FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

ANÁLISIS POLÍTICO DEL REJUEGO DE PODERES EN EL PALACIO DE LAS GARZAS

Las fichas clave del Presidente

El canciller, Rómulo Roux, y el secretario de Comunicación, Luis Eduardo Camacho, son ahora los dos hombres de confianza del presidente Martinelli.

Ahora que se encamina a la recta final de su mandato, y tras la partida de figuras que ejercían influencia en decisiones clave de gobierno, como el exministro de la Presidencia Demetrio Papadimitriu, el exministro de Economía Alberto Vallarino y el excanciller Juan Carlos Varela, el presidente Ricardo Martinelli le dio un giro importante a su círculo más cercano.

Esos mismos que le hablan al oído, le aconsejan y hasta tienen el poder para quitar o poner en un gobierno que desde hace meses manifiesta desgaste y una conducción que a veces se percibe sin rumbo, como ocurrió en la reciente crisis de Colón.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux, y el secretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, emergen ahora como los hombres de confianza del mandatario, contó una fuente de palacio. En caso de que se necesite abrir ese círculo para incluir a una tercera persona, allí entraría el titular de Seguridad, José Raúl Mulino, el funcionario que por estos días protagoniza el coctel explosivo cargado de diatribas con la ministra de Educación, Lucy Molinar.

Roux, un jurista que salió de las entrañas del bufete Morgan & Morgan, en calidad de canciller, acompañó a Martinelli en la larga gira que realizó a Alemania, Japón y Vietnam en octubre pasado. El también exministro de Asuntos del Canal es el nuevo consejero de Martinelli en los temas más sensitivos. Incluso, ya su nombre suena en círculos políticos “como el gallo tapao” del oficialismo para la Presidencia en 2014.

Camacho, el más fiel defensor del mandatario en los medios de comunicación, tras la crisis de Colón se ha convertido en una especie de sombra de Martinelli.

Durante las tres horas que estuvo el Presidente en la fiesta que ofreció el embajador de Estados Unidos, Jonathan Farrar, por las elecciones de su país, el secretario de Comunicación no se quitó de su lado en ningún momento. Tampoco se despegó del mandatario en sus dos últimas apariciones públicas: en la inauguración de una carretera en La Chorrera y de una sucursal del Banco Nacional en Antón.

Allí Camacho, incluso, intentó desestimar el choque entre Mulino y Molinar: “Lo único que ha habido, y es normal, es una diferencia de criterios entre dos miembros del Gabinete”, señaló.

Un hijo de Camacho, Luis Eduardo Camacho Jr., es el viceministro de Comercio, cargo en el que fue nombrado a mediados de agosto pasado tras reajustes en el equipo de gobierno.

¿Y HENRÍQUEZ?

Roberto Henríquez, el hombre que reemplazó al otrora poderoso Demetrio Papadimitriu en el Ministerio de la Presidencia, tiene una relación cordial con Martinelli, “pero hasta allí”, aseguró la fuente.

Henríquez, que en principio tuvo un papel importante para armar el diálogo por Colón, fue desplazado de la coordinación por el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, otro con quien el gobernante también tiene buena relación.

La titular de Trabajo, Alma Cortés, sigue siendo una figura con influencia en el Gabinete y con el propio presidente Martinelli, pero tampoco entra en su círculo exclusivo. Cuenta un funcionario de su cartera, que Cortés ya recompuso su relación con Camacho, con quien tuvo fricciones en agosto pasado en medio de los cambios en el equipo de primera línea por la partida de Papadimitriu del gobierno.

A lo interno de Palacio se le ha criticado su inactividad en la crisis de Colón. Pero de lo que sí opinó Cortés fue del choque entre los titulares de Seguridad y Educación. “Son más las cosas que nos unen, que las que nos separan”, dijo.

Mientras que otra de las mujeres del Gabinete, Giselle Burillo, la ministra de la Autoridad de la Micro Mediana y Pequeña Empresa, “no suma ni resta”, contó otra fuente del Ejecutivo.

“Tiene más de ocho meses que no presenta una sola propuesta en los consejos de Gabinete, el Presidente le pidió delante de todos los ministros que le bajara el tono a la publicidad... le dijo que no gastara tanta plata en publicidad”, narró. Burillo se podría incluir en el grupo de Ferrufino, otro que se limita a escuchar los debates en el consejo de ministros.

LUCY Y MULINO

Las fricciones de Molinar y Mulino han tenido varias capítulos en el Gabinete. Molinar ha cuestionado fuertemente el manejo por parte del Mulino del Programa de Seguridad Integral.

También tuvieron choques por la maniobra de seguridad, y el papel de las fuerzas policiales en los disturbios de Colón.

Molinar, quien durante más de un mes dejó de asistir a la reunión semanal de ministros, retornó al Gabinete el pasado 30 de octubre, el primero que hizo el presidente Ricardo Martinelli luego de su viaje a Japón y Vietnam, y de la crisis en Colón, que dejó cuatro muertos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código