COMERCIO. Una FORMA DIFERENTE DE GANARSE LA VIDA.

Se marchita la venta de flores en los semáforos

La inseguridad, la venta de artículos más rentables y el irrespeto de algunos vendedores han empezado a afectar lo que antes era un próspero negocio.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203akR4jJ.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203akR4jJ.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203akR4jJ.jpg

Faltan solo cinco segundos para que la luz del semáforo cambie al rojo. Esto lo sabe Jairo y por eso ya tiene en sus manos una jarra de plástico repleta de rosas listas para la venta.

Con la mano izquierda Jairo sostiene las rosas y con la derecha va rociándolas con agua para mantener los pétalos frescos y protegidos de los implacables rayos del sol.

“Buenos días. ¿Le regala una rosa a su esposa o a su novia?”, les preguntó a unos jóvenes que van en un automóvil blanco, quienes al escuchar la propuesta sonríen . “No ombe, brother. Esa es mi hermana”, contestó el conductor. Jairo, apenado, continuó su camino. En ese instante, desde un vehículo gris empiezan a sonar la bocina y por la ventana una chica le hace señas para que se acerque. Es Andrea, que todas las mañanas le compra rosas para adornar su oficina.

Así transcurre un día de trabajo de Jairo Ríos, quien por más de 18 años se ha dedicado a la venta de flores en los semáforos, un negocio que empieza a marchitarse.

Hace tres años el comercio era próspero, pero la inseguridad, la venta de artículos más rentables y el irrespeto de algunos vendedores han empezado a afectarlo.

A Elizabeth Castillo le tocó vivir este episodio. Sin pretender comprar nada, un día detuvo su carro en un semáforo y un buhonero le ofreció venderle una flor. Ante la negativa de la joven, el vendedor le dijo que se la regalaba. Sorprendida ante este ofrecimiento, la tomó, y segundos después este le exigía que le pagara dos dólares. La luz del semáforo cambió, ella emprendió la marcha y el vendedor de flores empezó a correr detrás de su automóvil mientras le gritaba improperios.

“El éxito de este negocio es el respeto a los clientes”, afirma Jairo, quien vende flores en uno de los semáforos ubicados en la vía Ricardo J. Alfaro.

Sin embargo, reconoce que las ventas también han mermado por la inseguridad en las calles. Los clientes piensan dos veces antes de bajar la ventana de su carro, y la precaución es aún mayor en horas de la noche, comenta.

La empresaria Rebeca Perelis coincide en que la inseguridad en las calles empieza a marchitar la actividad, pero también asegura que muchos de los vendedores de flores han encontrado trabajos más rentables.

En Panamá todo es moda. El mercadeo de las flores en las calles empezó hace ocho años con los distribuidores de este producto, pero ahora los buhoneros prefieren vender artículos que les dejen más rentabilidad, como discos compactos y accesorios para celulares, dijo Perelis, propietaria de la distribuidora de flores Cerro Punta.

Las flores, además de ser bellas por su variedad de colores y fragancias, también son un producto perecedero, lo que obliga a los buhoneros a buscar otras alternativas.

En la vía Ricardo J. Alfaro el semáforo cambió a verde, la fila vehicular comienza a avanzar y Jairo vuelve a la acera a esperar, como siempre, el cambio de luz.

Diciembre impulsa la demanda

A partir de la próxima semana, la venta de flores en los semáforos de la ciudad capital empezará a florecer. Los buhoneros que han abandonado la actividad regresan para las fiestas de fin de año. La celebración del Día de los Difuntos (el 2 de noviembre), Día de la Madre (el 8 de diciembre) y San Valentín (el 14 de febrero) son fechas en las que aumenta la demanda de flores en el país, asegura Javier Carpintero, vendedor de Distribuidora Centroamericana de Flores.

El paquete de 25 rosas se vende al por mayor entre 10 y 12 dólares, dependiendo del largo del tallo, tamaño del botón y época del año. Para el Día de la Madre, los precios oscilan entre 14 y 16 dólares. El precio al consumidor se fija a un dólar cada rosa y la docena en 10 dólares. En Panamá se compran flores nacionales e importadas de países vecinos, como Costa Rica, Colombia y Ecuador.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código