ARTE. UNA OBRA PARA LA HISTORIA.

El libro para perder el tiempo

Los bonos del Canal recuperan algo de su valor comercial. Un catálogo los utiliza de marco de cientos de ilustraciones.

Tal vez porque el galerista Carlos Weil es un hombre de 61 años con manías de adolescente; o porque su cabeza calva y sus manos de capullo próximo a estallar no logran disimular su espíritu provocador; o porque la vida no es más que otro modo de vacilar al destino, es que se atrevió a elaborar un libro que define como “perfecto para perder el tiempo”.

El libro se llama Catálogo Weil Art, y es ideal para dejar pasar las horas de cualquier día de la semana, sentarse en una mecedora y tomarse un café o un vino, preferiblemente sin ninguna compañía. Y ese placer solitario, como tantos placeres individuales, debe propiciar en quien tiene la obra en sus manos la sensación de confusión, primero; sorpresa, después; fascinación antes de terminar de recorrer sus ciento cincuenta y tantas páginas, y alivio al final, en el momento de cerrar la obra, devolverla a su sitio y beber el último sorbo.

Y luego, esa persona experimentará una vergüenza que la hará sonreír, con la misma sonrisa que genera la descalificación de los demás –¿de qué se reirá ese loco?, se preguntarán ellos–, porque se entera de haber gastado 30 minutos en un volumen que salvo en los títulos de las ilustraciones no contiene más palabras.

La obra es un catálogo de bonos, mapas e ilustraciones de la época de la construcción de la vía interoceánica, que incluye ilustraciones de más de 300 artistas panameños y del mundo, excepto de África y Oceanía. “El volumen parte del hecho de que para entrar en la historia del Canal de Panamá se debe haber pasado por el Canal de Panamá”, explica Weil.

La plataforma filosófica del catálogo consiste en devolverles el valor perdido a los bonos franceses que debían financiar la construcción del Canal, pero cuya compañía encargada quebró en su intento de unir “lo que la naturaleza separó hace más de 3 millones de años, cuando de las entrañas de la Tierra surgió el istmo y se dividieron los océanos Pacífico y Atlántico”, como dijo Alberto Alemán Zubieta. Los bonos quedaron reducidos a su valor histórico nominal. En la práctica, nadie pagaba un centavo por ellos.

Un siglo y unos años más tarde, Weil retoma esos bonos del olvido y los revitaliza con una obra de ilustraciones hechas por artistas sobre personajes vinculados al Canal de manera directa o por interpuesta persona. También trae objetos relacionados con el país. Los bonos hacen las veces de marco de las pinturas.

En la obra se hallan el máximo futbolista, Pelé, y el mayor atleta de Centroamérica, Irving Saladino. Están el presidente de Estados Unidos más admirado por los románticos de la política, John F. Kennedy, y la mujer que en sus piernas envolviera al Presidente y a su hermano Robert: Marilyn Monroe.

Se encuentra el sombrero pintao, usado a la pedrá en el interior del país, y el sombrero de copa tantas veces lucido por Charlot –también incluido en la obra–.

Obama junto a Kennedy

“A su manera, este libro es muchos libros”, dice Julio Cortázar en su Tablero de dirección o guía explicativa de la novela Rayuela, antes de iniciar el primer capítulo.

El Catálogo Weil Art viene a ser una especie de Rayuela, pero con imágenes que se miran en el orden dispuesto por la voluntad soberana de quien lo tiene en sus manos. Se divide en seis capítulos: bonos corporativos, deportivos, políticos, de música, de besos, y de presidentes del mundo.

Barack Obama es uno de los mandatarios contenidos en el catálogo. En la pintura, Obama sale junto a su inspirador político, John F. Kennedy. Fue hecha en acrílico por el pintor panameño Pascual Rudas: “Disfruté mucho pintando mi bono, cuyo original ya lo tiene el presidente Obama. Dicen que lo recibió con sorpresa”.

“El arte lo puede todo, y puede fusionar extremos opuestos. Nadie impide que el mundo financiero resumido en bonos y títulos se ligue con las artes”, señala Weil.

Y tampoco nadie podrá evitar que el Catálogo Weil Art sea el instrumento ideal de las personas que quieran perder el tiempo (o disfrutar el tiempo, según el cristal con el que se mire) en la tarea de explorar a través de imágenes artísticas un tramo indeleble de la historia de Panamá. Para eso lo concibió Carlos Weil.

Obtener los bonos y el libro

Los bonos del Catálogo Weil Art se pueden adquirir en originales o en reproducciones. El precio de los títulos originales varía según el artista que pintó la ilustración. El costo empieza en 250 dólares.

Respecto a los bonos contenidos en el catálogo, un comité de Weil Art decide cuáles se reproducirán en serigrafías de tela (cambas) o de papel.

Después, el cuerpo consultor solicita la autorización del autor de la ilustración. El valor pagado significará un ingreso adicional para el artista, y por obvias razones para la galería. Su costo empieza en 100 dólares.

El precio del catálogo está por definirse.

Otros artistas panameños que también aportaron su trabajo al Catálogo Weil Art son Diego Pérez, Amalia Tapia, Alegre Saporta y Omar Llamas. Otros libros que vienen del ocio creativo de Weil abarcan los temas de sillas, bancos y mesas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código