FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

Otra fiebre del ratón: ¿Qué pasó con ...? Leptospirosis

Temas:

En áreas apartadas del país, donde la gente convive de manera cercana con animales silvestres, el riesgo de adquirir la enfermedad puede ser mayor. Mejorar la limpieza en las cercanías de las viviendas ayuda a prevenirla. LA PRENSA/Archivo. En áreas apartadas del país, donde la gente convive de manera cercana con animales silvestres, el riesgo de adquirir la enfermedad puede ser mayor. Mejorar la limpieza en las cercanías de las viviendas ayuda a prevenirla. LA PRENSA/Archivo.
En áreas apartadas del país, donde la gente convive de manera cercana con animales silvestres, el riesgo de adquirir la enfermedad puede ser mayor. Mejorar la limpieza en las cercanías de las viviendas ayuda a prevenirla. LA PRENSA/Archivo.

En enero de 2011, el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) anunció la realización de un estudio para ayudar a diseñar políticas y procedimientos necesarios para prevenir, atender y controlar enfermedades que algunos animales pueden transmitir a los humanos.

Basados en el trabajo para controlar la aparición e incidencia del virus hanta en Panamá, detectado en el país a comienzos de la década de 2000, los científicos buscarían mejorar la identificación de las áreas afectadas –o que pudieran serlo– por enfermedades como la rickettsia y la leptospirosis.

Estas son enfermedades causadas por bacterias que pueden afectar tanto a seres humanos como a animales. El problema es que en sus primeras etapas, los enfermos presentan síntomas como fiebre y dolor de cabeza, muy similares a los del resfriado u otras afecciones más comunes.

La idea era que con los resultados del estudio, el Ministerio de Salud (Minsa) pudiera contar con herramientas más eficaces para combatir estos males.

La leptospirosis, en particular, es una patología provocada por una bacteria –Leptospira interrogans–, presente en la orina de ratones, animales domésticos, silvestres y de corral.

En esta forma de transmisión a través de, entre otros, los roedores, la leptospirosis guarda alguna similitud con el hanta.

Entre 2000 y 2008 se reportaron 59 casos, según los registros del Icges.

Para mediados de 2012, se habían reportado 10 casos, aunque, según el Minsa en su mayoría eran importados.

Pero justo por aquellas fechas una niña de la comarca Ngäbe-Buglé murió tras padecer síntomas similares a los de la leptospirosis.

Las alarmas se encendieron, pero en ese momento no se pudo confirmar que esa muerte se debiera a esa enfermedad.

Con 17 casos de leptospirosis cerró el año 2013, sin que hubiese reportes de casos de gravedad, al menos a través de los medios de comunicación.

Sin embargo, en países cercanos, como Nicaragua, la leptospirosis causaba estragos. Se declararon alertas epidemiológicas y se registraron varios decesos.

Para septiembre de 2014, se confirmaron dos muertes más por leptospirosis en Panamá, en el área de Kankintú, comarca Ngäbe Buglé.

Pocos días después se anunciarían otros dos decesos por la misma causa.

Ese mismo mes, las autoridades de Salud reportaron otra muerte por dicha enfermedad, ahora en la provincia de Coclé.

A comienzos de septiembre, los casos sumaban 12 en todo el país.

Pero la muerte a causa de la leptospirosis no tardaría en reaparecer de nuevo. Nuevamente en Coclé, en la comunidad de Membrillo. Tres personas más se sumarían a la estadística fatal, atribuible a la enfermedad.

Antes de finalizar el mes se presentaría otra víctima fatal, presumiblemente por la misma causa. Todos los fallecidos pertenecían a una misma familia.

La alarma y la zozobra no se hicieron esperar en la comunidad. Hubo protestas y suspensión de clases en la escuela.

La población fue objeto de un cerco epidemiológico para contener el presunto brote.

Un mes más tarde, no había reportes de nuevos brotes, pero las autoridades de salud mantenían la “alerta amarilla” sobre esa comunidad, a manera de prevención.

Salud impulsó la aplicación de medidas como la revisión de las casas, la limpieza de sus áreas aledañas, la colocación de trampas para roedores y el monitoreo del acueducto, entre otras.

Hasta el momento las medidas parecían haber sido efectivas.

En tiempos del ébola y chikungunya

El pasado 2 de octubre, el Ministerio de Salud (Minsa) emitió un informe a la Nación en el que aseguraba que las autoridades sanitarias del país estaban preparadas para atender algún eventual caso de ébola que pudiera entrar por alguno de los puertos o aeropuertos del país.

La directora de Salud, Itza Barahona de Mosca, dijo que en caso de existir la necesidad de hospitalizar a algún paciente por un hipotético caso de ébola, se habilitaría un área específica en el hospital de la 24 de Diciembre.

La otra enfermedad transmisible en el país en estos momentos que genera preocupación es el chikungunya, con 34 casos a comienzos de mes, muchos importados.

Respecto al virus hanta, desde su diagnóstico en febrero de 2000 al presente se registraron 230 casos y 38 defunciones debidas al síndrome cardiopulmonar por virus hanta. En 2014, de los 32 casos reportados hay dos defunciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código