OPOSICIÓN VENEZOLANA RECHAZA PROPUESTA DE FACILITADORES

Entre diálogos y protestas

La MUD emitió un comunicado en el que dijo que presentará un texto que involucre a todos los sectores y que garantice restaurar la democracia.

Temas:

La Asamblea sesionó ayer en el barrio Petare del estado Miranda. La Asamblea sesionó ayer en el barrio Petare del estado Miranda.
La Asamblea sesionó ayer en el barrio Petare del estado Miranda. Carlos Garcia Rawlins

Referendo revocatorio, elecciones anticipadas, juicio de responsabilidad política, declaratoria de abandono del cargo, protestas, diálogo. La oposición venezolana ha intentado de todo y sigue sin encontrar el camino para sacar al presidente Nicolás Maduro del poder, pese a su impopularidad por la profundización de la crisis económica y social, y de que la población ha demostrado su apoyo al cambio llevando a la Asamblea Nacional a una mayoría de diputados opositores en 2015, y poniendo miles de personas en las protestas y cientos de miles de firmas para la solicitud del revocatorio, en 2016.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) intenta recobrar el paso empujando la idea de convocar a elecciones en todos los niveles, pero esta semana solo logró llevar a la calle a unas 2 mil personas, muy lejos del millón que habría movilizado en las marchas de septiembre y octubre de 2016, cuando exigía al Consejo Nacional Electoral el revocatorio.

Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis, dijo a la agencia AFP que hay pérdida de “motivación”, de “esperanza de cambio inminente” y de “unidad de liderazgo”, unido al “miedo” por un aumento de la “represión y amenaza del Gobierno a la oposición”.

A pesar de ello, la más reciente encuesta de Datanálisis, de enero de 2017, revela que la población culpa a Maduro de sus principales problemas que, en orden de prioridad, son: desabastecimiento, alto costo de la vida (bajos ingresos e inflación) e inseguridad. Y al evaluar su gestión, 74.8% de los mil 200 encuestados la calificó entre mala y muy mala.

Iniciar una serie de encuentros con el Gobierno el 30 de octubre del año pasado, 10 días después de que el poder electoral suspendió el revocatorio contra Maduro, le salió caro a la MUD. Aunque auspiciada por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas, la negociación fue rechazada por la mitad de los 30 partidos de la MUD, y su respaldo popular cayó de 45% a 38%, según la encuesta de Keller y Asociados. Aun así, duplica al chavismo. Datanálisis midió la percepción del diálogo y para el 55% de los encuestados –sin distinción de color político– es negativo, porque no dio resultados.

“La población está desilusionada con los resultados poco positivos del diálogo”, comentó a AFP Diego Moya-Ocampos, del centro de análisis IHS Markit Country Risk (Londres).

La semana pasada los facilitadores intentaron revivir las conversaciones, para lo cual entregaron al Gobierno y a la MUD una propuesta titulada Acuerdo de Convivencia Democrática, contentiva –según la oposición– de 21 puntos relativos a aspectos institucionales, electorales, económicos, sociales y de derechos humanos.

En respuesta, la MUD emitió ayer un comunicado de cinco puntos en el que remarcó que “ el experimento de ‘diálogo’ que se desarrolló del 30 de octubre al 6 de diciembre de 2016 es un capítulo cerrado que no se volverá a abrir”, reiterando que el Gobierno no tiene intención de cumplir los acuerdos y que ese “experimento” estaba mal planteado, porque carecía de mecanismos de verificación y garantía de cumplimiento de los acuerdos.

El punto 3 del comunicado señala que la MUD estudió “crítica y detenidamente” el documento consignado por los facilitadores, y que existe la “necesidad de elaborar otro texto”, uno en el que participen no solo los partidos “ sino toda la sociedad democrática”, a fin de que esta “ plantee a la comunidad internacional sus demandas y propuestas para la restitución del hilo constitucional y el retorno [de] la democracia”, y asegura que está haciendo las consultas a los diversos actores sociales.

No obstante, advierte en el documento que el que estén dispuestos a elaborar un nuevo texto y debatir con el Gobierno no implica “borrón y cuenta nueva”, que cualquier mecanismo futuro se basa en lograr que “los acuerdos anteriores sean honrados”, es decir, la ruta electoral, la liberación plena de los presos políticos, reconocimiento de la Asamblea Nacional y la ayuda humanitaria a las víctimas de la crisis.

El sociólogo Carlos Raúl Hernández declaró a AFP que la MUD erró al concentrarse en “un referendo que era una ilusión” y permitir que el poder electoral postergara para 2017 los comicios de gobernadores de 2016. “Ahora tiene menos fuerza para presionar”, aseveró.

Pero la MUD fijó una nueva ruta. A fines de diciembre e inicios de enero, en juicios políticos simbólicos, la Asamblea responsabilizó a Maduro de la crisis y lo declaró en “abandono de cargo” lo que, en teoría, implicaría un llamado a elecciones inmediatas, lo que no sucederá porque el Tribunal Supremo de Justicia declaró en desacato al Legislativo y le ha advertido que sus acciones son nulas. Por otro lado, la presidencia de Julio Borges empezó una modalidad de sesiones en la calle, en hospitales, fábricas, centros de estudios y deportivos, a fin de explicar a la gente lo que sucede, al tiempo que reactivaron sus protestas de calle.

“Si las mantienen con un objetivo claro, podrían funcionar. Pero habrá riesgos, quizá presos. La desobediencia civil se aplica para lograr un objetivo superior”, manifestó a la AFP el politólogo Luis Salamanca.

Para León, la MUD tiene el “inmenso reto de reconstruir el momentum perdido de participación social” y superar las divisiones entre sus grupos radicales y moderados, y sus dirigentes con intereses electorales.

Moya-Ocampos afirma que no se debe perder de vista que muchos temen marchar porque “saben que si escalan las protestas, más fuerte será la represión militar y policial, y más numerosas las detenciones arbitrarias”. De hecho, media docena de opositores, incluido un diputado suplente, fueron detenidos en las últimas semanas por el recién creado “comando antigolpe”.

El politólogo Daniel Santolo estima que la MUD debe buscar protestas efectivas, “pero también dialogar para exigir elecciones”. Maduro, quien concluye su mandato en enero de 2019, “está esperando un aumento de los precios de petróleo y resolver un poco lo social”. “Busca ganar tiempo. Sabe que hoy perdería cualquier elección”, concluyó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código