ENTREVISTA CON LA NUEVA PRESIDENTA DE TRANSPARENCIA INTERNACIONAL, CAPÍTULO DE PANAMÁ

‘La justicia está quebrada’

Lina Vega critica el trabajo de la procuradora en el caso Odebrecht, advierte sobre la gran y la pequeña corrupción, y cuestiona al Ejecutivo.

Temas:

Lina Vega es abogada y periodista. Ha trabajado en ‘La Prensa’, en el Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y en Corporación Medcom. Desde mediados de noviembre asumió la presidencia de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de TI. Lina Vega es abogada y periodista. Ha trabajado en ‘La Prensa’, en el Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y en Corporación Medcom. Desde mediados de noviembre asumió la presidencia de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de TI.

Lina Vega es abogada y periodista. Ha trabajado en ‘La Prensa’, en el Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y en Corporación Medcom. Desde mediados de noviembre asumió la presidencia de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de TI. Foto por: Miguel López

Nunca se fue. El ADN de Lina Vega Abad siempre ha estado vinculado con la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana.

La vio nacer, la ha visto crecer, la ha visto evolucionar. Se encargó de los trámites, junto con I. Roberto Eisenmann, para constituir el capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI) en 1995. Fue su primera directora ejecutiva. Tal vez por eso es natural que la directiva de la fundación la escogiera para reemplazar a Ramón Ricardo Arias en la presidencia.

Ocurrió un día de estos. En una reunión de la directiva. Arias anunció que se iba. ¿Quién lo reemplaza? Carlos Barsallo, el vicepresidente, no podía por asuntos de trabajo. Jorge Molina ya había estado en ese cargo. Juan Arias abogaba por un cambio generacional. La respuesta estaba entre la pintora Olga Sinclair, Arlene Calvo, que acaba de entrar, y Lina Vega, quien en ese momento había dejado de trabajar en Medcom, así que como ella dice, “los astros se alinearon”.

Ahora TI Panamá está a cargo de dos mujeres: Olga de Obaldía, en la dirección ejecutiva, y Lina Vega, en la presidencia. En esta entrevista, Vega le toma el pulso al país en temas que la mueven: democracia, justicia, transparencia, corrupción.

¿Los casos de corrupción de hoy son más complejos que los que había cuando nació TI? ¿Hay patrones que se repiten?

Transparencia Internacional habla y ha tratado de impulsar en la región el concepto de la gran corrupción. Y en este momento el caso Odebrecht es el modelo más evidente: traspasa fronteras, monta un sistema muy organizado para controlar los procesos de contrataciones. Ahora, los casos son mucho más complejos. Pero al mismo tiempo también permiten que exista una cooperación internacional para conseguir la información que a veces es difícil conseguir en el país. Está la gran corrupción, pero se mantiene la pequeña: pagar para conseguir una cama en un hospital público o para conseguir medicinas Y está la complicidad de la sociedad, porque esto no es un problema de los funcionarios ni de los gobiernos nada más. Es un problema de todos. Dentro de los cinco años del gobierno de Ricardo Martinelli, en los que tuvimos esa asociación ilícita para delinquir en el Palacio de las Garzas, la gente en términos generales estaba contenta porque había dinero. Nadie se preguntaba cómo surgía este dinero (...).

En esa línea, ¿qué significa asumir la presidencia de TI en momentos de Odebrecht, de decenas de casos de corrupción, elección de magistrados de la Corte sin consulta pública...?

Tengo una historia de activismo en temas relacionados con el bienestar común. Empecé con el tema ambiental, luego con los derechos humanos, luego con corrupción (...) No significa nada distinto. Significa una reiteración de ese compromiso que siempre he tenido por trabajar por el bienestar común. Obviamente, hoy la corrupción no es algo que se habla por los corrillos (...) es la gran corrupción. De manera que el reto es mucho mayor, pero no distinto.

¿Cómo evalúa el tratamiento del Ministerio Público en el caso Odebrecht?, ¿es justo o percibe selectividad?

Nadie puede negar que no hay selectividad. Cuando me preguntan eso empiezo diciendo: aquí el procurador de la Administración [Rigoberto González] tuvo que mandarle cartas al contralor [Federico Humbert] pidiéndole que hiciera las auditorías, y al contralor no le gustó la petición. Recibíamos permanente información en los medios y aquí no pasaba nada [...] pero todo el mundo decía: ¿por qué no estamos investigando? Había excusas: no teníamos denuncias. Finalmente, Alvin Weeden puso una denuncia y tampoco pasó mucho. Hasta que Estados Unidos (EU) hizo público su acuerdo con Odebrecht. En ese momento arranca la maquinaria de investigación. Esa es la primera prueba cuando yo digo que hay [...] no sé si selectividad, pero sí sospecha de un manejo no transparente de lo que está pasando.

Otro elemento que fue para mí clave fue el día de la audiencia de validación de los acuerdos con Odebrecht. De repente, como quien suelta una cosa sin menor importancia, la fiscal Zuleyka Moore nos dice que la investigación de Jaime Lasso había sido cerrada. Fue una afirmación absolutamente sorprendente. Después matizó un poco y dijo que podía seguir la investigación porque había que ir hacia el último beneficiario del dinero. Pero no hemos sabido más nada.

”Por el caso Odebrecht no hay miembros del oficialista Partido Panameñista investigados, a pesar de lo de Jaime Lasso y de la confesión de Carlos Duboy. ¿Qué piensa de eso?

Lo que pasa es que hay una diferencia, y esto es importante explicarlo sin que se piense que se está defendiendo al Partido Panameñista. Hay una diferencia entre recibir donaciones de una empresa, porque eso lo hacía todo el mundo. Odebrecht patrocinó libros, a la Iglesia, a todo el mundo. El problema es la mentira. Primero nos dijeron que no habían recibido donaciones de Odebrecht. El segundo problema es el tema del intermediario. ¿Por qué la donación de Odebrecht tiene que ir a través de una empresa del señor Duboy?, ¿por qué tiene que ir a través de Lasso? Ahora el Ministerio Público tiene que determinar si ese dinero viene de la famosa caja dos [coimas], porque entonces sería lavado de dinero. Eso está en el ámbito de lo que no se sabe.

¿Qué puede decir de los periodistas que aceptaron viajes de Odebrecht?

Odebrecht tenía una maquinaria muy montada para comprar a los gobiernos y a la opinión pública. Invitó a periodistas, patrocinó restauración de iglesias, patrocinó libros, concursos, llenó a los medios de publicidad. Tenemos que recordar que fue La Prensa la que hizo los primeros cuestionamientos con la cinta costera uno. El señor Benjamín Colamarco se negaba a dar información, y no sabemos qué pasó en los años del gobierno de Martín Torrijos. ¿Odebrecht cambió su metrología de trabajo en esos años? No lo creo.

¿Cómo evalúa el trabajo de la procuradora Kenia Porcell?

Cuando hablé de Odebrecht y de cómo nos enteramos a través de EU, contesté un poco esa pregunta. Ella no hizo nada hasta que se supo lo de EU, y todavía hay muchas interrogantes, como el caso de las fundaciones de Jaime Lasso y el señor [Carlos] Duboy. No tengo pruebas para decir que ella es cómplice o que esta encubriendo, pero es muy sospechosa su actuación.

¿Qué piensa de Ana Lucrecia Tovar y Zuleyka Moore, las dos mujeres que escogió el presidente Juan Carlos Varela para magistradas de la Corte?

Independiente de las cualidades profesionales de ambas, es evidente que el Gabinete eligió a dos personas que han mantenido o mantienen vinculación con el Ejecutivo por un lado, y el Ministerio Público por el otro. Justo para evitar eso, el Pacto de Estado por la Justicia estableció un mecanismo participativo para analizar a los candidatos. Lamento que se haya dejado de lado ese procedimiento. Son momentos críticos de la justicia panameña. De la justicia y de la democracia. Ese es el enorme reto que tienen las designadas.

¿Cómo debe ser el papel de la Asamblea para el proceso de su ratificación?

La Asamblea debería hacer un análisis minucioso de las características de las candidatas. Digamos que la historia no nos permite ser muy optimistas, pero eso podría cambiar. Ojalá hagan un escrutinio, no solo político, sino pensando en la justicia del país.

¿Cuál es su mirada del trabajo que se hace en el Órgano Judicial?

La justicia está quebrada hace mucho tiempo. En este momento hay una crisis y el señor magistrado presidente de la Corte [José Ayú Prado] está recibiendo algunos de los tantos honores que siempre recibe en el extranjero. Ahora mismo está en España. Se saltó la audiencia de Ricardo Martinelli [indultos]. Bueno, para él hay prioridades. Por eso, a pesar de que tres o cuatro nuevos magistrados no pueden cambiar todo, el sistema podría empezar a apuntalar esa pata rota de la mesa de la democracia.

Cuando hablamos de los magistrados y los asuntos de corrupción y las donaciones para campañas electorales no está en juego el Partido Panameñista o Cambio Democrático... Está en juego la democracia.

¿Y el vínculo clase empresarial-corrupción?

Es lo mismo. Todos ven la corrupción allá, donde no me afecta a mí. Quieren que exista justicia [...] allá donde no me afecta a mí. Cuando un proceso toca a un primo, a un pariente, a un compadre, tampoco me gusta. Es persecución política y hay que respetar la presunción de inocencia. Pero es que las garantías procesales que surgieron en el mundo del derecho se han convertido en canales de impunidad y eso no lo podemos permitir.

¿Está bien que las empresas contratistas del Estado donen a campañas políticas?

Tengo una posición radical al respecto: pienso que la política debería de financiarse solo con dinero público. Pero eso no es lo que existe en la norma, pero el proceso de control de eso [...] entiendo el trabajo enorme del Tribunal Electoral y no sé si van a tener capacidad de darle seguimiento. Es un enorme reto. Los ciudadanos tenemos que estar vigilantes y poner las denuncias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

Corte interamericana de derechos humanos Opinión sobre derechos LGBT es vinculante para Panamá

La Corte IDH concluyó que no encontró motivos para no reconocer el vínculo familiar entre las parejas del mismo sexo.
Tomado de Internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Ene 2018

Primer premio

2 1 1 8

AADA

Serie: 21 Folio: 9

2o premio

0484

3er premio

7571

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código