TRABAJO. NUEVAS GENERACIONES DEL DEPORTE REY EN PANAMÁ.

El hombre del semillero

El futuro del fútbol según la visión de un discípulo de Mansilla: carácter en la cancha y respeto fuera de ella.
ILUSIÓN. Édgar Montenegro considera que Panamá tiene enormes posibilidades de volverse potencia futbolera como México y Estados Unidos. LA PRENSA/Iván Uribe ILUSIÓN. Édgar Montenegro considera que Panamá tiene enormes posibilidades de volverse potencia futbolera como México y Estados Unidos. LA PRENSA/Iván Uribe
ILUSIÓN. Édgar Montenegro considera que Panamá tiene enormes posibilidades de volverse potencia futbolera como México y Estados Unidos. LA PRENSA/Iván Uribe

Miguel Mansilla y Édgar Montenegro se despidieron chocando sus puños y quedaron de volverse a hablar al día siguiente.

Antes habían tomado café en el Pío Pío de Betania, donde conversaron sobre el equipo del Suntracs, dirigido por ambos, con el propósito de llevarlo a jugar al fútbol profesional.

Era mediodía del pasado miércoles 26 de junio y después del almuerzo, a las 2:30 p.m., Montenegro recuerda que “me tocó recibir al profe, me entregaron su cuerpo”. Al ratito llegó la esposa de Mansilla, doña Mari, y su hijo Tito.

“Estaban ellos dos y mi persona y vestimos al profe”. Con la ternura máxima solo posible cuando se despide a un amigo, “a un hombre de grandeza”, le pusieron la camisa a Miguel Mansilla, “y yo le puse la corbata, y Tito las gafas”.

Entonces, Mansilla se quedó quietecito, libre, colmado de paz y nostalgia. Era un tren que ya pasó. Montenegro se dijo: “Este uruguayo amaba a su Panamá por encima de todo”.

LA VIDA

El sábado 29 de junio, a las 9:00 a.m., Montenegro se encontraba en la mitad del campo de fútbol del Instituto Justo Arosemena (IJA) dirigiendo el entrenamiento de 44 pelaos de entre 10 y 15 años.

Desde lejos, Montenegro parecía un mimo de trópico, con su cuerpo delgado de alfiler, sus gestos desmesurados, sus muecas de hincha próximo a estallar.

Los niños estaban hipnotizados. Pese a los gritos y llamados de atención, ellos miraban a su técnico. Después de haberse iniciado los ejercicios físicos y más adelante con el balón, llegó al trote Roberto Rodríguez, un pequeño de 10 años y bendecido porque tiene a sus dos padres que lo aman y lo apoyan en su meta de llegar a la selección de Panamá.

“Ronaldo, es a las 9:00 en punto. No a las 9:30”, le espetó Montenegro a Rodríguez con esa voz que tienen los futbolistas cuando jugaron de último hombre y debieron empujar equipos desde la defensa. Apurado para cambiarse en el camerino, el niño se calzó los tacos y salió disparado al campo de entrenamiento.

Montenegro se acercó al camerino para iniciar esta entrevista. Dijo que hace 43 años nació en Santa Marta, Colombia, que jugó fútbol profesional en su país de origen y en Estados Unidos en la posición de volante de recuperación y, sobre todo, de defensa central.

Cuando habla fuera de una cancha, su voz se vuelve fina y amable. Deja las “bravuconadas”. Y asegura que le pasa como a Mansilla con Panamá: “Quedamos felizmente atrapados”.

Era la “mano derecha” del uruguayo. Fue su asistente técnico cuando El Chorrillo salió campeón en 2011. Hablaban a diario, habían asumido el proyecto del Suntracs y afirma sobre Mansilla que fue “quien más ayudó a darle identidad al fútbol panameño. Es lo que ahora Julio Dely Valdés hace con la jerarquía”.

En El Chorrillo, Montenegro trabaja con el equipo de la categoría Sub-15. “Es la alegría de ver muchachos que ante sí tienen mínimas posibilidades, pero que se van contentos del entrenamiento”.

Montenegro empezó a trabajar con niños en Panamá hace más de cinco años. Bajo el nombre de Academia de Fútbol Panafut, dirigió a un grupo de muchachos que vivían alrededor de Multiplaza. “Muchos de ellos están en la universidad. Hoy son hombres que me escriben por chat, que si todavía sigo con mi disciplina”.

Sí. Montenegro continúa siendo el mismo técnico riguroso que no sonríe en el entrenamiento. Va gritando frases como “Si usted trabaja, yo trabajo” y “Si mi compañero no se esfuerza, yo sí lo hago, para contagiarlo”.

Se refugia en los niños porque “ellos nos enseñan esa inocencia que en el fútbol se va perdiendo con los años”. Entonces interrumpe la conversación y grita, como si estuviera en la mitad de la cancha: “Messi, venga”.

Sin despedirse, Montenegro regresa con los muchachos. Al instante llega Messi, un muchacho bastante grueso, mediocampista inspirado en Iniesta e hincha del Barcelona y del San Francisco.

“Usted, periodista, me pregunta que cómo es que alguien tan grueso como yo juega al fútbol. Pues mire: a mí me dicen Messi porque soy uno de esos gorditos que juegan bien, con sabor. No soy rápido, pero sí cubro toda la cancha. Y tengo la inteligencia de los que saben tocar en corto y en profundidad”, dice Joslyn Morgan.

Así, Mansilla, que duerma tranquilo. La “grandeza” está germinando. El semillero está bien cuidado.

Las lecciones de Montenegro

El entrenador de la Academia de Fútbol Panafut dice que el trabajo del actual cuerpo técnico de la selección de Panamá se empieza a sentir en los torneos internacionales. “Ya no somos el pan comido ni el equipo que a veces juega bien, pero siempre es ganable”.

Sobre el futbolista nacional y las futuras generaciones destaca que tienen el biotipo para jugar cualquier deporte, según los estándares más altos de competitividad.

“El panameño si quiere puede jugar fútbol, béisbol, baloncesto, hacer atletismo, piragüismo. Lo que desee”.

Pero, “el pero de siempre”, dice él, le hace falta concentración.

“Es que tiene que ser menos disperso, saber que cada tantos días debe competir. Y mientras tanto, entrenar, comer bien y dormir bien. Debe asumir el deporte como una profesión. Hablo por el fútbol”, dice.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código