salud pública

No hay un estudio formal que pueda dimensionar el embarazo precoz

La Encuesta de Salud Sexual y Reproductiva 2014- 2015 del Instituto Gorgas, reveló que el 27.2% de las mujeres de entre 15 y 19 años de edad entrevistadas reportó haber tenido al menos un embarazo.

Temas:

No hay un estudio formal que pueda dimensionar el embarazo precoz No hay un estudio formal que pueda dimensionar el embarazo precoz
No hay un estudio formal que pueda dimensionar el embarazo precoz

El embarazo adolescente (entre niñas y jóvenes de 10 a 19 años de edad) es un problema de salud pública que necesita de estudios que ayuden a entender sus causas en cada región del país.

La directora ejecutiva de la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa), Nischma Villarreal, sostiene que el país no cuenta con un estudio focalizado que determine las causales del embarazo en adolescentes ni su impacto social y económico. Ello, a pesar de que el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2010 arrojó que 23 mil niñas y adolescentes, en el rango de 10 a 19 años de edad, estaban embarazadas.

Mientras, la Encuesta de Salud Sexual y Reproductiva del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud 2014-2015, que se dio a conocer este año, reveló que el 27.2% de las adolescentes entre 15 y 19 años de edad tenían un hijo, estaban embarazadas o lo habían estado alguna vez.

Datos del Ministerio de Salud muestran que en 2017 hubo 9 mil 912 embarazos precoces en el país, mil 386 casos menos que los 11 mil 298 reportados en 2016.

Villarreal destaca la pertinencia de elaborar un estudio de esta naturaleza, basado en que la evidencia científica puede ayudar a la formulación de políticas e intervenciones más específicas de prevención y reducción del embarazo precoz.

Con Villarreal coincide la analista de programas de Adolescencia, Juventud y Educación Sexual del Fondo de Población de Naciones Unidas, Edilma Berrío, quien sostiene que estos estudios son importantes porque permiten conocer y diferenciar “los determinantes sociales, económicos y culturales que hacen que los adolescentes adelanten su vida sexual”.

Berrío explicó que en la región existen estudios que demuestran que la maternidad temprana se relaciona con el bajo rendimiento escolar, las desigualdades de género, la violencia y la baja productividad entre las mujeres, porque regularmente las que tienen hijos en la niñez y adolescencia no terminan la escuela.

Apoya sus argumentos en que datos del Ministerio de Economía y Finanzas dan cuenta de que el 75% de las jóvenes que se embarazan en la adolescencia no termina la escuela.

“Todavía no se cuenta con un estudio focalizado que determine las causales del embarazo en adolescentes ni su impacto social y económico”.

Nischma Villarreal Aplafa.

Por supuesto, hay casos que no entran dentro de la regla. Por ejemplo, Ana, una joven que a los 17 años quedó embarazada de un compañero de la escuela secundaria. Ambos pudieron concluir sus estudios, pero con mucho apoyo de la familia y sacrificios personales.

Berrío reitera que un estudio que determine las razones que promueven la maternidad juvenil, ya sea por comunidades o provincias, permitiría intervenciones basadas en evidencias científicas. De lo contrario, se aplicarían políticas generales un poco a ciegas.

El coordinador del programa de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Salud, Max Ramírez, opina que lo más probable es que este tipo de estudios se han hecho, pero no de manera formal con una publicación nacional o internacional.

Según Ramírez, el abordaje de los embarazos adolescentes se hace con base en las variables que brinda el Instituto de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, como son: edad, pareja y nacionalidad.

Tal vez lo que hace falta, dice, son investigaciones cualitativas en las que se aborde a los afectados para conocer qué los está llevando a tener relaciones sexuales a temprana edad.

Considera que no es tan fácil desarrollar este tipo de proyectos, porque “en los países en desarrollo la investigación es mínima en cualquier área”.

En ese sentido, la investigadora Amanda Gabster, del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, dice ser fiel creyente de los estudios que ayuden a comprender por qué ocurren los fenómenos.

Gabster expresa que para hacer programas preventivos de embarazo en adolescentes más efectivos se debe investigar antes, durante y después de las intervenciones.

Recuerda que alrededor de una muchacha embarazada hay un mundo de factores estructurales, económicos, socioculturales, familiares y normas sociales que influyen.

Gestión

Al igual que Villarreal y Berrío, Gabster aboga por un estudio con un enfoque sociológico-antropológico, que pueda describir todos los aspectos relacionados al embarazo.

Gabster describe una serie de consideraciones que se deben tomar en cuenta a la hora de elaborar la investigación: acceso a salud y educación, vida familiar, personalidad, cultura y normas sociales, entre otras.

Al igual que Ramírez, cree que existe mucho campo para desarrollar investigaciones en salud sexual y reproductiva a nivel nacional, pero el “problema crónico” de falta de fondos para hacerlas disuade a los investigadores más idóneos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

11 Nov 2018

Primer premio

4 3 7 1

DBBA

Serie: 4 Folio: 12

2o premio

2881

3er premio

6627

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código