ÍCONO LOCAL

Las esperas del Cristo

En la cima de una colina de San Miguelito, una escultura religiosa atestigua las burocracias de un país.

Temas:

La escultura del Cristo Redentor está ubicada en la llamada Loma del Cristo, en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, en el distrito de San Miguelito. Ricardo Iturriaga - La escultura del Cristo Redentor está ubicada en la llamada Loma del Cristo, en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, en el distrito de San Miguelito. Ricardo Iturriaga -

La escultura del Cristo Redentor está ubicada en la llamada Loma del Cristo, en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, en el distrito de San Miguelito. Ricardo Iturriaga -

Unos metros loma abajo del Cristo, está la iglesia Cristo Redentor, cuyos alrededores están sucios por el mal uso que hace la gente y la falta de recursos para su cuidado.Ricardo Iturriaga - Unos metros loma abajo del Cristo, está la iglesia Cristo Redentor, cuyos alrededores están sucios por el mal uso que hace la gente y la falta de recursos para su cuidado.Ricardo Iturriaga -

Unos metros loma abajo del Cristo, está la iglesia Cristo Redentor, cuyos alrededores están sucios por el mal uso que hace la gente y la falta de recursos para su cuidado.Ricardo Iturriaga -

Las calles laberínticas de San Miguelito advierten del fervor espiritual del distrito: abarrotería El Mesías, panadería Dios Bendito, minisúper Medalla Milagrosa, ferretería Salmo 91. Atrás de incontables zaguanes, veredas y esquinas aparece entonces uno de los íconos de este barrio, el Cristo Redentor.

Está ubicado en la cima de una colina, llamada La Loma del Cristo. Desde allí, la ciudad entera se entrega con una vista que incluye desde los edificios exclusivos de Costa del Este, Punta Pacífica y demás barrios construidos sobre rellenos marinos, hasta las hileras de casas improvisadas en el resto de San Miguelito y en el este de la ciudad capital.

La escultura, que mide unos 10 metros, tiene la base sucia, con grafitis sin sentido de alguien que quiso dejar una marca allí. Arriba está el Cristo, blanco, inmaculado, con algunas marcas de suciedad, y un corazón rojo en el pecho. Su rostro da una sensación de aflicción, como si estuviera compungido al mirar hacia la bahía y su desarrollo inmobiliario.

Alrededor del Cristo, maleza y basura. Mario Pérez es contratista de la iglesia Cristo Redentor - unos metros loma abajo- y también parte de la feligresía. Cuenta que lleva muchos años visitando la cima de la colina y que siempre ha estado sucia. No porque no la limpien, sino porque a mucha de la gente que visita el sitio no le importa cuidarlo.

“Este terreno pertenece a la iglesia, que es la que cuida al Cristo, pero ellos no tienen recursos”, dice Pérez. Y se lamenta luego de ver una piedra a los pies de la escultura. “Esto antes fue un altar muy importante, ya que esta fue casi que la primera iglesia en Panamá en dejar de dar misas en latín y a espaldas de la congregación”, explica. El altar, ahora una piedra de poco más de medio metro de alto, tiene cenizas en su parte de arriba, como si la hubiesen utilizado para quemar algo. “Queman llantas”, indica Pérez.

Hace cuatro años, la Asamblea Nacional aprobó una ley que decretaba como sitio histórico y turístico al Cristo de San Miguelito. De acuerdo con esa ley, la iglesia debía recibir una anualidad de $50 mil por parte del Estado, además de que el Instituto Nacional de Cultura y la Autoridad de Turismo de Panamá debían crear programas para fomentar el flujo de personas alrededor del monumento.

“La iglesia recibía fondos para el Cristo hace unos años, pero ya no”, reclama Pérez. Incluso, el exalcalde Héctor Valdés Carrasquilla afirmó en cuanto medio de comunicación pudo que él tenía un proyecto visionario y turístico para el área. Tampoco hizo mucho.

Pero Pérez está feliz. Confía en que la Jornada Mundial de la Juventud servirá para popularizar la figura de estaño y bronce. “He escuchado que el papa Francisco vendrá acá a visitarlo”, y sonríe.

Ya son más de 40 años los que tiene el Cristo en la cima de aquella colina en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, luego de que viniera en barco desde Estados Unidos por gestión del sacerdote estadounidense Leon Mahon. Los planes para su mejora han quedado en simples ideas, mientras el Cristo permanece firme observando toda la ciudad. En su base, un mensaje que es la única parte del bloque que no ha sido rayado: “No teman. Yo he vencido al mundo”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código