho más énfasis en esta propuesta de la Autoridad del Agua es el problema de eficiencia del recurso, porque si gasto menos agua, entonces hay más chance que en Las Mañanitas tengan acceso al agua. El tema de eficiencia del uso, de la cultura del agua en el ambiente urbano es clave. Ya no somos un pueblo de 1.2 millón de habitantes, como éramos en los 70; ahora somos un pueblo que está llegando a los 4 millones de habitantes, con el montón de proyectos de inversión.

¿Entonces usted cree que sí tenemos suficiente agua para operar el Canal, las hidroeléctricas, las diversas industrias, la agricultura y atender a la población creciente?

El cambio climático nos dice que el agua para la vertiente del Pacífico en Centroamérica disminuirá entre 10% y 20%. Para la región del Atlántico no se espera ningún cambio; va a seguir lloviendo. En Bocas del Toro habrá agua por rato.

Lo que tenemos que hacer es ir pensando en bancos de agua (conservación de bosques y cuencas para que continúe el ciclo de producción de agua) que nos den la oportunidad de salvar nuestras actividades productivas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código