BUENA NOTICIA. ALEGRE DESPEDIDA de la bomba b53.

Se desvanece un fantasma

Aunque los optimistas celebran el ´día histórico´, los pesimistas apuntan a que faltan miles más de bombas que esperan para librar al planeta de la raza humana.

En un mundo que sangra tan profusamente, los eventos que tienen consecuencias positivas escasean como diamantes. Pero en el día que se desatan los “horrores”, una buena noticia siempre es bienvenida.

Hace casi una semana, el 25 de octubre de 2011, silenciosamente, ahogada por los gritos de los turcos que lloraban las vidas que la tierra se tragó y de quienes imploraban por ayuda desde los escombros en que se convirtieron sus casas, y que para muchos serían sus tumbas, en Estados Unidos (EU) se desmaterializaba un viejo fantasma de los años de la Guerra Fría.

La última B53, la más poderosa y gigantesca bomba atómica en el arsenal estadounidense (del tamaño de una camioneta 4x4) fue desmantelada en una base a pocos kilómetros de la ciudad de Amarillo, en Texas.

La enorme explosión que revolvió la arena del desierto texano fue apenas una fracción del estruendo que habría podido causar, de haber sido usada para hacer estallar a algún “enemigo”.

La gran B53, que pesaba 9 mil 900 libras, tenía un poder destructivo tan grande que resulta difícil de comprender cabalmente.

La bomba que destruyó Hiroshima, en agosto de 1945 y mató 145 mil personas, era 600 veces menos poderosa que la regordeta B53.

Las armas, cuyo poder explosivo era de nueve megatones –comparable a 9 millones de libras de dinamita–, habían sido pasadas a retiro en 1997, y tomó otros 14 años desarmar la última. En realidad, EU empezó a desarmar las B53 en la década de 1980, y se estima que ya para 1987 solo quedaban operativas 25 de estas enormes bombas atómicas.

Dejando de lado la reserva con la que se juzgan las declaraciones de los funcionarios y políticos, no sin razón, Daniel Poneman, el viceministro de Energía estadounidense, anunció el evento subrayando: “es un gran logro que hace al mundo más seguro y del cual todos los involucrados deberían estar orgullosos”.

La delicada maniobra de desarme se realizó en la base Pantex, planta administrada por la compañía B&W para el Ministerio de Energía, bajo la supervisión de la National Nuclear Security Administration (NNSA).

Aunque los optimistas celebran el “día histórico”, los pesimistas apuntan a que faltan miles más de bombas que esperan la “mala hora” para librar al planeta de la raza humana.

No dejan de tener razón. En el arsenal estadounidense todavía hay suficiente poder nuclear no solo para disuadir a un “país enemigo”, hay suficiente para destruir eficientemente gran parte del mundo.

De acuerdo con el nuevo tratado START con Rusia, los arsenales estadounidenses pueden acumular hasta mil 550 cabezas atómicas, mucho más sofisticadas y certeras que las viejas B53.

RADIOGRAFÍA

Las B53 son producto de la “sísmica” década de 1960.

Su carga mortal de uranio era activada por la explosión de 660 libras de explosivos. La idea era que penetraran los profundos búnkeres de Moscú donde se refugiarían los principales líderes soviéticos en el caso de una conflagración.

Nuevo comienzo está en marcha

El 8 de abril de 2010 los presidentes de Rusia, Dmitri Medvedev, y de EU, Barack Obama, firmaron el START II (Tratado estratégico de reducción de armas).

El tratado entró en vigencia en febrero de 2011 cuando la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, intercambió los documentos de ratificación con el canciller ruso Serguei Lavrov durante una conferencia mundial de seguridad en Munich, Alemania.

El tratado limita a cada parte a mil 550 ojivas estratégicas, comparadas con las 2 mil 200 que podían tener hasta entonces. Además, limita a cada país firmante a 700 misiles y bombarderos estratégicos desplegados y establecerá reglas de verificación.

El Senado de EU aprobó el pacto en diciembre de 2010, luego de que Obama ejerció una fuerte presión sobre los legisladores. Rusia lo ratificó en enero.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código