Se elevan gastos educativos en escuelas privadas

En la Asamblea está pendiente de discusión el anteproyecto de ley 115, que busca que estos pagos sean deducibles del impuesto sobre la renta.
Los padres consultados por este diario mostraron facturas por $600 por la compra de textos escolares. Los padres consultados por este diario mostraron facturas por $600 por la compra de textos escolares.

Los padres consultados por este diario mostraron facturas por $600 por la compra de textos escolares. Foto por: Archivo

Asfixiante gasto escolar Asfixiante gasto escolar

Asfixiante gasto escolar

Han transcurrido apenas ocho días desde el inicio del año escolar y ya los padres de familia –especialmente los que tienen hijos en colegios particulares– sufren por los altos precios de los libros y útiles.

Un sondeo con padres de familia que tienen a sus hijos en escuelas privadas reveló que solo en los textos escolares han tenido que gastar, como mínimo, entre $300 y $500 por cada estudiante. Esto, sin contar el pago de la matrícula, la mensualidad, la larga lista de útiles, actividades, entre otros gastos.

Actualmente, en la Asamblea Nacional se encuentra pendiente de discusión el anteproyecto de ley 115, que busca modificar un artículo del Código Fiscal para que estos gastos sean deducibles del impuesto sobre la renta a favor de los contribuyentes.

Asfixiante gasto escolar

La semana pasada dejó una lección a los padres de familia con hijos en edad escolar, en especial a aquellos que tienen matriculados a sus acudidos en colegios particulares. Cada vez es mayor el gasto que deben enfrentar no solo en la colegiatura, sino en los libros, útiles escolares y uniformes.

El año lectivo se inició el pasado 29 de febrero en la mayoría de los colegios y, aunque muchos acudientes suelen comprar los libros con antelación, la escasez de algunas casas editoriales puso en corredera a padres de familia que este fin de semana conocieron su realidad de forma integral.

Ya habían asumido aumentos hasta $90 en la matrícula, y de $10 a $381 en la anualidad en algunos planteles, según confirmó el último monitoreo de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco).

La anualidad de la educación básica en los colegios privados es variada y oscila entre los $1,500 y $4,000. Ello, sin contar el costo de la matrícula, que promedia los $400, además de la llamada “cuota de admisión” que va de $800 hasta los $5,000.

De libros y dólares

Ahora en los textos escolares los padres de familia han tenido que gastar como mínimo entre $300 y $500 por cada estudiante. Es decir, que si en una familia hay 2 niños, el gasto en libros oscila entre $600 y $1,000. Todo depende del colegio y el grado que curse el estudiante.

Los libros editados en el idioma inglés son los más costosos. Uno de ciencias de tercer grado, por ejemplo, puede costar $63, mientras que el de gramática tiene un valor de $68.

Los costos van subiendo a medida que el grado es más elevado, y no necesariamente son ínfimos si se trata de un texto dirigido a los más pequeños.

Para un estudiante de prekínder, por ejemplo, un libro de lectura y escritura en el idioma inglés cuesta $38, mientras que el de fonética se consigue en $16.

Los libros de español, matemática, caligrafía y educación religiosa oscilan entre $15 y $35, dependiendo de la casa editorial.

De acuerdo con las facturas presentadas por una madre de familia a este diario, el gasto en los libros de su hijo que cursa segundo grado alcanzó los $679.

Si está familiarizado con las compras online, una opción es hacerlas a través de Amazon.com, lo que le puede generar ahorros de hasta un 20%. También podría comprar los libros de segunda entre estudiantes del mismo plantel, aunque resulta difícil hacer esta operación cuando se trata de textos de trabajo, que usualmente ya están rayados por sus primeros dueños.

Lo que va al ‘locker’

El listado de útiles escolares es enorme, al menos 12 cuadernos, papel de construcción, cartulinas, libros de colorear, libretas de dibujo, bata de laboratorio, resma de hojas, lienzos, lápices de colores y libros de figuras. En fin, la lista es larga y todo debe estar disponible en los casilleros de la escuela, lo que implica una factura entre los $250 y $300.

Los uniformes también forman parte de las necesidades educativas. Un pantalón para un niño de primaria cuesta $15, mientras que un polo puede encontrarse desde los $7.

En este renglón, como mínimo, los padres deben gastar $65, sin contar el uniforme de educación física, las zapatillas, los zapatos y la mochila.

“Educarse en un colegio privado es cada vez más asfixiante para la clase media y trabajadora, pero no tenemos opción”, dijo otra madre que conversó con este diario y que tiene tres niños en educación básica.

Reconoce como buena la inclusión de los libros en la anualidad de algunas escuelas y también los descuentos que pueden lograr los padres con más de un estudiante. Sin embargo, no cree que estas medidas sean una solución a largo plazo.

El mercado panameño es fértil para los colegios privados y todo lo que conlleva estudiar en estos planteles ante la cuestionada calidad de la educación estatal.

El Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, presentado a finales de 2015 –en el que se evaluó el aprendizaje de 15 países de América Latina y el Caribe en matemática, lectura y ciencias naturales– concluyó que en Panamá el nivel de la educación debe mejorarse. En general, el país obtuvo puntajes por debajo de los promedios regionales.

Se calcula que el Estado se ahorra cerca de $400 millones al año por los estudiantes que atiende el sector privado. Por ello, varios sectores tratan de empujar un anteproyecto de ley en la Asamblea Nacional que adiciona un numeral al artículo 709 del Código Fiscal sobre los gastos deducibles al impuesto sobre la renta a favor de los contribuyentes que incurren en gastos escolares.

El anteproyecto 115, propuesto por el diputado Juan Carlos Arango y otros colegas, fue presentado el 18 de enero pasado y está pendiente de discusión.

No es la primera vez que se plantea un proyecto similar. La administración de Martín Torrijos, la de Ricardo Martinelli y ahora la de Juan Carlos Varela han prometido hacer realidad esta iniciativa, pero por el momento no ha habido luz verde a pesar de la presión por parte del sector educativo y sociedad civil.

Representantes del sector educativo, como Nivia Rossana Castrellón, defienden este incentivo. “Es muy importante resaltar que la población económicamente activa de este país paga un seguro educativo y el padre de familia de la escuela particular no está haciendo uso de los privilegios de ese seguro”, recordó Castrellón.

La población estudiantil del país sobrepasa los 800 mil estudiantes.

De este total, 650 mil están inscritos en el sector oficial y 154 mil, en los colegios particulares.

Cifras relevantes

$3,000

Anualidad promedio en los colegios particulares.

$400

Matrícula promedio actual.

$800

Monto mínimo de admisión.

$381

Aumento en la anualidad de algunos centros educativos particulares.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código