Análisis

El impacto del retorno de Martinelli

Temas:

“Los expresidentes son figuras difíciles de contener”, dijo el politólogo Javier Corrales a BBC Mundo en una entrevista que fue muy comentada a inicios de este año. El presidencialismo latinoamericano genera fuertes y largas lealtades en la población y en las élites, lo que posibilita que los Uribe, Lula, Correa, Piñera, Arias y Kirchner, entre otros, sigan siendo actores políticos importantes en sus países después de haber terminado sus mandatos. Ese es el caso de Ricardo Martinelli en Panamá.

Obviamente, la ausencia o presencia de Martinelli en Panamá es un factor muy importante para discernir su grado de influencia en la política panameña, pero no el único de lo que depende.

El otro factor importante son sus poderes partidistas, sobre todo ahora que han sido convocadas las elecciones generales de 2019. Presumiblemente, a eso hacía referencia la oficina del expresidente cuando decía crípticamente que las “realidades político-jurídicas” han cambiado y, más claramente, que hay oportunidad para crear “una alternativa política”.

No es lo mismo Martinelli fuera de Panamá sin un partido a su disposición, que teniéndolo, como ya lo hemos visto. Asimismo, estar en Panamá con un candidato presidencial adepto, diputados leales e incluso postulado a un cargo es muy distinto a no tener ninguno de esos activos políticos. La posibilidad de estos escenarios lleva el foco inmediato al partido Cambio Democrático (CD), su nueva cúpula dirigente, formada principalmente por miembros de la Asamblea Nacional, y sus primarias del 12 de agosto y 30 de septiembre. Recuperar los poderes partidarios implica en el futuro inmediato que el martinellismo tenga éxito en ambas fechas. Quienes pensaron que el cambio de dirigencia de CD se había consumado en enero pasado podrían estar equivocados. Además, siempre hay la posibilidad de utilizar otros vehículos electorales.

Como se aseguró en la opinión pública, los grandes ganadores de la elección interna de CD en enero fueron sus miembros de la bancada legislativa, que impulsaron un nuevo presidente del partido. Sin embargo, la situación se ha complicado muchísimo en la Asamblea, por lo que no sería raro que las lealtades empiecen a ser más fluidas, sobre todo en un contexto electoral y con la posibilidad de una constituyente paralela en el ambiente.

En el pasado reciente, cada vez que los estudios de opinión indagaron sobre la intención de voto y liderazgos políticos del país, Martinelli fue favorecido por muy buena parte de la ciudadanía. Con buenas razones, para muchos ese liderazgo es decepcionante y le niegan cualquier legitimidad. Sin embargo, no reconocerlo, aunque los argumentos sean buenos, es poco más que una proyección de los deseos.

El autor es politólogo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Nov 2019

Primer premio

2 0 5 9

BADD

Serie: 16 Folio: 15

2o premio

4777

3er premio

4109

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código