debate de aspirantes a la vicepresidencia

El mano a mano de los compañeros de fórmula

Seis de los siete candidatos a vicepresidente expusieron ayer su visión del país. No faltaron los estribillos de campaña y los discursos de siempre.

El debate de los vicepresidentes: sin novedad en el frente

Temas:

Jorge Arango, José Gabriel Carrizo, Guillermo Márquez, Nilda Quijano, Maribel Gordón, Mario Boyd Galindo. Jorge Arango, José Gabriel Carrizo, Guillermo Márquez, Nilda Quijano, Maribel Gordón, Mario Boyd Galindo.
Jorge Arango, José Gabriel Carrizo, Guillermo Márquez, Nilda Quijano, Maribel Gordón, Mario Boyd Galindo. Archivo

El rol del vicepresidente, sus aportes a un gobierno, la relevancia del puesto y la visión del poder, ocuparon la primera parte del debate de los compañeros de fórmula de los candidatos presidenciales.

La mayoría de los candidatos repitió estribillos de campaña, y recitó las funciones que según la Constitución le competen a un vicepresidente.

José Gabriel Carrizo, mancuerna de Laurentino Nito Cortizo, candidato presidencial del Partido Revolucionario Democrático (PRD), y del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista, en esa primera parte mencionó la frase “buen gobierno”, que ha distinguido a su campaña, al menos cuatro veces. También habló de “transformar el país”, y de “política con propósito”.

Jorge Arango, la fórmula de la independiente Ana Matilde Gómez, se comprometió a no ocupar ningún puesto en el gobierno, pero adelantó que iba a asesorar en salud, educación y agro, donde, añadió, tiene gran experiencia.

Guillermo Márquez Amado, el ‘vice’ de Ricardo Lombana, hizo hincapié en que “el trabajo en equipo es indispensable”; mientras que Nilda Quijano, compañera de fórmula del abanderado del Partido Panameñista, José Isabel Blandón, manifestó estar dispuesta a acompañar al presidente en cualquier área en la que se le necesite.

Maribel Gordón, quien acompaña a Saúl Méndez, del Frente Amplio por la Democracia, cuestionó el sistema y manifestó estar dispuesta a servir donde “Saúl” la necesite.

Mario Boyd, el compañero de Marco Ameglio, contó que entre sus tareas estaba la de presidir la mesa a la concertación para impulsar cambios a través de una constituyente. También aprovechó para mencionar en muchas oportunidades la “revolución independiente” liderada por Ameglio, uno de sus pregones de campaña.

En la segunda parte, los dardos le cayeron a Carrizo. Arango le preguntó sobre cómo hacer para sacar adelante al país sin la influencias de los partidos. Márquez Amado le recordó el papel que tienen los diputados en su agrupación política, la poca rendición de cuentas que estos han tenido, y el hecho de que no han publicado sus planillas.

Boyd le puso la cereza al pastel cuando le preguntó sobre cómo van a imponerse y sobrevivir a la influencia de los diputados de su partido, que ayudaron para que Cortizo y él fueran electos.

Carrizo rehuyó a las preguntas asociadas a los diputados de su partido.

La educación sexual fue otro de los temas que gravitó. Quijano, quien en este debate evitó mencionar a Dios como lo ha hecho en la mayoría de sus intervenciones públicas, contestó que está de acuerdo con que la educación sexual se dé en las aulas, pero que los padres de familia tienen un rol importante que jugar. Gordón le lanzó una indirecta. Planteó que los panameñistas han estado en el gobierno y no han llevado adelante este proyecto. Aprovechó varios momentos para recordar que sus contrincantes ya habían sido parte de los distintos gobiernos.

El embarazo de las adolescentes también se discutió.

Carrizo recordó que Cortizo prometió crear un Ministerio de la Mujer para dictar políticas a favor de estas. Pero Quijano le contestó que ya hubo un Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia, que no obtuvo resultados.

Todos se mostraron a favor de cambiar la Constitución, pero no profundizaron en el método. Carrizo repitió lo que ha dicho Cortizo sobre el asunto: de manera parcial, y por medio de reformas constitucionales para no afectar la economía. Quijano le ripostó que “una constituyente no desacelera la economía”. Arango, por su lado, reiteró la promesa de una constituyente originaria.

Los independientes Arango y Márquez Amado de vez en cuando se daban un espaldarazo.

Ocurrió, por ejemplo, cuando el primero prometió un gabinete anticorrupción, una reforma a la ley de contrataciones públicas e inhabilitará a las empresas corruptas. “Enhorabuena, Jorge. Nosotros también estamos de acuerdo con estas reformas”, le contestó Márquez Amado.

Cuando se mencionó el tema de los números del programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social (CSS), todos plantearon el manido discurso: “se necesitan los estados financieros” para saber qué se hará. Boyd propuso cambiar la Constitución para elevar la CSS a una autoridad como la del Canal de Panamá.

El gran ausente de este debate organizado por Eco Tv y La Estrella de Panamá, fue Luis Casís, compañero de fórmula de Rómulo Roux, el candidato de Cambio Democrático. Sin embargo, las moderadoras cada tanto leían las preguntas que le correspondían.

El debate de los vicepresidentes: sin novedad en el frente

Si Luis Casís hubiese estado presente en el debate de los vicepresidentes, seguramente no habría sido discordante. Habría sido suficiente memorizar unas cinco ideas que hubiese repetido ante cualquier pregunta como lo hizo, por ejemplo, Maribel Gordón (FAD), José Gabriel Carrizo (PRD) o Mario Boyd Galindo, el vice de Marco Ameglio.

Muchas expectativas había por Nilda Quijano (Panameñista), pero el timbre pocas veces la dejó terminar. Perdió tanto que será difícil recuperarse. En contraste, Carrizo parecía estar en un concurso de quién habla más. El resultado fue una larga lista de deseos a Santa Claus, aunque mucho mejor preparado que el resto de sus colegas.

Jorge Arango y Guillermo Márquez Amado, los vice de Ana Matilde Gómez y Ricardo Lombana, respectivamente, se mostraron inseguros, incluso en temas que ellos dominaban. Parecía que participaban en política por primera vez.

Luis Casís, el ausente, tuvo oportunidad de hablar, antes del debate, prometiendo que estará en las calles haciendo lo que hacía como periodista. Si esto es así, ni Casís ni Carrizo parecen haber leído la Constitución, pues prometieron cosas que la carta magna no les permite, como garantizar que se cumplan las promesas de campaña.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

24 Mar 2019

Primer premio

2 0 5 4

DCAB

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

0409

3er premio

9112

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código